¿Fue condenado Tiger Mandingo por un jurado homófobo?

A Michael Johnson, a.k.a. Tiger Mandingo, le cayeron 30 años de prisión por haber contagiado el VIH a dos de sus parejas sexuales de forma imprudente. Te hemos hablado de él en la web porque creemos que su historia sirve para ejemplificar dos cosas. La primera es la cantidad de prejuicios absurdos que se siguen teniendo en pleno 2015 sobre el VIH: los hombres que se acostaban con Johnson lo hacían sin condón porque el atleta de 23 años no siempre les decía que tenía VIH. La segunda cosa es lo poco útil que resulta una ley que penaliza al seropositivo, que aún no habiendo actuado de forma correcta al no haber protegido a los tíos con los que follaba tampoco tiene realmente el 100% de la responsabilidad cuando el otro decidió libremente no usar el condón.

michael_johnson_retina

El caso es que la historia de Tiger Mandingo (era su nick de Instagram) se vuelve aún más truculenta ahora que los chicos de Buzzfeed han publicado un espeluznante -e impresionante- artículo en el que demuestran que el juicio al que se sometió a Johnson fue un disparate cargado de prejuicios, racismo y homofobia. Para empezar, su abogada no parecía tener muy claro lo que estaba haciendo y además de mostrarse nerviosa y de pasarse la mitad del juicio ignorando a su cliente; se echó a llorar en un par de ocasiones, salió corriendo de la sala y no intervino cuando los testigos de la acusación se contradecían a si mismos (cuando, por ejemplo, testificaban que había sido Johnson el que les había transmitido el VIH porque no habían tenido sexo con otras personas en mucho tiempo; pero en los informes policiales aseguraban haber estado con dos o tres personas diferentes en el mismo lapso de tiempo). Heather Donovan, su abogada, llegó a empezar su alegato diciendo que su cliente era «culpable hasta que se demuestre lo contrario«

tumblr_inline_nlk91nvx881rx79o4

Ése era el nivel.

Pero Michael Johnson (que se negó a aceptar un trato porque creía en el sistema de justicia americano) no sólo tenía una abogada de oficio muy poco espabilada: el jurado también estaba en su contra. Según señala el artículo de Buzzfeed, durante la etapa de selección del jurado el fiscal, Philip Groenweghe, «hizo el tipo de pregunta (y recibió el tipo de respuesta) sobre los homosexuales que uno no puede hacer ya sobre las personas negras. Algunos de los jurados potenciales más jóvenes dijeron cosas positivas sobre las personas gays, pero la mayoría usaron palabras como «enfermedad», «malo» o «inmoral». Groneweghe contó más adelante a BuzzFeed que su intención era eliminar a cualquiera que fuera homófobo; pero ninguno de los más jóvenes llegó a formar parte del jurado.«

La abogada de oficio que defendía a Mandingo sólo preguntó si los potenciales jurados tenían algún problema en hablar de «sexo gay interracial«.

Eli-Gold-3x06-Affairs-of-State-the-good-wife-26444014-500-281

Así que al final Johnson no sólo tuvo que enfrentarse a unas leyes que todos los activistas contra el SIDA y los expertos en epidemias consideran absurdas y contraproducentes (por un lado porque al culpabilizar de esa forma al seropositivo a mucha gente le da miedo hacerse la prueba y por otro lado porque perpetúan la falsa idea de que es el seropositivo el único responsable de prevenir la transmisión) sino que acabó frente a un jurado 100% heterosexual, blanco, seronegativo, que creía que ser gay es una opción y que una persona con VIH que no informa a sus parejas sexuales comete un delito.

Con ese panorama, no sorprende que a Johnson le cayeran 30 años de prisión; incluso cuando algunos de los hombres a los que supuestamente transmitió el VIH (porque no se realizaron tests de ADN para comprobar si la cepa era la misma) testificaron cosas como que ni se plantearon usar el condónCuando le pregunté si estaba limpio ni siquiera pensé en eso«), que como el pene de Johnson era muy grande y no cabía en el condón le dejaron follar a pelo y correrse dentro, o que cuando se acostaron con Johnson hicieron todo lo contrario a lo que suelen hacer. Porque nadie se acuesta con extraños, nadie practica sexo sin protección, nadie es promiscuo…

Menos el negro seropositivo que acaba pasando más tiempo en la cárcel por esto del que pasaría si hubiera matado a una persona.

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X