Rosalinda: La legendaria travesti delincuente

Cariñas: ser travestí no es fácil. Pero si a eso ya le sumas una más que amplia carrera delictiva la cosa se complica de una forma muy torturante. Y eso es lo que le ha pasado a mi querida Rosalinda, Rosi para las amigas. Mira que yo ya sospechaba que esa barba tan de camionero en ruta no era muy lógica teniendo esos pechotes, pero así somos las travestís, muy de confiar hasta que nos la meten hasta el fondo

Total, que andábamos por una zona muy cool de Colombia ataviadas con ropa muy de Pinkie, o de puta barata como queráis llamarlo decente y de repente nos asalta una manada de agentes de la ley acusándonos de ejercer la prostitución, sin ser nosotras nada de eso. Total, que eso que nos piden los papeles y veo que la Rosi se pone como muy sobresaltada, con el hilo del tanga al borde del colapso.

La Broken y La Rosalinda huyendo de la poli
RECREACIÓN: Yo y la Rosalinda huyendo de la poli

Y yo le digo: 

– Maricón, dale los papeles o nos enchironan vivas en un cárcel de la zona, que no son precisamente el colmo del lujo. 

Y ella, que es muy brava cuando quiere, me salta: 

– ¡Y una mierda maricón! si quieren papeles que los busquen ellos con los «cohone». 

Pero claro, tú puedes ser muy de Murcia, muy travestí y no ser nada de eso de lo que te acusan, pero cuando un agente de la ley se pone como las locas o le das los papeles o… Pues eso, ¡guantazo al maricón!

Giovanni Rebolledo (aka La Rosaliinda): El secuestrador Travesti
Ahí va la Rosi, no es su mejor foto pero mira que estaba quedando mona…

Total, que resulta que la Rosi, a la que yo consideraba íntima mía allá en Barranquilla (donde el caimán), antes se hacía llamar Rebolledo. Y era muy delincuente. Y era un hombre. Y era espía Búlgara. Bueno eso no, pero podría. Sí cariñas, que lo vi con estos ojitos morenos en su pasaporte. 

Resulta que la Rosi es en realidad un integrante de una banda muy peligrosa llamada «Los Topos», dedicada a la extorsión y al secuestro exprés; que tras ser condenado en 2012 por múltiples delitos se dio a la fuga. ¿Qué mejor que cambiar de sexo para resultar irreconocible a los ojos de la ley?. 

¡Ays amigas! Yo es que ya no sé de quién fiarme, porque una coge cariño a las personas y en cuanto menos te lo esperas resulta que eres íntima de una delincuente en potencia. Y eso no es. 

Yo estoy a cuadros. 

Travestis deprimidas
Así me he quedado

¿Nos echas una mano?

En HazteQueer.com llevamos casi 8 años hablando de la actualidad y la cultura LGTB+ como nos da la gana y para poder seguir haciéndolo necesitamos tu ayuda. Hazte mecenas en nuestro PATREON y colabora para que podamos seguir dando caña como siempre lo hemos hecho.

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X