Condenado a tres meses de cárcel por insultos homófobos al alcalde de Sitges

El acusado pidió disculpas, ha aceptado la condena y se ha ofrecido para trabajar con el Ayuntamiento en la lucha contra la homofobia.


Que octubre de 2017 fue un mes movidito en Catalunya es algo que sabemos todos. Y que en esa época en redes sociales se leyeron auténticas barbaridades, también. Miquel Forns, alcalde de Sitges, denunció el 28 de octubre de 2017 un mensaje recibido en la página de Facebook del Ayuntamiento que le atacaba personalmente por ser homosexual.

El comentario homófobo, como te puedes imaginar (porque aunque aquí nadie es homófobo esos comentarios se leen cada puto día en cualquier lado), es una obra de arte en la que hay hostias para maricones e indepes por igual:

«Señor Miquel, ¿ya sabe cómo acabará su novio Puigdemont? ¿Le llevará usted el tabaco a la celda con los dineros de los sitgetanos? ¿Le dejará su culo para que disfrute sexualmente en un bis a bis en Soto del Real? ¿Sabe qué pienso de todo esto? ¿Que tengo 100mil veces más dinero que usted, más cabeza y neuronas, más ‘seny’ y más valor… y hasta que no le vea prostituyéndose en un bukake y fuera del ayuntamiento no pararé.«

Mucho dinero, cabeza, neuronas, seny… y tres mese de cárcel.

Miquel Gámez, que así se llama el vecino de Sitges que dejó ese precioso comentario (que tiene un Me Gusta y un Me Divierte, por cierto -aunque probablemente el último sea del propio Gámez), ha llegado a un acuerdo con la fiscalía, ha reconocido los hechos y ha aceptado la reducción de pena propuesta por el ministerio público: tres meses de cárcel, multa de 540 euros y un año de inhabilitación en cualquier trabajo educativo, docente, deportivo o de tiempo libre.

Poco después de que el alcalde denunciara el comentario en 2017, tanto en redes como ante la justicia, el propio Gámez pidió disculpas en redes y personalmente al propio Forns y éste decidió retirar la denuncia. Pero la fiscalía continuó actuando de oficio por lo que consideraban un delito contra los derechos fundamentales, un intento de perjudicar la dignidad de Forns «menospreciando» su orientación sexual.

Tras la vista Gámez y Forns han charlado amigablemente en la puerta del juzgado y el condenado ha reconocido a la prensa que se excedió con los comentarios, que ha atribuido a la «división» social que había «los días antes de la declaración unilateral de independencia«.

Además de estar sufriendo cierto «estrés en el trabajo«.

En declaraciones a la CCMA, Gámez ha explicado que se disculpó por carta y en persona con el alcalde, pero que además se ha ofrecido para colaborar con el Ayuntamiento en la lucha contra la homofobia: «Me preocupaba que la gente piense que soy un fascista o un homófobo. Sitges me ha enseñado a ser tolerante. Por eso me he ofrecido al ayuntamiento para hacer charlas sobre la tolerancia para evitar ese tipo de comportamientos en las redes sociales. Soy el primero que reconoce que he hecho una cosa que no tiene nombre y por eso me gustaría ayudar.«

Gámez y Forns a la salidade los juzgados en Barcelona el pasado 6 de mayo (Foto: Quim Balaguer / CCMA)

No es la primera vez que Miquel Forns denuncia los insultos homófobos que recibe por redes sociales ante la justicia. Su objetivo, como ha declarado, no es tanto conseguir una condena (de ahí que retirara la denuncia tras las disculpas de Gámez), sino promover la «tolerancia cero« ante los insultos en redes: «Desde las instituciones públicas estamos expuestos a la crítica política, y bienvenida sea, y más en un ayuntamiento. Pero eso no se debe confundir nunca con nuestra vida personal o la orientació sexual. Y en este caso yo me sentí muy molesto y por eso lo denuncié.«

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

FuenteCCMA

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X