8 de cada 10 curas del Vaticano son gais, según un libro

El periodista francés Frédéric Martel entrevistó a más de 1500 curas y ahora publica el libro “Sodoma: Poder y escándalo en el Vaticano”


Frédéric Martel es un periodista y escritor francés que un buen día decidió sentarse a hablar con 1.500 curas del Vaticano para preguntarles qué tal el día, cómo está la familia y oye ¿tú eres gay o no eres gay?

Frédéric Martel

Bueno, en realidad el proceso en el que entrevistó (entre otros) a 41 cardenales, 52 obispos y monseñores (que son como los obispos, pero con honores), 45 embajadores papales, 11 Guardias Suizos y 200 curas y seminaristas; fue bastante más serio (cuatro años de rigurosa investigación). Pero básicamente la gran revelación de todas las entrevistas es que, según las fuentes de Martel, el 80% de los curas en el Vaticano son gais.

Aunque no todos son sexualmente activos.

Ni pasivos. Vamos, que como mucho… un 5 contra 1.

Frédéric Martel, que es abiertamente gay, lleva años denunciando la homofobia de la Iglesia Católica y ya en 2014, cuando publicó el libro “Global Gay: Cómo la revolución gay está cambiando el mundo” declaró que la postura del Vaticano respecto a la homosexualidad era pura hipocresía: “muchos de los que viven en el Vaticano son gais -un fenómeno que también deriva de la imposición del celibato-, así que para compensar muestran un comportamiento homófobo excesivo“.

Ojo con esto porque una cosa es el microuniverso social y religioso que supone el Vaticano y otra muy diferente es asegurar que todos los homófobos son gais reprimidos. Porque eso, queridos niños, también es homofobia.

El convencimiento de Martel de que la homofobia del Vaticano se debe a una mezcla de auto represión y ganas de disimular es lo que le acabó llevando a trabajar en este libro que la editoral Bloomsbury promociona con la frase: “Cuánto más homófobo es el prelado, más probable es que él mismo sea gay“.

Pero venir en pleno 2019 a decirnos algo que todos sabemos ya (porque lo hemos visto en todas las películas españolas de la post-guerra) no es suficiente. A estas alturas lo que queremos son nombres y salseo del bueno, de ése de ser cura del Vaticano y ser dueño de una sauna gay a dos manzanas o enamorarte de un Guardia Suizo. Y parece que en el libro de Martel habrá de todo eso, y más.

En este “impactante relato de la corrupción y la hipocresía en el corazón del Vaticano” (sí, es otra frase de la editorial) se explica, por ejemplo, que el -ya difunto…- Cardenal colombiano Alfonso López Trujillo (un señor al que no le caíamos bien ni los maricones ni las mujeres que follan porque les apetece) no solo era gay sino que tenía por costumbre contratar prostitutos.

No se sabe si por casualidad o no, pero Sodoma: Poder y escándalo en el Vaticano sale a la venta (en 20 países y 8 idiomas -en España lo edita Roca Editorial el 14 de marzo) justo cuando 100 obispos se reúnen en el Vaticano para debatir sobre toda la mierda que está saliendo sobre los abusos contra menores. Y aunque algunos medios han mostrado su preocupación por que el libro se use como excusa para relacionar la homosexualidad con la pederastia, la editorial lo defiende asegurando que la obra de Martel lo que hace es describir la “cultura de secretismo que comienza en los seminarios y llega hasta lo más alto, lo que explica por qué resulta tan difícil denunciar los abusos sexuales cometidos por clérigos católicos.

Te in-Teresa
El gobernador de Carolina del Norte se queda sin amigos

Habrá que echarle un vistazo al libro, porque tal y como señalan en Il Giornale, se trata de la teoría más “chocante” sobre el Vaticano: “Es la comunidad gay más grande del mundo.

No, si va a resultar que sí que tenemos un país gay, y nosotros aquí haciendo el bobo.

Hazte socio del Club Hazte Queer, llévate cosas exclusivas y colabora para que la web siga adelante.

A DESPELLEJARSE: