Adam Rippon: «Me importa una mierda lo que piensen de mi arnés»

  • El outfit de Adam Rippon en la gala de los Oscar ha dado mucho que hablar, pero al deportista le importa bastante poco que a alguno no le gustara.


Si hubo alguien que llamó la atención en la última entrega de los Oscar ése fue sin duda Adam Rippon que, como a estas alturas sabrás, acudió vestido con un estupendo arnés Jeremy Scott para Moschino. Algo que el propio Adam definió como «muy leather«.

Having a leather moment at #oscars2018

A post shared by Adam Rippon (@adaripp) on

El look no pasó desapercibido y, como todo en twitter, enseguida salieron admiradores y detractores. Ahora Adam ha dejado bien claro lo que piensa de aquellos que le critican por ir así vestido:

«Creo que la moda trata sobre expresarse uno mismo y yo escogí llevar lo que llevaba porque me sentía guapo de cojones. Todo el mundo debería asumir riesgo, ser valiente y no importarle una mierda. Es muy divertido. Muchas gracias a mi equipo por vestirme así y hacerme sentir un cabrón muy sexy».

Más claro agua.

mari-carmen-qqccmh-claro

Y es que Rippon no tiene pelos en la lengua, como cuando se autoproclamó «icono» en una entrevista con el Washington Post. Vamos, que podría ser la Mónica Naranjo estadounidense.

Te in-Teresa
Ruth Lorenzo se hace un Rosa Benito y se ingresa en un hospital

Monica naranjo shandy tumblr

¿Que no? Pues mira este tweet:

«Me han preguntado en una entrevista cómo es ser un atleta gay. He dicho que es exactamente igual que un atleta heterosexual. Un montón de trabajo duro pero con las cejas mejor hechas».

Pero sin duda lo mejor fue cuando le dio plantón al homófobo vicepresidente Mike Pence, con quien Rippon se negó a reunirse durante los Juegos Olímpicos de Pieonchang: «Personalmente no tengo nada que decirle a Mike Pence. Si me dan la oportunidad de hablar después de las Olimpiadas, prefería hacerlo con la gente cuyas vidas han sido dañadas por la legislación que él ha llevado a cabo«. Posteriormente, The Hill tituló una entrevista con Rippon así: «No quiero que mi experiencia olímpica se base en Mike Pence», una actitud que terminó hartando hasta al mismísimo hijo de Trump que le contestó:

«¿En serio? Entonces a lo mejor no deberías haberte psado las últimas semanas hablando de él [Mike Pence]. Porque a él no le he escuchado mencionarte ni una sola vez…»

Y luego pone tweets como éste con el que nos dan ganas de quererle mucho:

«Los gais quieren a sus madres». Mi madre.

Te in-Teresa
El Pentágono paga la cirugía de afirmación de género a una militar a pesar de Trump

¿Qué haces que no sigues a Adam en twitter?

Hazte socio del Club Hazte Queer, llévate cosas exclusivas y colabora para que la web siga adelante.

A DESPELLEJARSE: