A Frank de la Jungla no le gustan las mariconas

Por si no sabéis quién es (que tampoco pasa nada) Frank Cuesta es el chico éste que se dedica a enseñar animales asquerosos en Cuatro. Es así, y punto. Mucha naturaleza y mucho drama pero todo lo que salen ahí son bichos muy feos.

El otro día Frank se peleó en twitter con Pedro García Aguado, el de Hermano Mayor. Lo podéis leer con todo lujo de detalles en Vertele, pero para resumir, la cosa fue que Pedro García le dijo a un fan que Hermano Mayor empezaría «cuando Frank de la Jungla deje de hacer el tonto, jajaja!«. Que sólo con que veas un programa queda claro que es lo que hace, porque eso es como JackAss versión Faunia. Y a Frank, que no entendió la broma, le faltó tiempo para poner un tweet (y que lo leyeran todos sus seguidores, claro) quejándose de tremenda falta de respeto y profesionalidad y pidiendo a la cadena que tomara medidas ¡por que ya está bien, hombre!

Aguado se disculpó y le explicó claramente que era una broma sin mala intención, que no tiene problema alguno con Frank, e incluso le dijo que era un tío muy guay. Pero a Frank ya le importaba todo una mierda y se metió en una espiral que llevó a que los fans de Frank se pusieran pesaditos con Aguado.

Algo que, lo vemos venir, nos va a pasar a nosotros también. Pero nos suda la polla.

El caso es que nuestro amigo (y vecino) @Kortvex se hace eco en el siguiente vídeo de dicha trifulca y al amigo Frank no le ha sentado nada bien.

Nosotros no terminamos de ver dónde está la manipulación en este vídeo porque, al fin y al cabo, ha contado lo mismo que cuenta la noticia de Vertele, pero mucho más resumido y con algo de humor. Es lo malo que tiene twitter, que es público y se puede ver claramente lo que ha pasado. Pues nada, que a Frank tampoco le ha gustado este vídeo y a él valor para plantarse delante de una serpiente que escupe veneno y no baja la tapa del lavabo no le falta; pero el sentido del humor le escasea un montón.

Y, siguiendo la estrategia que ya siguió con Aguado, ha lanzado este tweet:

 

 Y el siguiente «twitter» era éste:

 

 La cosa se pone interesante cuando un fan le contesta a Frank con esta maravilla:

 

Asco
«Eeeeeewwwwwww….»

Y oye, que Frank puede ser muchas cosas pero homófobo no:

 

Nosotros hemos analizado el vídeo de @Kortvex y no encontramos los 11 insultos. A no ser que llamarle Tamara, Ámbar, Yurena, Tamara-la-mala (Korvext, por cierto, que sea la última vez que te oímos referirte a Yurena con ese nombre o te desheredamos) lo considere una ofensa (para nosotros sería todo un honor).

Respirábamos tranquilos pensando que bueno, que a Frank no le sobra sentido del humor pero al menos pues eso, no seguía la conversación por la vertiente homófoba y tan elegante que ese seguidor quería. Pero…

¡Claro que sí Frank! Eso es elegancia. ¿Que alguien te critica por una trifulca en la que te metiste tú solito y en la que sacaste las cosas de quicio? Pues tú te despachas a gusto contra las «mariconas», aunque no venga a cuento. Porque según tu planteamiento si eres «homosexual» no puedes criticar ni tener pluma, que entonces pasas a ser una maricona barata y si alguien te insulta ¡es culpa tuya por maricona!

REALLY?
Really?

Frank ha publicado una nota en Facebook que no tiene desperdicio en la que intenta explicar el tweet y en la que no le vamos a negar la razón en algunas cosas. Pero es que partes de un error de base, Frank: has sido tú el que ha utilizado la orientación sexual de Kortvex para atacarle.

Evidentemente a la nota en Facebook y a los tweets no le faltan palmeros. Pero es que publicar algo así en un lugar en el que los que te leen son fans es muy fácil. Esa misma carta la publicas en la Shangay y te caen palos por todas partes. Porque no se pueden decir cosas como ésta:

«Supongo que saldrá algún gilipollas diciendo que me meto con los homosexuales… pero también espero que alguien con cerebro sepa entender que esto es un ataque directo a TANTA maricona que se escuda en su homosexualidad para quedar impune de las tonterías que dice o hace.«

Yo, al menos, no he visto a Kortvex (ni a nadie) escudarse en su homosexualidad para decir o hacer las cosas que dice o hace. Recuerda: ese concepto lo has puesto tú encima de la mesa.

