Dos pingüinos gais “secuestran” a la cría “abandonada” de dos pingüinos heterosexuales

Tiempo de lectura: 2 minutos
  • Una pareja de pingüinos gais de un zoo de Dinamarca “secuestra” a la cría de una pareja hetero que la dejó sin vigilancia durante un rato.


En el programa de hoy los redactores de El Diario de Patricia nos vamos al zoo de Odense, en Dinamarca, para conocer la dramática historia (es mentira, no es dramática) del enfrentamiento entre una pareja de pingüinos gais y una de pingüinos heteros por la custodia de una cría.

Todo ocurrió hace unos días cuando una de las cuidadoras del zoo, Sandie Hedegård, echó un vistazo al hábitat de Ana Rosa Quintana los pingüinos y notó que algo no iba bien. La pareja gay de pingüinos del zoo tenía una cría que obviamente no podía ser suya, y mientras tanto había una pingüina dando vueltas buscando algo que se la había perdido y un pingüino que no se acordaba de que tenía una cría y se había ido por ahí a tomar unos arenques. “La única pareja con cría se había ido y el bebé fue, básicamente, secuestrado. Había un par de machos homosexuales que habían cogido a la cría y se mantenían junto a ella“.

Por lo visto todo comenzó la típica confusión de pareja hetero en la que ella le dice a él que vigile al niño que se va a dar un baño y él no la escucha (para variar) y se va al bar con los amigos. Lo del baño es verdad, la madre fue a bañarse. Lo del bar me gustaría pensar que también es verdad pero no. El caso es que tanto la madre como el padre dejaron a la cría sin vigilancia, momento que la pareja gay aprovechó para quedársela pensando que sus padres la habían abandonado.

Cuando los padres de la cría se dieron cuenta de que les faltaba algo a la cuidadora le llamó la atención lo poco que parecía importarles haber perdido la cría, con la madre buscándolo con pocas ganas y el padre paseándose como si no supiera ni que es un pingüino: “Sabemos que la hembra cuida mucho a la cría, y es muy agresiva con nosotros los cuidadores si nos acercamos demasiado a ella; así que me cuesta imaginarme que la abandonara. El macho es más relajado y lo de buscar con ganas podría resultarle complicado“.

Cuando la madre encontró a la cría junto a la pareja gay y trató de recuperarla, éstos se cabrearon un poquito (como podéis ver en esta imagen):

Finalmente los cuidadores pudieron aprovechar un despiste de la pareja gay para coger a la cría y devolvérsela a sus padres.

Pero hay buenas noticias para la pareja gay. No, no han montado un hotelito con encanto y ahora van a alquilar el vientre de una pingüina en Ucrania para tener su propio bebé con sus ojitos y su lomo plateado. Los cuidadores del zoo les han dado un huevo abandonado por otra hembra, así que en breve serán padres.

Morimos por acudir a las reuniones del AMPA de ese zoo.

Fuente | Pink News

El dueño del cortijo. Hidroboy dirige HazteQueer.com, escribe sobre muchas cosas en otros sitios y pone música en fiestas cuando le dejan.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: