Canción a canción: ‘ANTI’ de Rihanna

Me voy a estrenar en esto de analizar, criticar y opinar sobre un disco sin ser yo un crítico musical. Soy fan (que no talifan) de Rihanna, lo reconozco, pero prometo ser lo más imparcial, neutral y objetivo que pueda. ¡Va! Voy a escribir lo que me dé la gana, os parezca bien o no. Respetadme. Al lío.

Rihanna llevaba mareándonos desde que en noviembre se anunciara el ANTI World Tour (incluso desde antes); gira de un disco que no conocíamos, que no sabíamos cuando iba a salir ni qué canciones iba a incluir. Desde entonces: rumores constantes semanalmente de que el disco estaba al caer. Y cada viernes la misma historia: nada. Pero cuando el pasado lunes ella misma tuiteaba esto de aquí abajo, sabíamos que estaba al caer. Tan al caer como que se filtró en Tidal antes de hora.

De esta manera tan abrupta ha llegado ANTI, un disco que [aviso] no es nada que la mayoría de público estaba esperando pero que los fans querrán, amarán y entenderán, como buenos fans que son.

1. Consideration feat. SZA

Rihanna ha tenido intros muy potentes, véase Umbrella (Good Girl Gone Bad, 2007), S&M (Loud, 2010) y mi preferida; Phresh Out the Runway (Unapologetic, 2012). Como carta de presentación para ANTI, ha apostado por una colaboración con quién coño es SZA en la que ambas compaginan sus voces en un tema con rollazo caribeño y de negras chungas. Reclaman que ellas, mujeres poco respetadas, hacen las cosas como quieren aunque los demás no lo aprueben. Rihanna modula su voz hasta con tres entonaciones distintas en un tema que se queda corto (y esto será una tónica a lo largo del disco) y que podrían haber estirado un poco más. Apoteósico el «Let me cover your shit in glitterI can make it gold, gold«. Te amo.

NOTA: 7,5

2. James Joint

Rihanna cariño, yo te quiero mucho y alabo casi todo lo que haces, pero con cosas como ésta me pones muy difícil defenderte. James Joint es una ¿interlude? ¿una canción a medias? ¿una paja mental? ¿una noche de exceso de porros? metida con calzador demasiado pronto en un disco que aún tiene mucho por decir. Alguien decía ayer por Twitter que la música sonaba a la típica de videojuego, y es cierto: música y voz no casan en un tema totalmente prescindible.

NOTA: 4

anti-rihanna-review-critica-cancion-a-cancion

3. Kiss It Better

Ays, querida Natalia Kills como se nota que has metido mano en este tema. De Kiss It Better ya habíamos escuchado algún fragmento hace un tiempo gracias a las redes sociales. La verdad es que no estaba muy entusiasmado con este tema pero escucharlo entero me ha servido para darme cuenta de que lo mejor de la canción no está en el estribillo; las estrofas y el puente son mucho más interesantes y tienen más fuerza que el propio estribillo con ese «Kiss it kiss it better baby» demasiado edulcorado. Eso sí, los acordes de la guitarra son estupendos y le dan un leve toque rockero que cuadra muy bien. No creo que vaya a ser single.

NOTA: 7,5

4. Work feat. Drake

Rihanna y Drake forman un tándem perfecto dentro y fuera del escenario un besi para Chris Brown. A pesar de que What’s My Name? (Loud, 2010) fue un hitazo, nunca me entusiasmó. Así que me tomo esta nueva colaboración como la continuación del genialísimo Take Care (Take Care, 2011). Importante remarcar que Work es el tema más movido del disco, así que no vayáis a asustaros que aún queda mucho por delante. Puede parecer arriesgado escoger un tema así para presentar tu nuevo disco, pero este hecho ya remarca que la de Barbados en este nuevo trabajo ha hecho lo que le ha salido del coño. A mi me ha ido ganado con las escuchas porque, aunque puede llegar a ser repetitiva, se te mete en la cabeza inevitablemente. Work, work, work, work, work, work.

NOTA: 8,5

youtu.be/-zzP29emgpg

5. Desperado

Bienvenidos al Oeste. Al menos es la sensación que te da cuando arranca una de las canciones con una personalidad propia más marcada de todo el disco. Rihanna canta sobre lo complicado que es estar con alguien que está escapando de sí mismo y que vive la vida de forma improvisada. Ese ‘desperado’ del que ella no sabe si mantenerse cerca o alejarse. Original, potente y, de nuevo, con una modulación de la voz por parte de ella de una chica dura y curtida en la vida y en los sentimientos, pero no dolida. Porque ella más que nadie sabe en los fregados que se ha metido. Muy adictiva.

