El supremo australiano da luz verde al voto postal y Turnbull dice que votará por el sí

  • La Corte Suprema de Australia da luz verde al voto postal para que el gobierno pregunte sobre si hay que legalizar el matrimonio igualitario.
  • El Primer Ministro que ha hecho todo lo posible por no llevar la ley al Parlamento ahora dice que él votará a favor.

Esta mañana te explicábamos que durante el día de ayer y hoy la Corte Suprema de Australia iba a escuchar los argumentos de dos activistas LGBT que solicitaban que se detuviera la idea del gobierno dirigido por Malcolm Turnbull de realizar una consulta por correo sobre el matrimonio igualitario al considerar que Turnbull se había excedido en sus poderes y que el voto debía ser aprobado en el Parlamento.

Pues mientras nosotros publicábamos la noticia el tribunal Australiano no debía estar muy interesado en escuchar esos argumentos porque ya ha dicho que el voto postal sigue adelante. Así que el próximo 12 de septiembre los australianos están llamados a votar por correo y responder a la pregunta: «¿Debería cambiarse la ley para permitir que las parejas del mismo sexo se casen?»

La tontería del voto por correo costará 112 millones de dólares australianos, que es más o menos la mitad de lo que iba a costar el referéndum que Turnbull vio cómo el senado del país le tumbaba hace unos meses.

Pero espérate porque si estás indignado con lo de que los derechos de las parejas homosexuales se sometan a una votación por correo que además de no ser vinculante ha abierto la puerta a que la homofobia más rancia lance una campaña de odio pocas veces vista dado que no está regido por las leyes electorales, va el iluminado de Turnbull (que se ha negado a llevar el tema directamente al Parlamento y también se ha negado a dar libertad de voto a sus diputados) y tal y como se ha conocido el dictamen del Supremo ha dado una entrevista en la que asegura que él y su mujer «votaremos que sí, y vamos a animar a los demás a que también voten que sí. Pero, sobre todo, animo a todos los australianos a que se expresen porque al contrario que el líder de la oposición yo respeto la opinión de cada australiano sobre este tema.»

O sea, el Primer Ministro que lleva meses mareando la perdiz para no llevar la ley directamente al Parlamento y no perder su puesto (porque los conservadores que le apoyan ahora lo dejarían con el culo al aire) ahora va y dice que en un voto postal cuyo resultado el gobierno se puede pasar por el forro (aunque Turnbull asegura que si el resultado es positivo entonces el parlamento tendrá que votar sobre el tema) votará que sí debería aprobarse el matrimonio igualitario. CON DOS COJONES.

El líder de la oposición, Bill Shorten, que ya denunció la campaña homófoba y culpó a Turnbull de toda la basura LGTBfóbica que ha inundado el país en las últimas semanas, ha publicado un tweet en cuanto ha conocido la sentencia en el que decía: «De acuerdo, ganemos esto«. Shorten también ha dicho que hay que centrarse en no conseguir que la extrema derecha que controla a Turnbull se salga con la suya: «No podemos permitir ningún truco por parte de los conservadores en el gobierno para descarrilar la encuesta.» Y es que Shorten avisa de que los conservadores aún pueden volver a intentar engañar al pueblo australiano: primero diciendo que sin el voto postal no pueden realizar su trabajo (algo absurdo porque todas las encuestas dejan claro que la mayoría de australianos están a favor de que se legalice) y luego diciendo que vale, que hay una encuesta, pero que como no conocen los detalles de la ley tienen que votar que no.

Veremos qué pasa, pero lo que está claro es que Turnbull está haciendo pasar a su país por un bochorno que el colectivo LGTB no sólo no se merece sino que tardará años en superar.

Fuente | Sky News

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X