Cinco razones por las que ver #EUROVISIÓN

5.- El dinero público

Ay… el dinero público.

Qué fácil es para cualquier utilizar la excusa del dinero público para denostar Eurovisión. Lástima, claro está, que al final (aunque os joda) el Festival de Eurovisión sea cultura. Y fíjate, que a lo mejor me equivoco, pero yo creía que las televisiones públicas fueron creadas precisamente para fomentar la cultura. En este caso la musical. No se trata sólo de vendernos como país, se trata también de conocer la música y los artistas que hay en todo nuestro continente.

Y Eurovisión es, además, entretenimiento. Y es un entretenimiento blanco, de ese que tanto gusta a los que tienen Telecinco borrada de su televisor.

Olvídemonos del coste de organización del festival, porque en el hipotético caso de que nos tocara organizarlo la cuantía correría a cargo de patrocinadores privados (como casi todo lo que se emite en televisiones públicas hoy en día). Ir a Eurovisión suele costar unos 400.000 euros; a veces (como en 2017) el coste lo asume íntegramente RTVE y otros años se cuenta con un patrocinador cultural. ¿Pagar 400.000€ por un programa como ése y conseguir una cuota de pantalla del 29,8% y 4.292.000 espectadores? Cualquier televisión nacional mataría por esa relación coste/beneficio.

¿Sabes por cuánto se dice que TVE pujó para tener los derechos de retransmisión de la Champions League? Para qué pregunto, si viendo tus artículos en la web en la que escribes está claro que controlas de fútbol mogollón. Pues aunque el director de TVE lo negó (sin aclarar cuánto cuestan realmente) se llegó a hablar de unos 50 millones de euros.

Shocked

¿Quieres escandalizarte por algo? Escandalízate por eso.

Y deja de usar la excusa del «dinero público» para denostar Eurovisión. Porque, al fin y al cabo, esos 400.000 euros son promoción para este país que tanto amas, para esos artistas que tan poco te gustan (pero que se la merecen, porque forman parte de la cultura de tu país) y son una forma de que conozcamos a los países que nos rodean. Que a ti es algo que no te iría mal, a ver si así dejas de mirarte el ombligo.

Los 50 millones de la Champions van directos a los bolsillos de clubs privados que hacen por tu país y por tu cultura lo mismo que una pancarta en la que se lee «España es guay» en mitad de la Plaza Roja de Moscú: NA-DA. Esos clubs, por cierto, nos cuentan más dinero público ya sea en forma de subvención (equipos con logos de televisiones autonómicas) o en forma de un trato fiscal que les ahorra miles de millones a clubs y futbolistas (al que no defrauda a Hacienda, claro).

Si no quieres ver Eurovisión, no lo veas. Y si quieres verlo, lo ves. Pero no nos vengas ahora de intelectual preocupado por la imagen y las finanzas de su país cuando lo único que haces es posturear criticando algo que, evidentemente, no conoces.

Dedícate al parchís, que seguro que se te da mejor.

Pasa página y sigue leyendo

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

Pasa página y sigue leyendo
X