Estados Unidos tiñe el mundo de arcoiris

Aun estoy dando arcadas por el título que le acabo de poner a este artículo. Ay de verdad… además de maricones no seamos catetos.

¿Qué que me pasa? ¿Qué por qué no estoy dando saltos de alegría? No penséis que estoy revenío pero  mira cari, que tampoco nos tenemos que poner así porque E.E.U.U. se haya puesto de acuerdo para considerar iguales a todos sus habitantes. Entiendo que os interese más la política estadounidense que la patria; que ya sabemos todos que eso es así porque en las tomas de posesiones de presidentes allí invitan a Beyoncé para cantar el himno yanki y aquí ni tenemos himno ni tenemos divas nacionales para eso…

Pero allí lo único que han hecho es decir «Oye maricones, que somos todos iguales y tenemos que tener los mismos derechos«.

Johnny Bravo travestido
¡Maricones todos!

Vale que podemos considerar una clara victoria para la causa homosexual. Vale. Pero no se nos tiene que dilatar más de la cuenta el ojete ni tampoco considerarnos más libres y más iguales a nadie porque E.E.U.U. haya (por fin) decidido considerar a todos sus ciudadanos iguales.

Nada de leyes de matrimonio o adopción… ¡NO! Allí lo que han hecho ha sido DEROGAR una ley (la DOMA) que impedía que todos sus ciudadanos puedieran disfrutar de los mismos derechos. Técnicamente eso le da los mismos derechos a todos los ciudadanos y por supuesto se incluye lo de casarse, adoptar, bla, bla, bla… pero eso habrá que verlo.
Porque con todas sus leyes federales, jurisdicciones, gobernadores y todas las tonterías que tienen por allí vete a saber lo que pasa.

Para que se entienda bien: lo que ha dicho el Tribunal Supremo es que se ha de anular una ley. Eso abre camino a CREAR nuevas leyes federales y estatales de igualdad para los ciudadanos LGTB amparadas por esa decisión. Pero no significa que todos los mariquitas americanos puedan correr a los juzgados a casarse y divorciarse como locos. Eso aún se tiene que legislar. Y si has visto alguna serie de política americana sabrás que eso puede dar para siete culebrones.

Get In Line!
Maricas amricanas peleándose por ser el primero en casarse

Que ahora vendrán las discusiones de siempre: que si la palabra matrimonio, que si Dios, que si las peras, las manzanas, los cowboys y su puta madre.

Sí, debemos alegrarnos. Pero recordad que vivimos en un país que lleva años (y fue pionero) con leyes igualitarias para todos sus ciudadanos (entre ellas las de matrimonio y adopción para personas del mismo sexo… ya sabéis, mariquitas y bollis).

Primero fue Holanda (2001), luego Bélgica (2003) y la tercera en el mundo nuestra querida (y odiada) España.  Después de España han venido otras (igualando más o menos derechos). De las últimas fue Francia… y mirad, tanta «Liberté, Égalité, Fraternité» la que liaron los francesitos.

Pedro Zerolo en 3D
Pedro Zerolo, igualdad en 3D

En fin, que los yankis llegan un poquito tarde (claro, nosotros los descubrimos, un poquito retarders son…). Pero mira, que si hoy quieres tener la pluma por las nubes, saltar de alegría y ponerte tu camiseta del arcoiris porque los del otro lado del charco han decidido considerar a todos sus ciudadanos iguales… Nosotros no te lo vamos a prohibir, que al fin y al cabo, cualquier paso en estas cosas es mejor para todos.

Pero no nos volvamos locos como si acabaran de venir los yankis a salvarnos de una invasión extraterrestre a lo Independence Day que, al menos por una vez, tienen mucho que aprender de nosotros.

¿Nos echas una mano?

En HazteQueer.com llevamos casi 8 años hablando de la actualidad y la cultura LGTB+ como nos da la gana y para poder seguir haciéndolo necesitamos tu ayuda. Hazte mecenas en nuestro PATREON y colabora para que podamos seguir dando caña como siempre lo hemos hecho.

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X