HazteOir ya no es asociación de utilidad pública

El Ministerio de Interior retira la utilidad pública a HazteOir por su campaña del autobús tránsfobo.


No os riáis muy alto, que en nada viene la derecha a devolvérsela. Pero (aunque ha tardado lo suyo…) el Ministerio de Interior acaba de revocar la declaración de utilidad pública a los cristofrikis de HazteOír.

El motivo, según el ministerio, es la campaña del autobús tránsofobo con el que se han paseado tranquilamente por gran parte de España y no tan tranquilamente por otra gran parte de España; y que después de cabrear a cualquier persona con un poco de decencia tuvo un spin-off en forma de avioneta.

Según el ministerio de Interior, los mensajes de esas campañas «atentan contra determinadas personas, colectivos o entidades» porque «denigran o minusvaloran otras concepciones sobre la familia, la identidad de género o la educación de la infancia«.

La resolución por la que el Ministerio decide revocar la Utilidad Pública a HazteOír es un documento de 12 páginas al que ha tenido acceso la Cadena SER que concluye argumentando que «es incompatible con la utilidad pública la promoción de las propias ideas de forma extralimitada en que hizo HazteOir, faltando al respeto y a la dignidad de las personas o colectivos que en nuestra sociedad tienen una concepción distinta en materia de orientación sexual«.

¿Has leído eso, maricón de derechas? Bueno, pues a ver si entiendes que eso que dice ahora el Ministerio de Interior no es ni de derechas ni de izquierdas, es una cuestión de derechos humanos. De derechas o izquierdas es decidir cómo se financia HazteOír, pero el ser LGTBfóbico no es una cuestión de ideales socio-económicos. Es una cuestión de ser un humano decente. Así que si el Partido Popular (y Ciudadanos, de rebote) no le retiraró la Utilidad Pública en su momento fue, simple y llanamente, porque son unos miserables es un partido LGTBfóbico. Y eso lo sé yo, lo sabes tú y lo sabe todo este maravilloso público que ha venido aquí esta noche. ¡GRACIAS, ALBACETE!

A ver, a lo que iba. El ministerio dirigido por Grande Marlaska considera, además, que la asociación ha incumplido la ley que regula el Derecho de Asociación y obliga a promover el interés general, dado que la campaña «ha tenido una amplia difusión y, aun estando amparada por la libertad ideológica y de expresión o difusión de las propias ideas, supone una falta de respeto por otras opciones distintas a las defendidas por esta entidad«.

¿Ves? Es una cuestión de respeto. Algo que en el PP…

Para amparar la revocación de la utilidad pública, el Ministerio añade además dos informes. Uno de la Dirección General de Igualdad de Trato y Diversidad, en el que acusan a HazteOír de ir en contra de la Constitución al enfrentarse «con la promoción y respeto del valor superior de la igualdad y el respeto del derecho fundamental en la igualdad de trato y no discriminación«; y otro de la Dirección General de Familia e Infancia que asegura que HazteOír no defiende el interés general en el ámbito social porque sus campañas «no aportan un valor añadido a la sociedad en su conjunto para que pueda valorarse que concurre la utilidad pública«.

P.D.: JÓDETE, IGNACIO.

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

FuenteSER

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X