Donald Trump instaura el «Día de la Libertad Religiosa»

  • Donald Trump instaura el 16 de enero como el Día de la Libertad Religiosa en lo que se ha entendido como un claro posicionamiento a favor de la discriminación y un ataque al colectivo LGTB.

Si hay una cosa de la que en esta web hemos hablado largo y tendido, ésa es Tabarnia la «Libertad Religiosa«.

La «libertad religiosa» es la excusa que los integristas religiosos (sobre todo cristianos norteamericanos) se han inventado para justificar su homofobia y permitirse el lujo de discriminar a personas LGTB+ a la hora de ofrecerles un servicio. Desde una tarta para una boda de una pareja gay hasta facilidades a la hora de alquilar un piso, la «libertad religiosa» es una de las grandes amenazas a las que nos enfrentamos como colectivo pues pretenden hacer pasar la privacidad de la fe como dogma legal.

La administración de Trump siempre se ha mostrado a favor de legalizar esa «libertad», aunque aún no se ha atrevido a dar el paso definitivo que hasta su hija, Ivanka Trump, le desaconsejó en su momento. Trump sí firmó una ley en ese sentido aunque no gustó a nadie, ni a los que estaban a favor ni a los que estaban en contra.

Momento en que Trump firmó la Ley, junto a varios líderes religiosos

Pero lo que sí ha hecho ha sido posicionarse claramente en el lado de los que quieren tener «derecho» a ser LGTBfóbicos; por un lado apoyando Jack Phillips, un pastelero de Colorado que está siendo juzgado en el Tribunal Supremo por rechazar hacerle una tarta a una pareja gay para su boda aduciendo que Jesucristo habría discriminado a los homosexuales. Por otro lado, inventándose el Día de la Libertad Religiosa.

Ayer mismo Trump emitió una proclamación presidencial designando el 16 de enero como el Día de la Libertad religiosa. Sí, el mismo presidente que se negó a continuar con la tradición de Obama de mantener el mes de junio como el mes de los derechos LGTB no ha tardado nada en darle un día oficial a esta «nueva» forma de discriminación. «La fe está incrustada en la historia, el espíritu y el alma de nuestra Nación. En el Día de la Libertad Religiosa celebramos las muchas fes que forman nuestro país.» asegura el mismo presidente que quiso prohibir la entrada de musulmanes a EE.UU.

Trump, que ya dijo hace poco durante un mítin que los homófobos no iban a seguir siendo silenciados en el país, asegura que «desafortunadamente no todo el mundo ha reconocido la importancia de la libertad religiosa, ya sea amenazando con subidas de impuestos a determinadas formas de discursos religiosos o forzando a la gente a cumplir leyes que violan el núcleo de sus convicciones religiosas sin una justificación suficiente.» Además Trump afirma que «ningún americano (ya sea una monja, una enfermera, un panadero o la propietaria de un negocio) debería verse forzado a elegir entre las bases de su fe o la adherencia a la ley.»

Efectivamente, Trump ha dejado claro qué quiere qué dictamine el Supremo en el caso de Jack Phillips y además ha dicho, sin miramiento, que la fe está por encima de la ley.

El movimiento, evidentemente, se ha interpretado como un claro ataque a al comunidad LGTB. Algunos twitteros aclaran que «perseguir a individuos LGTB bajo el disfraz de la religión no es un ejercicio de fe, es simple y pura discriminación» y otro comenta que «ningún americano debería ver cómo se le impone la fe de otro. No elegir ninguna fe también debería estar protegido.»

El bloguero JoeMyGod resumió en un tweet exactamente cuál es la situación:

Cristianos: ¡Viva! ¡El Acta de Derechos Civiles de 1964 nos protege frente a la discriminación de los negocios!

Americanos gais: Oye, ¿podemos apuntarnos a eso?

Cristianos: ¡¡QUERÉIS DERECHOS ESPECIALES!!

Fuente | Pink News

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X