Multazo al Orgullo Gay de Madrid: Annie Bottle sigue dando por culo

De todos es conocido ya que la alcaldesa Ana Botella, además de ser un poquito bastante inepta, no le tiene especial cariño a las fiestas del Orgullo Gay de su ciudad. Esa ciudad que tanto ama, que deja que se llene de basura durante dos semanas y en la que, por cierto, no vive.

El Ayuntamiento de Madrid acaba de plantarle a los organizadores del Orgullo Gay una multa por valor de, atención, 160.000 euros. ¡La de chapas que hay que hacer para pagar eso, maricón!

Work Bitch!
U wanna pay EL MULTÓN? You better work, bitch!

Resulta que según el Ayuntamiento, los organizadores sobrepasaron en varias ocasiones el límite de decibelios permitido por la ordenanza contra el ruido que la misma Ana Botella aprobó en 2011 y que prohíbe superar los 45 decibelios en áreas residenciales de 23:00 a 7:00 de la mañana; aunque en el caso del Orgullo tenían permitido llegar a los 90 (¡¡Ni uno más!!) de 23:00 a 2:30. Porque todo el mundo sabe lo estridente que puede llegar a ser una buena travesti.

¡Cómo te atreves!
PEEEEEEEERdona?

Si eres católico y estás de fiesta porque viene el Papa tranquilo que la ordenanza entonces no vale pa’ ná.

El botellón de las JMJ
Esto no molesta. Y punto en boca.

No es la primera vez que el Ayuntamiento planta un multón a la organización: en 2011 les cayó uno de 50.000 euros y en 2012 otro de 42.000. Euros, euros, dubidú; si no los quieres, allá tú.

Todo esto te lo explico porque quiero hablarte de mis nuevos mejores amigos: la Asociación de Vecinos de Chueca, que están a la par emocionados por la sanción y decepcionados porque saben que, al final, de esos 160.000 euros se pagará muchísimo menos.

Querida amiga: ¿tú te acuerdas de cómo era Chueca antes de convertirse en el epicentro mariconcil del país? Pues una puta mierda. El escenario de la desolación. Así de claro. Fíjate que hasta en este artículo del ABC (un panfleto que no hace falta que leas) hablan del esplendor que vivió el barrio con la llegada del colectivo LGTB allá a mediados/finales de los 90. Y que eso lo diga el ABC ¡es muy fuerte, cari!

La Pelopony lo flipa, cari
Cari, muy fuerte

Pues así, resumiendo mucho por si no te acuerdas, Chueca en los años 80-principios de los 90 era lo puto peor. Una zona llena de trapicheos de drogas y robos a la que pocos se atrevían a entrar. Un cuarto oscuro con pasos de peatones. A mediados de los 90 la zona se fue convirtiendo en un hervidero mariconcil y el barrio se regeneró de forma notable y acabó convirtiéndose en una zona muy IN en la que mucho pijo-progre quería vivir. Porque eso de vivir en el centro en un barrio tan cosmopolita y divertido era lo puto más.

El mago de Oz
RECREACIÓN: Vecinos comprando el pan durante la época dorada de Chueca

Pero claro, todos estos nuevos vecinos y los vecinos de toda la vida que veían cómo sus pisos se revalorizaban una barbaridad acabaron por darse cuenta de que una zona llena de bares y discotecas no era muy cómodo los fines de semana y claro, llegaron las quejas.

World War Z
RECREACIÓN: Maricones corriendo por Pelayo para entrar en el Delirio

Total, que en 2001 se creó la Asociación de Vecinos de Chueca para intentar recuperar un poco ese esplendor que se estaba empezando a perder; pero no es hasta 2008 que se ponen guerreros y empiezan con las demandas. Justo un año después de que Ana Botella fuera nombrada ConcejalA de Medio Ambiente. Porque el otro medio ya se lo había cargado su marido.

Curiosamente una vez a la Botella le toca el Gordo y se planta como alcaldesa las reclamaciones anti-Orgullo de esta Asociación de Vecinos cobran una importancia brutal. Tanta que incluso parece que el único problema que tiene la capital del reino sea que durante el Orgullo se montan unos botellones en sus calles que son un escándalo. Ni siquiera los botellones durante San Isidro o las fiestas de la Paloma se pueden comparar (o al menos nadie se queja tanto).

En fin, que parece que Anita la Fantástica no tuvo bastante con el mierdón de fiestas del Orgullo que obligó a organizar en 2013, con lo de no querer cortar la Gran Vía para el desfile pero que acabara cortada igualmente porque NO CABÍA NADIE en el centro, con lo de retirar presupuesto a última hora jodiendo el fin de la manifestación y con tantas otras putadas que ha ido plantando sistemáticamente a los organizadores del Orgullo.

Ana Botella
RECREACIÓN: El terror sí tiene forma

Al final se cumplirá nuestra profecía y el World Pride de 2017 se celebrará en el aeródromo de Cuatro Vientos. Tiempo al tiempo. Aunque antes los madrileños podéis hacer algo inteligente y pegarle la patada a esta señora. Pero OJO CUIDAO, que sus compañeros de partido no son mucho más inteligentes simpáticos.

Aunque nos consta que Madrid es una ciudad acogedora, y llena de vida…

Pupi  Poisson te da la güelcomin
AN GÜELCOMIN PIPOL!

 

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X