NOTA: 8,5

6. Woo

Agárrate que vienen curvas. ¿Es Woo una continuación natural del Numb que cantaba junto a Eminem en Unapologetic? Una base muy marcada, machacona y sobreproducida presenta a Rihanna con una voz súper metalizada (en exceso en algunos momentos). La de Barbados canta junto al que supuestamente es su pareja, Travis Scott, en un una no-colaboración que evoca lugares de lujuria, vicio y perversión. Muchísima perversión si es Riri la que se encuentra allí. Ella no se corta ni un pelo en recriminarle a él que nadie le va a hacer lo que ella le hace y que nunca encontrará a nadie como ella. Y sí, habla de follar, de drogas y de POLLAS. ¡Con lo que nos gustan a nosotros las pollas! Sublime el momento en el que dice «Tell me that she couldn’t get this dick«. Corrida generalizada.

NOTA: 8

7. Needed Me

Uno de los temazos del disco producido, entre otros, por DJ Mustard (gracias por esos sintetizadores). Por fin Rihanna que crea un tema para las mujeres que se sienten poderosas y que definitivamente se lo dedica a sus fans femeninas, animándolas a no rendirse. Un verdadero himno en el que la ironía no es nada fina y en el que se ríe de los hombres en general y de alguno en particular, de aquellos que la necesitaban para ser alguien y ni siquiera se han dado cuenta de lo que han perdido hasta perderlo. Un nuevo alarde de palabrotas y ataques que harían enrojecer a más de uno. Pero si Rihanna te sentencia una canción diciendo «you needed me, to feel a little more and give a little less» te callas, bajas la cabeza y lo aceptas.

NOTA: 10

anti-rihanna-review-critica-cancion-a-cancion

8. Yeah, I Said It

Cuando estás de fiesta y te ligas al chulazo de turno; ese que parece que es el activo empotrador, ese  que te va a dar lo tuyo y lo de tu prima; ese que te va a poner mirando a Cuenca, a Barbados o a la Luna; ese que, de repente, te dice que se la claves hasta el fondo. Pero con cariño, con pasión y susurrándote al oído. Esa es Rihanna en Yeah, I Said It; te está pidiendo guerra, disfrutar del momento, contra la pared, primero la puntita y luego toda hasta el fondo. ¿Ganas de follar? Siempre, cariño, contigo siempre. Y la canción no sobrepasa los 3 minutos porque sino tendrían que regalar un paquete de kleenex con el disco. Follad malditos pero que no os escuchen vuestras madres con esto de fondo.

NOTA: 7,5

9. Same Ol’ Mistakes

Con la buena racha que llevábamos y llegamos al tema más largo del disco (sobrepasa los 6 minutos) y del que podríamos olvidarnos totalmente. No entiendo cómo ha estado para incluir esto en el disco. Es que ni siquiera parece que sea ella la que canta, sino más bien un coro de voces que susurran en voz alta (por muy contradictoria que suene esta expresión). Lo peor de todo es que esta canción ya existe, se llama New Person Same Old Mistakes de un grupo llamado Tame Impala, publicada en julio de 2015. Los arreglos son mínimos, lo único que cambia es quién canta. Así que no lo podemos llamar plagio, porque hasta la letra es la misma, exactamente la misma. ¿Un tributo? Ays, chica, no entiendo nada.

NOTA: 3

youtu.be/qjWs-lVa8Oc

10. Never Ending

Al escucharla uno piensa en cantos élficos, druidas y música celta. Y claro, cuando descubres que la letra ha sido escrito por la mismísima Dido, las piezas del puzzle empiezan a encajar. No es una canción mala, simplemente a Rihanna no le luce. Le quedaría mejor a otro cualquiera como la propia Dido, Enya, The Corrs o incluso a la insufrible Taylor Puta Swift. Es bonita, simplona, con una melodía interesante y bonitos arreglos. Pero es que no engancha, ni es atractiva ni se te queda grabada en la memoria. Total, ni siquiera va a cantarla en la gira (ya os lo contaré).

NOTA: 6

11. Love On The Brain

¡Paren las rotativas! Me subo a mi escritorio y grito ante toda la redacción como si fuera Àngel Llàcer: «Rihanna tiene que estar en Tu Cara Me Suena 5«. ¿A qué juegas cariño? Jamás me habría imaginado a la de Barbados cantando algo como esto. Imaginaos la típica escena de un final de curso en cualquier instituto americano, esa prom night que tantas veces hemos visto en las películas. Pues en esa prom night sonaría Love On The Brain. Majestuosa, pegadiza, atractiva e imprescindible. Rihanna modula, incluso parece que imita a cualquier otra persona que pudiera estar cantando esta canción. Si es que hay momentos en los que parece Joss Stone. Esto lo debería cantar alguien como Meghan Trainor. Aún así, no tiene una letra fácil de asumir; en ella habla de los abusos que sufrió a manos de Chris Brown. Joder, si es que hasta él tiene una canción llamada Heart Ain’t A Brain (Exclusive, 2007). Por favor, dejemos el pasado en el pasado.

