Acusan al Orgullo de Auckland de financiar un festival de fisting con dinero público

  • A los contribuyentes de Auckland, Nueva Zelanda, no acaba de convencerles que la Oficina de Turismo subvencione (entre otras cosas) un festival de fisting que se celebrará durante el PRIDE de la ciudad.

Si hay una cosa que nos fascina en esta web es empezar artículos diciendo “si hay una cosa que nos fascina“. Lo que lleva a un escenario inevitable en el que todo nos fascina. Y así nos va.

Pero si hay una cosa que nos fascina es lo de la financiación de los Orgullos. Ya sea en Madrid, en Barcelona, en Pamplona (¿en Pamplona hay orgullo? ¿y surferos?) o en Auckland, Nueva Zelanda.

El Pride de Auckland se celebra del 2 al 18 de febrero (recuerda que ahí abajo ahora mismo están bocabajo en pleno verano) y se acaba de liar muy parda porque en el programa de actividades aparece el KIWIFIST, a.k.a. “la fiesta de juegos anales más grande de Nueva Zelanda“.

A nosotros un juego anal… sí, nos fascina. Pero claro, que metan algo así en la programación de un PRIDE ha levantado muchas suspicacias. No porque a la gente le parezca mal que dilates tu ano hasta poder meterte un tren de dos pisos sino porque temen que se esté financiando con dinero público.

Y pagarte el fisting con impuestos pues no es plan.

El problema está, básicamente, en que en la newsletter y en la web en la que se anuncia el evento (junto a otro llamado “Pig” o uno llamado “Random Shagger”) aparezca el logo de la Oficina de Turismo de Auckland, la ATEED.

Jo Holmes, portavoz de la organización Ratepayers’ Alliance Auckland (que vela por el buen uso del dinero público, como el PP) ha explicado que aunque el PRIDE no le supone ningún problema “siendo parte de la comunidad gay me preocupa personalmente el camino que está tomando el Pride con estos eventos; y como portavoz de Ratepayers no encuentro justificación alguna para que la ATEED patrocine un evento como el KIWIFIST“. La propia organización en un comunicado asegura que no creen que los contribuyentes “deban pagar fiestas sexuales, independientemente de la orientación sexual de los involucrados.

Te in-Teresa
"No siento ser gay" La respuesta de Cole Ledford a su asaltante

Pero desde la ATEED han explicado que los 40.000 dólares australianos con los que subvencionan al PRIDE van únicamente a la organización de la manifestación y no al resto de eventos, actos y fiestas incluidos en el programa. De hecho la KIWIFEST anuncia en su página que se trata de una fiesta de más de cinco horas por la que se cobran 30 dólares de entrada e invitan a todos los hombres gais y bisexuales a jugar con sus anos “a lo grande“.

Para evitar estos sustos los organizadores del PRIDE han retirado el logo de la ATEED de todas las páginas y newsletters del Orgullo y ahora únicamente aparece en relación a la manifestación.

Fuente | Pink News

Hazte socio del Club Hazte Queer, llévate cosas exclusivas y colabora para que la web siga adelante.

A DESPELLEJARSE: