Un estudio demuestra que los locos son los homófobos

Mira que lo hemos dicho un millón de veces, pero han tenido que venir unos universitarios italianos para dejarlo claro de una vez por toda. La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia sí. Más o menos. Porque el estudio del que te voy a hablar no dice que los homófobos estén enfermos, pero sí que la mayoría de los homófobos están un poco locos, tienen problemas psicológicos y tienen altos niveles de psicoticismo.

ea57ce79aeff7b3ff1f4903c662029f3_400x400

Emannuelle Jannini, el hombre que identificó el Punto G femenino, es un endocrino y sexólogo que enseña en la Universidad de Roma Tor Vergata (no pun intended, se llama así de verdad).

Chris-Hemsworth-shows-off-his-ripped-abs--and-a-huge-package-in-his-pants--in-hilarious-trailer-for-new-movie-VacationUniversidad de Tor Vergata

Jannini cogió a un grupo de estudiantes para investigar la homofobia desde un punto de vista totalmente novedoso. Hicieron 551 entrevistas a estudiantes de entre 18 y 30 años y han llegado a la conclusión de que la verdadera enfermedad que necesita ser estudiada no es la homosexualidad sino la homofobia.

Las 551 personas que respondieron a los cuestionarios tenían que valorar su nivel de homofobia y su nivel de psicopatología. Sí, lo sé, no es fácil que alguien te reconozca que es homófobo (a no ser que sea del PP, pero esos son un caso a estudiar totalmente diferente) por muchos amigos gays que tenga, y tampoco es fácil que te reconozca que no está muy fino de la cabeza; pero los cuestionarios estaban diseñados por gente muy lista y las preguntas para medir la homofobia, por ejemplo, eran las típicas de estar «Totalmente de acuerdo» o «Totalmente en desacuerdo» sobre cosas como «La gente gay me pone nervioso» o «Creo que las personas homosexuales no deberían trabajar con niños«.

anigif_enhanced-buzz-12109-1366673254-1

Para ver qué tal la familia los niveles de psicoticismo los encuestados tenían que responder preguntas sobre sus estilos de apego. Es decir: cómo se relacionan con los demás. Las respuestas podían dejar claro que lo suyo era un apego sano (se sienten cómodos al relacionarse con los demás) o un apego no tan sano.

S7UoYRECREACIÓN: Una pego no tan sano

Para terminar se les plantearon preguntas sobre su forma de afrontar los problemas de la vida y de nuevo había unas respuestas que tendían a una forma madura y sana de afrontar los problemas (controlar las emociones, no depender de la aprobación de los demás) o una forma poco sana de afrontar la vida siendo muy impulsivo, negando los problemas o reaccionando de forma pasivo-agresiva. (Sí, yo también he pensado en los heteros del Grindr mientras lo escribía).

tumblr_mwfd5fj2Ne1ry6msio1_400Una pasiva agresiva

Una vez con todas las respuestas analizadas el equipo de Jannini llegó a una conclusión devastadora para Ana Botella los homófobos de este mundo: cuanto más sana mentalmente estuviera la persona, menos propensa era a resultar homófoba.

anaana

Sin embargo, aquellos que según los cuestionarios demostraban tener mecanismos de defensa más inmaduros y una forma de relacionarse con los demás más distante y asustadiza eran los más homófobos. Pero por si todo esto fuera poco (que no lo es, porque vaya cuadros de seres humanos) resulta que la encuesta también medía el psicoticismo va a lleegaaaaaar basándose en los niveles de hostilidad y rabia; y cuanto más psicóticistaco, más homófobo. La buena noticia para los homófobos es que no sois todos un vademecum psiquiátrico con patas, porque resulta que aquellos que sufren enfermedades mentales como la depresión o que tienen mecanimos de defensa neuróticos (como la hipocondria o la represión) son menos homófobos.

En conclusión: un lío.

El caso es que el estudio de Jannini sitúa a la homofobia como un rasgo de las personalidades más disfuncionales, pero para Jannini no todo se trata de la personalidad y define la homofobia como una «enfermedad socialmente inducida«. Los niveles de homofobia social y dramas ecuménicos en Italia son bastante altos, y por eso ahora el estudio se trasladará a Albania. Porque sí. Además van a incluir otro tipo de problemas que pueden influir en las tendencias homófobicas, como el miedo a no ser lo suficientemente hombre. Y tienen claro que factores como la religiosidad, la sensibilidad, la hipermasculinidad o la misoginia también están relacionados con una visión negativa de la homosexualidad.

Pues lo dicho:

file_20130216160450

Ahora ya lo sabes: aunque no podemos demostrar que los más homófobos suelen ser los más armarizados (ese estudio ya se hizo y luego se hizo otro que demostraba todo lo contrario) si podemos decir con la boca bien grande que si aquí hay alguien que tiene un problema mental no somos nosotros: SON ELLOS.

pocahontas-bye-bitch

Fuente | LiveScience

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X