Este cristofriki quiere «reclamar» el arcoiris del colectivo LGTB

El constructor del parque creacionista de Kentucky ilumina su arca de Noé con los colores del arcoiris para exigir a la comunidad LGTB que devuelva los colores a los cristianos de bien.

[divider]Actualidad | La puta actualidad[/divider]

Si vives en un mundo en el que Dios lo ha creado todo (hasta el cáncer infantil) porque es sabio e inteligente y nos HAMA, es lógico que pienses que todo es de Dios. Hasta tu cuenta corriente. Y si vives en Estados Unidos tienes vía libre para ser todo lo idiota que te dé la gana.

Que conste que no estoy llamando a este señor idiota. O bueno sí, un poquito.

Ken Ham, junto a su Arca de Ham.

Ken Hamburguesa con queso es un señor que un buen día decidió crear un parque temático consagrado al creacionismo, que es esa ideología que los extremistas religiosos en EE.UU. han metido hasta en las escuelas públicas y que dice que la evolución es mentira, que no venimos del mono, que la ciencia es Satán y que todo el universo fue creado por Dios hace unos 6.000 años. El «diseño inteligente», que lo llaman.

No hace falta ser muy inteligente para saber que evidentemente eso no es verdad. Pero a ellos les da igual. Así que Ham, con ayuda de muchos incentivos fiscales del gobierno del estado de Kentucky, construyó un Arca de Noé gigante que alberga un museo en el que se explica paso por paso cómo Dios lo creó todo. Porque aunque nadie haya hablado con Dios para que se lo explique, Ham lo tiene claro. Y sí, en ese museo también hay DINOSAURIOS.

ACLARACIÓN: Los dinosaurios están a la izquierda de la imagen.

Una de las cosas que Ham se empeña en decir una y otra vez es que la homosexualidad es un pecado, porque lo dice la Biblia. Para él la Biblia es… como para ti el Confessions de Madonna: LA PALABRA. Así que todo lo que dice el libro es verdad y hay que vivir según las escrituras. Por eso obliga a sus empleados a firmar un contrato en el que afirman que la única verdad es el creacionismo… y que la homosexualidad es EL MAL.

Por eso a muchos les ha sorprendido encontrarse el Arca de Ham iluminado así:

Pero no te vengas arriba. No es un guiño a la comunidad LGTB, es todo lo contrario. Ham quiere que les devolvamos el arcoiris:

El arcoiris representa el «pacto eterno entre Dios y cada una de las criaturas vivientes en esta tierra» (Génesis 9:26). El arcoiris es un llamativo recordatorio de que Dios mantiene su promesa. A pesar de la maldad en el mundo, Dios no ha enviado otro diluvio universal para destruir toda la carne.

Pero el arcoiris en si mismo no fue diseñado para ser un símbolo de libertad, amor, orgullo, o del movimiento LGTBQ. Dios creó este bello y colorido fenómeno y lo diseñó como una señal de su pacto con Noé y sus descendientes.«

Lo sé, te has quedado bizca leyendo semejante mamarrachada ¿verdad? (Sí, lo siento, no tengo mucho respeto por las personas religiosas que tratan de imponer su fe a los demás, lo siento en el alma).

Ham explica además en su blog que cuando el Supremo aprobó el «matrimonio» gay, la Casa Blanca se iluminó con los colores del arcoiris pero que «por desgracia la gente ignora lo que Dios quería que representara el arcoiris y ondean orgullosos banderas con sus colores en desafío al mandato de Dios y su diseño del matrimonio«.

Y sí, por supuesto quiere que le devolvamos a los cristianos el arcoiris porque ya está bien de que los pobres no puedan usar esos colores por nuestra culpa. Y si no lo hacemos, avisa: «Él volverá para juzgar a la pecadora humanidad una segunda vez. Y este juicio no vendrá en forma de agua sino de fuego.»

¡Pues que llamen los bomberos!

[divider]Fuente: Patheos[/divider]

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X