Kim Davis: la diva de los homófobos

Nosotros, los homosexuales, tenemos a nuestras divas: Madonna, Kylie, la Naranjo, incluso en algún momento lo fue Chenoa, pero a lo mejor no sabes que los homófobos también tienen las suyas y no porque canten ni se pongan unos vestidos maravillosos. No. Sus divas son malvadas brujas homófobas disfrazadas, como no, de piadosas cristianas. Y entre ellas destaca Kim Davis. La verdad, no sabemos cómo no os hemos hablado antes de esta señora, porque  se ha ganado a pulso aparecer en los medios LGTB y no tan LGTB de todo el mundo.

El pasado mes de junio el Tribunal Supremo de Estados Unidos legalizó el matrimonio homosexual, pero en Kentucky una funcionaria llamada Kim Davis se negó a dar las licencias necesarias, parejas heterosexuales incluidas, argumentando que iba contra sus creencias religiosas provocando así un follón enorme. Porque claro, ¿puede una funcionarse negarse a cumplir con la ley? Recordemos que en España pasó lo mismo cuando aquellas organizaciones ultracatólicas defendían la objeción de conciencia para estas situaciones.

El caso terminó en los tribunales, y el juez David Bunning le dijo a Davis que «El tribunal no puede consentir la desobediencia de una orden emitida legalmente» considerando además que una multa no sería suficiente ordenado su ingreso en prisión el pasado 3 de septiembre

Y Davis dijo:

«Nunca pensé que llegaría un día como este en el que me pedirían violar la principal enseñanza de las Escrituras sobre el matrimonio y sobre el mismo Jesucristo. Emitir una licencia de matrimonio que entra en conflicto con la definición de Dios del matrimonio, con mi nombre en el certificado, va contra mi conciencia»

Manifestantes a favor y en contra de Davis en la puerta del juzgado

Cinco días después, la funcionaria fue puesta en libertad mientras su abogado informaba que ella «ama a Dios, ama a la gente, ama su trabajo». Se ve que los maricones y las bolleras no entramos en su definición de «gente» porque querernos no parece que nos quiera mucho.  Eso sí, el juez le advirtió de que no podía poner ninguna pega a aquellas parejas que quieran casarse. Y ella protagonizó este encuentro con sus homófobos fans donde se emociona como si fuera Rocío Jurado cantando Como una ola.

Davis volvió hace unos días a su puesto de trabajo y aclaró que claró que ninguna licencia de matrimonio «será autorizada por mí» y pidió que se «retire mi nombre y título» de dichos documentos. Así, las licencias indican que son expedidas por «una orden federal» y con las iniciales de la trabajadora, lo que ha provocado un nuevo lío porque ahora no queda claro si al hacer dicha modificación los documentos tienen validez legal y sobre lo que el juez debe pronunciarse.

A esto, le sumamos las declaraciones que hace su abogado, Mat Staver. Por ejemplo, este discurso pronunciado en el mes de junio donde decía que «el matrimonio gay va a llevar a Estados Unidos a las puertas del infierno»

De momento no sabemos en qué va a terminar todo esto, pero nos encanta que luego ocurran cosas como esta valla publicitaria que la organización PlantingPeace ha puesto en el pueblo natal de Kim:

Kim-Davis-Morehead

Muy fans del texto, que por si eres una inculta no sabes inglés te traducimos:

«Querida Kim Davis,
El hecho de que no puedas vender a tu hija por tres cabras y una vaca significa que ya hemos redefinido el matrimonio».

Ah, se nos olvidaba. Kim Davis se ha casado cuatro veces, dos de ellas con el mismo hombre.

Kim-Davis-meme

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X