Una hostia de Chuck Norris
ZASCA!

La intolerancia, querido Frank, no surge porque alguien tenga más o menos pluma. Ni siquiera porque alguien con más o menos pluma te critique (si se puede llamar «criticar» a lo de Kortvex) en un vídeo en Internet. La intolerancia que tanto parece preocuparte surge de comentarios como el que has hecho tú; en el que separas a los «homosexuales» de las «mariconas»; y de tácticas tan zafias como usar la orientación sexual de una persona como arma arrojadiza. Como si por el hecho de ser «maricona» alguien se mereciera menos respeto. Y no, no nos sirve la excusa de que no es lo mismo una «maricona» que un «maricón» o un «homosexual», porque según tú «maricona» hace referencia a la maldad de una persona y no a su orientación sexual. Si ése era el mensaje que querías mandar, haberte quedado con lo de «Gilipollas». Que es una palabra que te encanta.

Una maricona es una maricona y un imbécil es un imbécil. Y al imbécil que ha dicho lo de «es maricón, qué esperas» esa diferencia semántica que te has sacado de la manga le va a dar bastante igual a la hora de descalificar a alguien por su orientación sexual.

A ver cuándo nos entra en la cabeza que ESE TIPO DE COMENTARIOS, por mucho que hayas crecido entre homosexuales TAMBIÉN ES HOMOFOBIA.

Los hobbits aplauden
Aplós pa’ mí

Ojo, que yo estoy convencido de que no lo eres. Pero uno puede no ser homófobo y aún así hacer comentarios que sí lo son, que es lo que te ha pasado. (Aunque seguramente ni te des cuenta ni te la quieras dar).

Frank ha explicado en twitter que vio a su hermano homosexual luchar por sus derechos hasta que murió. Lo cual me parece loable por parte del hermano. Pero nos escama que habiendo crecido «entre homosexuales» y habiendo tenido un hermano gay Frank se lance con tanta felicidad a rajar sobre las «mariconas baratas» y a generalizar sobre el colectivo sólo porque, recordemos, un blogger (que él ha decidido que es gay, que ésa es otra) le ha criticado en un vídeo de internet.

Miedo nos da lo que puede pasar si una maricona-barata pisa a una serpiente. Lo mismo nos extermina a todos, por si acaso.

Al final no nos ha quedado muy claro qué diferencia hay entre una maricona barata y un homosexual. Suponemos que es Frank el que decide quién se merece respeto por su orientación sexual y quién no. Por suerte Frank está de acuerdo con nosotros en esto:

«No voy a decir la típica gilipollez de “tengo muchos amigos homosexuales” porque ESO sí que me parece un insulto de distinción«

Lástima que, aunque no te lo parezca, es justo lo que has hecho. Probablemente no era tu intención, pero tu discurso ha sido el siguiente:

  • Este tío que me critica es gilipollas. Y aunque no pinte nada en la conversación, es que encima es una maricona. No tengo nada en contra de los homosexuales porque crecí entre homosexuales, pero sí tengo algo en contra de las mariconas y por eso aprovecho para insultarle por ahí.

Con lo fácil que habría sido que Frank dejara sus disertaciones sobre el colectivo homosexual para otro momento. O para nunca.

Me da igual
¡Nos daba igual!

Siento decírtelo Frank. A mí tu programa no me parece una mierda ni me parece lo mejor del mundo. No lo veo porque no me interesa. Pero cuando te metes en camisas de once varas pasa que, queriendo o sin querer, acabas ofendiendo a quien no debes. Y a mí, como homosexual, gay, maricona barata o lo que quieras llamarme, me has ofendido.

 

 

Deseo concedido.

Magia

¿Nos echas una mano?

En HazteQueer.com llevamos casi 8 años hablando de la actualidad y la cultura LGTB+ como nos da la gana y para poder seguir haciéndolo necesitamos tu ayuda. Hazte mecenas en nuestro PATREON y colabora para que podamos seguir dando caña como siempre lo hemos hecho.

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X