John Waters quiere reírse de Caitlyn Jenner

Cuando John Waters habla, los demás escuchamos. Porque si el director de películas como Hairspray (la original, la que no tenía canciones) o Pink Flamingos tiene algo que decir sobre la cultura popular de nuestros tiempos seguramente sea más interesante que cualquier cosa que pueda decir… yo, por ejemplo.

WatersMugshotUna felicitación navideña a lo John Waters

Waters lleva una década sin hacer películas (parece que fue ayer cuando fui con unos amigos a ver Los Sexoadictos y no podíamos creer lo que estábamos viendo) pero en esta web no hace ni una semana te recordábamos el momento en que Divine se comió una mierda de perro. Y lo hizo de verdad. No había presupuesto para usar una de mentira.

Waters acaba de conceder una entrevista a The Spectator porque se ha inaugurado una exposición artística en Londres en la que se pueden ver algunas de sus obras; desde figuras y fotografías a Kiddie Flamingos, la versión de Pink Flamingos en la que un montón de niños leen el guión y en la que no hay ningún taco: «Me convertí en mi censor. Volví a rodarlo todo y no hay ni una sola palabra malsonante en ella. Era lo único radical que se me ocurrió.«

El director de Los Asesinatos de Mamá siempre ha luchado contra la censura y la corrección política. «Los jóvenes ya no tienen ladillas porque no tienen pelo en el cuerpo, lo cual encuentro alarmante. Fui a juicio para que pudieras ver un matojo y ahora ¡no hay ninguno!«

Pero lo más interesante de la entrevista es la reflexión que Waters hace sobre todo el asunto de Caitlyn Jenner y la extrema delicadeza con la que todos los medios tratan el tema. Ojo a lo que dice:

Lo de Bruce Jenner/Caitlyn me suena a viejo. Yo tuve a una mujer transgénero en Pink Flamingos. Tenía tetas y un pene. Se hizo la operación esa misma semana. Para mí eso era radical entonces. Caitlyn es republicana, tiene un reality show y es una Kardashian. ¿Y no podemos hacer coña de él o ella?«

Parte de razón no le falta. Cierto es que los casos de Caitlyn Jenner o Laverne Cox están consiguiendo que por fin se hable de forma abierta y respetuosa de una problemática que siempre ha estado oculta. Pero eso no debería significar que no se pueda hacer humor con el tema. ¡Dínoslo a nosotros, que nos reímos de todo!

En la misma entrevista Waters habla de un tipo de transexualidad que sí le resulta novedosa: la de las chicas que ahora son chicos: «Se parecen a los chicos que me gustan, y eso me resulta muy confuso. Y no paran de pedirme que les firme las cicatrices de sus vasectomías, y lo hago.«

tumblr_my88s8TyLH1spk25xo1_500

Waters también tiene su propia opinión sobre el matrimonio igualitario: está totalmente a favor pero no es para él: «Cuando era un crío había bares que se llamaban El Agujero Hambriento, y ahora en esos mismos barrios las personas gays pasean con sus carritos de bebés.» A John tampoco le llama lo de ser padre: «Soy un buen tío. Te ayudaré a tener un aborto. Te sacaré de la cárcel. Te llevaré a rehabilitación. Pero sería un padre desastroso. Estoy demasiado ensimismado.«

giphy-1

Muero en deseos de que los adalides de la correción política lleguen a este post, lean la entrevista completa y se sientan tremendamente ofendidos.

A Waters y a mí nos haréis muy felices.

Fuente | The Spectator

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X