El saltador olímpico venezolano Robert Páez sale del armario

  • Ha competido en los Juegos Olímpicos de 2012 y 2016, y ahora el saltador venezolano Robert Páez sale del armario con un emotivo artículo publicado en Outsports.


Robert Páez, venezolano de 23 años que participó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, acaba de salir del armario a través de un editorial en la revista Outsports.

En el texto Páez explica cómo fue nacer y crecer en Venezuela y los problemas que su identidad le generaba cuando era pequeño. Deportista desde los 7 años, Páez asegura que desde su infancia sabía que era diferente, aunque no sabía lo que eso significaba: «Yo creo que nací gay. Conforme fui haciéndome mayor me fui volviendo más consciente, y al crecer -como le pasa a muchos otros- se convirtió en mi gran dilema. Era una fuente de preocupaciones el que a mí me interesaran cosas como el baile o la moda, cosas que en mi cultura eran para mujeres o para gais. Rehuía el hacer muchas cosas. A veces me daba vergüenza salir a la sociedad, enfrentarme a quién realmente era. Con 15 años, mientras otros niños jugaban a fútbol y comían helado con chicas, mi mente luchaba con interminables pensamientos y preguntas.»

Aunque Robert reconoce que saber desde joven que sentía algo que la sociedad veía con malos ojos fue un «camino difícil«, la cosa cambió cuando acabó aceptando que había nacido así: «Y si había nacido así era porque Dios me creó así y quería que fuera así. Cuando finalmente llegué a creer eso fue cuando entendía que debía aceptar con orgullo y valor lo que otros llamaban ‘mariconería’«.

🏝

A post shared by Robert Páez (@robertpaez) on

A los 18 años Páez reunió el valor para salir del armario con su madre y, tras competir en sus primeras olimpiadas, le dijo que estaba enamorado. La respuesta de su madre le dejó claro que «las madres lo saben, siempre lo saben» porque le hizo una pregunta: «¿De un chico o de una chica?»

Páez recuerda que en ocasiones los hombres gay se buscan una novia para crear una familia y así creer que son «un hombre de verdad«. Y añade: «Ojalá pudiera mostrar a otros hombres gais que no estamos engañando a nadie salvo a nosotros mismos al no ser fieles a lo que somos como personas.»

Con su salida del armario el saltador espera poder ayudar «a que la homosexualidad sea una palabra tan común como la heterosexualidad. Tenemos que leerla, decirla y aceptarla con claridad y madurez. Tenemos que entender que todos somos iguales. Ser gay no nos hace menos hombres, ni a las chicas menos mujeres. Ser gay no es una enfermedad«.

Y como bien explica al acabar su artículo, aceptarnos y respetarnos a nosotros mismos son primeros pasos muy grandes; pero que «la vida es demasiado preciosa para vivirla dentro de un armario«.

No recuerdo cómo era su nombre😢🌴😍🐬

A post shared by Robert Páez (@robertpaez) on

Fuente | Outsports

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X