NOTA: 10

12. Higher

Higher es una de las canciones que conocíamos desde hace tiempo ya que la propia Rihanna colgó en Instagram un par de vídeos desgañitándose borracha de whisky. Tenía especialmente ganas de escucharla y juro que me remueve por dentro y casi me hace llorar. Venimos del drama del pasado en Love On The Brain y Rihanna y se abre en canal para cantarnos sobre una simple melodía una letra aún más dura. Y grita, y fuerza la voz, cantando con la garganta, borracha (porque cantaba borracha), pidiendo que no se acabe esa noche y que no se separe de ella. La única lástima es que no haya sido un tema algo más largo para rematarlo, porque sino le doy otro 10. Y que luego me echen en cara que «Rihanna no canta«. Mira maricón, Rihanna canta lo que le sale del coño.

NOTA: 9

13. Close To You

Cerrando la versión estándar de ANTI, Close To You viene a representar el papel de la típica balada bonita que todo disco de Rihanna tiene. Pero es una lástima que no sea algo tan mágico como lo fue Stay (Unapologetic, 2o12) a pesar de que los compositores de este tema ya han trabajado con ella anteriormente. Un R&B a piano en el que la cantante se lamenta por la pérdida de la conexión con su amante. Muy correcta y sentida en la interpretación de la letra, los acordes parecen decir adiós, no sólo a ese amor que se ha quedado atrás, sino al propio disco.

NOTA: 6,5

14. Goodnight Gotham

La que anteriormente conocíamos como Only It For A Night o simplemente A Night fue utilizada en la campaña de Christian Dior ‘Secret Garden’, en la que Rihanna aparecía espectacular y con un rollazo y una actitud que atrapaba la cámara y al espectador. Esta canción, que está basada en un fragmento del Only It For A Night de Florence + The Machinepodría haber sido muy grande si hubieran decidido trabajarla más y no dejarla como un simple estribillo hipnótico que se repite durante escaso minuto y medio. Aún así, la producción de Goodnight Gotham es simplemente acojonante; una melodía que se repite en bucle pero que no pierde ni una pizca de su atractivo.

NOTA: 7,5

youtu.be/rMDjiC4e-No

15. Pose

Nos hemos quedado sin que incluyera el hit supremo que fue Bitch Better Have My Money (con el mejor videoclip de toda su carrera), pero su esencia sigue en ANTI gracias a este penúltimo tema. Producida por un acertado Hit-Boy, Rihanna vuelve a convertirse en la más malota con una canción gamberra con una base muy marcada en la que insulta, desprecia y utiliza su peor lenguaje (puta es lo más cariñoso que dice). Definitivamente, no apta para mentalidades sensibles. Con un toque de finura extremo, vuelve a remarcar quién es la jefa, quién manda y quién no puede destronarla. Y si se tiene que robar pelucas, patear culos y llevarse a quien sea por delante, lo hará. Puta ama.

NOTA: 7

16. Sex With Me

Por si no habíamos tenido suficiente sexo en este disco, Rihanna cierra la deluxe version con un canto a la modestia. Porque según ella, follar con ella es la mejor experiencia que puedes tener en la vida. «Sex with me, so amazing«, pues lo que tú digas bonita. Lo que está claro es que tiene que ser una buena marrana en la cama, eso no lo dudo, pero tampoco era necesario cantar sobre ello en un disco en el que demuestras cierta madurez musical. Así luego no te toman en serio y nuestro esfuerzo para defenderte es aún mayor. ¿Me gusta? No demasiado. ¿Sobra? Pues tampoco tanto, está al final de un disco muy intenso y no siempre lo escucharemos hasta el tema 16.

NOTA: 6

anti-rihanna-review-critica-cancion-a-cancion

CONCLUSIONES

Rihanna demuestra una versatilidad que la coloca entre las mejores artistas (que no cantantes, aunque canta mejor de lo que vosotros decís) de nuestra época. Nunca deja de innovar y siempre nos sorprende con un nuevo giro en su carrera. Nadie se esperaba un Diamonds abriendo Unapologetic después del apoteósico We Found Love con el que abrió Talk That Talk. Nadie esperaba el potente Bitch Better Have My Money después del alternativo FourFiveSeconds. Por lo tanto, nadie esperaba un disco como ANTI, aunque escuchando el primer single con Drake se podía intuir.

Rihanna ha hecho un disco para sus fans. Ha huido de la música más comercial (a la que volverá en el próximo disco, ya veréis) y ha experimentado, publicando el disco que ella ha querido sacar, con los temas que ha querido cantar. Sin explicaciones ni lamentos por si el proyecto no rinde lo suficiente. Se ha expresado con música, con su música.

Por último, Rihanna demuestra lo camaleónica que puede llegar a ser su voz, interpretando todo tipo de registros y adaptando el tono y la actitud al mensaje de la canción. Igual sufre, que grita o se desgañita, como es la más chunga del barrio que no hay quien le tosa. Definitivamente, tiene una voz increíble que le permite transmitir un amplio abanico de emociones y sensaciones. Porque si alguien vive sus canciones es ella. Y los fans, los de verdad, no los que la escuchan en la ducha con el temazo de turno.

ANTI se queda con una nota final de un 7,28. No es su mejor disco, pero es un disco inflexión en su carrera (como lo fue Rated R en 2009) que la hará crecer más y mejor profesionalmente.

anti-rihanna-review-critica-cancion-a-cancion

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X