Jake Shears: “Si lo único que aportas es enseñar tu cuerpo en Instagram, vete a la mierda”

  • En una entrevista con Attitude el ex-cantante de Scissor Sisters tiene algo que decir a los tíos gais cuya única aportación al mundo es enseñar su cuerpo de gym en redes sociales.

Seguro que alguna vez has empezado a seguir a un tío en Instagram porque te parecía muy mono y querías stalkearle y a las pocas semanas le has hecho unfollow porque te aburre verle constantemente haciéndose la misma foto (que, por lo general, va acompañada de alguna frase motivacional de mierda o de un lamento en plan “uf, a ver si recupero la forma”).

Pues tranquilo: a Jake Shears le pasa exactamente lo mismo.

El ex-cantante de Scissor Sisters (que está preparando su primer disco en solitario) ha hablado para Attitude sobre la masculinidad en el número de la revista que incluye los resultados de la encuesta de la que te hablábamos ayer según la cual el 71% de los hombres gais rechazan la pluma.

Shears no es precisamente un señor al que no le guste enseñar carne. Probablemente se ha hecho más fotos medio desnudo que medio vestido y hasta llegó a actuar en pelotas en algún concierto de los Scissor Sisters. Pero eso no impide que tenga su propia idea sobre el papel (bastante negativo) que las redes sociales (especialmente Instagram) juegan en los hombres gais y nuestra forma de relacionarnos. Y, entiéndenos, cuando hablamos de “relación” no nos referimos sólo a follar: también sabemos hablar y establecer amistades y esas cosas. Que no toda la vida es Grindr, maricón.

Estamos dándole valor a mierda muy estúpida. Si lo único que ofreces al mundo es tu cuerpo en Instagram, revísate y vete a la mierda.

Y mira, yo estoy de acuerdo con él. A todos nos gusta enseñar carne y que nos doren la píldora un poquito y a todos nos gusta que nos enseñen la carne que nos gusta. Pero he perdido la cuenta de gente a la que he dejado de seguir (en Instagram, en Twitter y en la vida en general) porque lo único que saben hacer es enseñar los pectorales. O hablar de gente que enseña los pectorales. O (lo peor y, por desgracia, verídico) valorar más (a todos los niveles) su relación de amistad con alguien que enseña constantemente los pechotes en Instagram que con alguien con un físico normalito.

Evidentemente las palabras de Shears, aunque forman parte de una entrevista muy amplia en la que habla de muchas cosas, han hecho que más de uno se soliviante y esté rajando del cantante justamente por lo que te decía antes de que él también es propenso a enseñar carne. Pero Shears no está en contra de que la gente enseñe sus cuerpos, está en contra de que sólo ofrezcan eso:

Si además eres una persona brillante y aportas algo a la conversación, entonces me parece justo. Si no tienes nada más que decir, es el momento de hacer examen de conciencia. Estoy a favor de enseñar un poco de carne. Pero si eso es todo lo que sirves, necesitas revisar la receta.

Porque igual que he perdido la cuenta de gente que me ha aburrido a base de abdominales también me he llevado muchas gratas sorpresas al empezar a seguir a alguien porque me pone y he acabado descubriendo una personalidad divertida, unas reflexiones interesantes, un alguien que entiende que si le comentas una foto o le escribes un mensaje no significa automáticamente que te lo quieras follar.

Y fíjate si estoy de acuerdo con Shears que hasta aplaudo el hecho de que sea justamente él, con su alergia a la ropa incluida, el que lo diga. Porque si esto lo digo yo es inevitable que salgan las de siempre a decir que si soy un gordo envidoso y amargado que critico a los demás por hacer lo que yo no puedo (como si no tener abdominales me impidiera quitarme la camiseta); pero que alguien como él, que además de ser tremendamente atractivo es un tío creativo e inteligente con una carrera artística envidiable, dé un paso al frente y denuncie el mercado de la carne por la carne como única referencia social del colectivo no sólo me parece muy apropiado porque en cierta manera plantea esa conversación entre “iguales”, si no que además me consta (porque en esta web nos ha pasado) que su opinión se respeta más.

Lo que demuestra, justamente, la tremenda razón que tiene.

Y ahora podéis aprovechar los comentarios para ponerle a parir a él, a mí y a medio mundo.

El dueño del cortijo. Hidroboy dirige HazteQueer.com, escribe sobre muchas cosas en otros sitios y pone música en fiestas cuando le dejan.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: