El TC desestima el recurso del joven gay acusado de agredir sexualmente a una mujer

Seguramente recordaréis el caso de Joan Cardona, un joven gay que fue condenado a tres años de prisión, acusado de haber agredido sexualmente a una chica en 2012.  Aparte de que nos resulta indignante que el juez no haya considerado relevante la orientación sexual del acusado, señalando en su sentencia que «en el ámbito de las tendencias sexuales las posibilidades son múltiples«, según su defensa se basó exclusivamente en la identificación realizada por la víctima (calificada de «rotunda»), ignorando tanto los testimonios de testigos que situaban a Joan en otro lugar en el momento de la agresión como otros indicios que hacen dudar del rigor de todo el proceso. Por ejemplo, mientras que el agresor llegó a la escena de crimen conduciendo una moto, Joan no tenía carnet ni sabía conducir, algo que también fue desestimado por el juez, que opinó en su momento que «podía haberla tomado prestada«. Demasiados «podía» dados por válidos… cuando un juicio justo se debe basar en hechos probados, no en posibilidades hipotéticas.

Barcelona. Joan Francesc Cardona, un jove acusat d'agressió sexual que nega els fets perquè és homosexual, entre altres contradiccions. Lourdes Cardona i Joan Francesc Cardona

El joven ha recibido en todo momento el apoyo de su familia, que considera que se ha violado su derecho a la presunción de inocencia y que sólo se he tenido en cuenta el testimonio de la víctima, que en un primer momento afirmaba no haber visto a su asaltante.

El año pasado os contábamos que a pesar de todas las dudas acerca de su culpalbilidad, el proceso seguía su curso y que Joan, que estaba siguiendo tratamiento psicológico, había recibido la orden de ingreso en prisión para cumplir su condena. En ese momento, todos los esfuerzos se centraron en retrasar lo más posible la entrada en la cárcel y en presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional para que revisara a fondo la documentación presentada. Contaban también con el apoyo de la presión popular, reuniendo una gran cantidad de firmas a través de la plataforma Change.org y también gracias a la intermediación de instituciones locales. Por desgracia, ya entonces sabían que las posibilidades de éxito de este recurso eran escasas.

Figura108

Esta semana nos llegó a la redacción la mala noticia de que el Tribunal Constitucional no ha aceptado el caso de Joan Cardona a trámite, a través de una notificación en la que indicaban que no había indicios de vulneración de los derechos fundamentales en su caso. Así de fuerte, amigas. Y una vez más, en su entorno familiar sienten que son víctimas de un sistema judicial que envía a prisión a un inocente.

Llegados a este punto, queda la posibilidad de plantear un recurso ante el Tribunal de Estrasburgo, aunque este no paralizaría el ingreso en prisión, que es lo que intentan evitar por todos los medios. Este recurso, según su abogado tiene pocas posibilidades de éxito, y además supone unos costes muy altos, por lo que de momento prefieren presentar la documentación necesaria para tramitar el indulto parcial.

Figura110

En todo este tiempo, Joan ha seguido adelante con su vida y cuenta con un trabajo estable. En todo momento sigue defendiendo su inocencia, y por esta razón su abogado solicita un indulto parcial, por el que no reconoce la autoría de la agresión. ¿Qué significa lo del indulto parcial?: pues reducir la condena de tres a dos años, y evitar así la entrada en prisión al no tener antecedentes penales. ¿Y por qué no se solicita el indulto «total»?: porque ello implica profesión de arrepentimiento, cosa que de ningún modo se va a hacer porque supondría admitir la culpabilidad de los hechos de los que se le acusa. Su abogado confía, además, en que se paralice la ejecución de la sentencia mientras el Gobierno no emita su decisión sobre el indulto.

Ya veis a qué extremos ha llegado el calvario de este chaval, víctima de un proceso injusto y lleno de lagunas, cuyas «pruebas» inculpatorias no se sostienen. El caso de Joan nos recuerda demasiado al del holandés Romano Van der Dussen, condenado a 15 años de prisión por violación y declarado inocente recientemente ¡después de haber pasado 12 años en la cárcel!

El holandés que estuvo 12 años en prisión por una violación que no cometió
El holandés que estuvo 12 años en prisión por una violación que no cometió

La familia de Joan, además, quiere agradecer todas las muestras de apoyo recibido durante todo el proceso, las firmas aportadas y la confianza en la inocencia del chaval.

Fuente | Menorca.info

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

X