141 detenidos en Indonesia por participar en una «fiesta sexual» gay

  • La policía detiene en mitad de una redada a 141 hombres gais acusados de infringir las ambiguas leyes contra la pornografía del país.
  • Amnistía Internacional y otras ONG exigen a la comunidad internacional que presionen al país y dejen de enviarles ayudas económicas hasta que dejen de perseguir a la comunidad LGTB.

Indonesia se está convirtiendo poco a poco en un territorio tremendamente hostil para la población LGTB. Aunque ser homosexual en ese país no está considerado ilegal (los del «orgullo hetero», que analicen bien esa frase a ver si algo les llama la atención) las detenciones y persecución al colectivo LGTB no hace más que crecer. El único territorio que considera ilegal la homosexualidad es la provincia de Aceh, una zona al norte del país que goza de cierta libertad legislativa en la que desde hace unos años se impuso la Ley Sharia como forma de detener el conflicto entre los separatistas musulmanes y el ejército nacional. Hace un par de semanas en esa región, dos jóvenes fueron detenidos y juzgados por practicar la sodomía y más tarde recibieron 85 latigazos cada uno en mitad de una plaza pública.

El pasado domingo 21 de mayo, 141 hombres fueron detenidos en una sauna del centro de la capital de Indonesia, Jakarta, por participar en una «fiesta sexual» gay. Los asistentes a la fiesta, que se llamaba «The Wild One«, fueron detenidos en una redada llevada a cabo por la policía bajo la ley anti-pornografía del país. Según esa ley, la policía pudo detener a algunos hombres gais que «fueron atrapados desnudándose y masturbándose en el lugar«. Entre los detenidos había un ciudadano británico.

(Foto: Tatan Syuflana)

Josef Benedict, Director Ejecutivo de Campañas de Amnistía Internacional, ha declarado que «estos arrestos suponen más evidencias del creciente ambiente hostil al que se enfrenta la comunidad LGTBI en Indonesia. La situación se ha acrecentado en los últimos años por una serie de declaraciones temerarias, provocadoras e inexactas hechas por oficiales públicos, bajo la excusa de ‘defender la moralidad pública’«.

Aminstía Internacional recuerda que, salvo en la provincia de Aceh, la homosexualidad no es ilegal en el país (siempre que se «realice» de forma privada, consentida y no comercial), pero «las leyes anti pornografía redactadas de forma ambigua se están utilizando de forma deliberada para perseguir a las personas LGTBI, denegándoles el derecho básico a la privacidad y su derecho a participar en relaciones consentidas«. Por eso exigen al gobierno de Indonesia a que retire los «absurdos cargos» contra estos hombres y a que revisen esas leyes: «En lugar de enrocarse en la retórica homófoba, las autoridades deberían centrar sus esfuerzos en crear un espacio seguro e inclusivo para la comunidad LGTB a largo plazo.»

Además del caso de los dos chicos torturados en público hace unos días en Aceh, el mes pasado ocho hombres fueron detenidos en circunstancias similares a las de los 141 detenidos en Jakarta. Esos ocho detenidos participaban en una «fiesta gay» en la segunda ciudad más grande del país, Subayara, y los organizadores de esa fiesta se enfrentan a una pena de 15 años de prisión.

Según un estudio del Williams Institute, en la Escuela de Derecho de la UCLA de California, las políticas LGTBfóbicas le están costando a Indonesia unos doce mil millones de dólares al año como resultado de la discriminación laboral, educativa y sanitaria y también por la violencia «física, psicológica, sexual, económica y cultural« que sufre la población LGTB.

Varias ONGs están exigiendo a Francia que utilice su influencia en el país para luchar por los derechos del colectivo LGTB. Además un senador australiano ha exigido al gobierno que retire las ayudas económicas a Indonesia hasta que protejan a los ciudadanos LGTB y termine su persecución.

Australia ha destinado en los últimos dos años 722,6 millones de dólares australianos a ayudar al país, algo que al senador Derryn Hinch le parece inaceptable: «No puedo apoyar la ayuda extranjera a un país que castiga con latigazos a dos hombres en Aceh por ser gais o encarcela a un antiguo gobernador por blasfemia«, publicó en Twitter.

Fuente | Pink News

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X