El Obispado de Alcalá practica terapias ilegales para «curar» gais

Un periodista de Eldiario.es se infiltra en los «cursos» que el Obispado de Alcalá ofrece ilegalmente para «curar» a homosexuales por parte de una «terapeuta» sin titulación alguna.


¿Te acuerdas de Reig Pla? Sí mujer, el Obispo de Alcalá mírala mírala que dio una misa en TVE y nos condenó a todos al infierno por ir a clubes de hombres nocturnos. Y volvió a salir no hace mucho (con el PSOE de nuevo en la Moncloa) a cargar contra maricones, negros y mujeres. Pues, para sorpresa de nadie, Reig Pla realiza «terapias de conversion» en su Obispado.

¡REIG PLAAAAAAA!

A ver, no las hace él directamente (aunque seguro que no le importaría). Un periodista de Eldiario.es, Ángel Villascusa, se ha hecho pasar por un chico con dudas sobre su sexualidad y ha descubierto que en el Centro de Orientación Familiar Regina Familae (del Obispado) se ofrecen terapias para «curar» la homosexualidad. Esto no solo es una gilipollez muy grande porque me duelen ya los dedos de escribir que la homosexualidad no tiene cura (la homofobia, sí), sino que además es ilegal según el artículo 70.4c de la Ley de Protección Integral contra la LGTBfobia de la Comunidad de Madrid y está penado con multas de más de 45.000€. Que luego se quedan en 1.000€ porque total, comparar al colectivo LGTB+ con los terroristas islámicos es libertad de expresión.

Tal como explica Villascusa en su investigación, la supuesta terapeuta (que dice ser Doctora en Biología -¡como Margarita la de la Cope!- y no está registrada en el Colegio de Piscólogos -vamos, que no es nadie para dar terapia de nada-) confirma que su intención es que el chico deje de ser homosexual, recomendándole cosas tan lógicas como dejar de ver pornografía o hacer más deporte.

Que, por otro lado, es algo que yo debería hacer aunque no por dejar de ser homosexual sino porque no quiero convertirme en Peter Griffin.

Toda la «terapia» (como demuestran los documentos que desde una cuenta de mail del Obispado le hacen llegar a Villascusa tras la sesión) se basa en las locas teorías del ya MUY BIEN fallecido Joseph Nicolosi (iba a tachar el «muy bien» pero lo he puesto en mayúsculas mejor), que fundó la Asociación Nacional de EE.UU. para la Investigación y Terapia de la Homosexualidad y se pasó varias décadas forrándose a costa de torturar, estigmatizar y frustrar a personas homosexuales diciéndoles que si bebían mucho Gatorade o empezaban a llamar a sus amigos «tío» serían más masculinos y dejarían de ser homosexuales.

Joseph Nicolosi

Cuando el único problema que tenemos los homosexuales son los hijos de puta como Nicolosi.

Pero, a lo que iba: Reig Pla y el Obispado de Alcalá. Que no sé por qué he asociado ideas. Durante la sesión a la que acudió Villascusa, la Terapeuta llegó a reconocer que lo que estaba haciendo era un acto de «LGTBfobia cognitiva«

O, básicamente, que no es que sea homófoba, es que la ley dice que lo que hace es homófobo y por lo tanto es homófoba. Un poco como si Ted Bundy dijera que él no era un asesino, es que la ley decía que arrancarle la cabeza a otra persona era asesinato; pero ¿si no? Para nada. Él no era un asesino.

El típico documento del creador de las terapias de conversión que se envía desde el correo del Obispado en el que no se hacen terapias de conversión.

Y por ese acto de «LGTBfobia cognitiva» podría «ir a la cárcel«. Pues no sé si podría, pero debería. Porque B.V. (que es veterana colaboradora de Reig Pla, ya trabajó en la diócesis de Cartagena cuando Pla era allí obispo) no tiene titulación para dar los «consejos» que da y, además, está contradiciendo al Consejo General de Psicología de España que considera las «terapias de conversión» un método «anticientífico y peligroso» que suele derivar en problemas de ansiedad, depresión y suicidio. ¿Podría decirse entonces que, de alguna manera, B.V. está cobrando un sueldo del Obispado para, básicamente, matar maricones? ¿Un Obispado que se beneficia de un trato fiscal que, básicamente, le acaba regalando dinero público? ¿Estamos financiando entre todos las «terapias de conversión» que acaban matando a hombres gais? ¿Acaso somos Brunéi y no me he enterado?

Qué pena no haber tenido jamás un Ministro de Interior gay en un gobierno de izquierdas que se tomara en serio la prohibición de las «terapias» de conversión y la separación de Iglesia y Estado.

Desde el Obispado de Reig Pla han reconocido que existen esas sesiones, pero afirman que en ningún caso se trata de «terapias reparativas«, que son sesiones de «acogida y acompañamiento de personas que acuden a nosotros» y reciben formación «educativo-sexual (educación en el amor)«. Porque claro, una institución llena de pederastas y personas que reprimen su sexualidad financiada por otros que solo entienden la sexualidad como algo negativo con un único fin reproductivo son los más indicados para darte clases de «educación sexual» y «en el amor».

Y todo esto ocurre mientras mientras la Capitana Fachanova Susanna Griso entrevista en televisión a señores de partidos fachas que quieren reabrir debates cerrados hace 20 años (y, creedme, no queréis ver esos debates en televisión y no queréis que la juventud LGTB+ los vea). Y también mientras algunos le quitan hierro a las declaraciones del Papa en Salvados sobre consultar a un «profesional» si se tiene un hijo homosexual porque míralo qué moderno y qué en contra de la pederastia en la Iglesia está y qué bien pregunta Jordi Évole.

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X