Facebook censura anuncios de la película “Nove de Novembro” por un beso gay

Tiempo de lectura: 4 minutos
  • El director de la película gay “Nove de Novembro” denuncia que Facebook rechazó dos veces un post promocionado con el trailer de su cinta.
  • El motivo que da la red social es que el vídeo incumple sus normas sobre “cantidades excesivas de piel” o “contenido sugerente”.

Hace unos meses os hablábamos del proyecto de Lázaro Louzao de dirigir su largometraje “Nove de Novembro”, una película sobre la historia de (des)amor entre dos hombres a finales de la década de 1980 y que cuando se estrene el año que viene será la primera película de temática gay rodada íntegramente en gallego.

El proyecto se ha podido financiar, en parte, gracias a las contribuciones que ha recibido el crowdfounding abierto por Louzao y en este momento, una vez terminado el rodaje, está en sus últimas fases de post-producción. Precisamente, la semana pasada colgaron en su página de Facebook el trailer de la película, al tiempo que anunciaban que ya queda menos para el estreno.

Si administráis alguna página de Facebook, sabréis que cada vez que publicáis un post os llegan insistentes notificaciones para que soltéis la pasta hagáis llegar vuestro contenido a mucha más gente… por supuesto, pagando. Esto es precisamente lo que hizo el director de la película: invertir algo de dinero para que el anuncio apareciera en el timeline de muchos más usuarios.

Poco después de rellenar el formulario para difundir  el anuncio, desde Facebook contestaron que no aprobaban su publicación al incumplir sus políticas sobre “cantidades excesivas de piel o contenido sugerente”.

También recordaban que Facebook no permite imágenes de personas en situaciones explícitas o que muestran desnudez, incluso en contextos educativos o artísticos y al mismo tiempo recomendaban “utilizar contenido que resalta tu producto o servicio en una forma no sexual

Si habéis visto el vídeo con el trailer que tenéis más arriba, habréis visto que lo único que se ve es una escena de un beso (y bastante casto, casi es un piquito) entre dos chicos que, lejos de estar desnudos, tienen puesta una camiseta. Desde luego podéis encontrar mucha más piel expuesta y poses mucho más sugerentes y sugestivas en muchas fotos de perfil de esos contactos que seguramente tenéis y que viven en un verano eterno o que se han quedado atrapados y sin poder recuperar su ropa frente al espejo de un vestuario del gym.

Al principio del vídeo se puede ver un primer plano muy corto de las caras de los protagonistas, y por eso Lázaro Louzao pensó que la “cantidad excesiva de piel” había sido detectada por algún algoritmo automatizado. Después de presentar una reclamación con este razonamiento, el anuncio fue autorizado para su publicación, aunque poco después Facebook lo volvió a retirar.

Llegados a este punto, es cuando nadie entiende nada, empezando por los moderadores que se encargan de revisar los contenidos y de autorizar lo que se publica y lo que no. De hecho el trailer sigue disponible sin problemas en la página de Facebook de la película, y a falta de otra explicación de la compañía, lo único que impide que se difunda el anuncio es un beso entre dos hombres.

De todas formas, ya sabéis que hablamos de una red en la que te puedes hartar a denunciar contenido sexista, racista y homófobo de todo tipo que prácticamente siempre te contestarán diciendo que lo han revisado, no ven nada que incumpla sus normas y que como la libertad de expresión es muy bonita, si no te gusta lo que ves te sugieren que  bloquees o dejes de seguir al autor de ese contenido.

Es decir, para ellos todo vale (sobre todo, si sigues dispuesto a pagar para promocionar tu propio contenido) porque viven en Equidistán y ponen todo al mismo nivel: contenido que incita al odio y un beso entre dos hombres. Diciendo que si no te gusta no lo mires lo bloquees, pero que ellos no ven ningún inconveniente y por eso permiten la difusión de mensajes muy peligrosos mientras que al mismo tiempo aceptan (incluso antes de que se produzca, como parece ser en este caso) cualquier queja de cualquier meapilas random que no soporta ver una escena de cariño entre personas del mismo sexo.

Tampoco es la primera vez que eliminan publicaciones con contenido LGTB, como cuando censuraron la página de un fotógrafo gay o banearon a dos actores porno por publicar la foto de un beso entre ellos.  Eso sin olvidarnos del día en que cerraron la página de la simpar Cromosoma X (aunque no podemos descartar que los moderadores de Facebook no hayan encontrado un gran número de  posts en los que se hablaba  de ¡DESNUDOS! en ese muro) o del día en que la tomaron con nosotros por usar la palabra maricón.

Eso sí, el año que viene, más o menos por junio, estaremos todos muy contentos cuando podamos reaccionar con una bandera arcoíris o con la siguiente chorrada que se les ocurra y luego publicarán notas de prensa diciendo que están muy concienciados con la diversiblablabla o que como son muy buenas personas publican una guía de apoyo a los jóvenes LGTB que no sirve para nada.

Fuente | Praza.gal

Queríamos llamarnos ‘Agentes del Lobby Gay’, pero ya estaba cogido.
Vivimos de subvenciones para promover el homosexualismo.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: