La alcaldesa de Roma ordena la retirada de una campaña homófoba contra los vientres de alquiler

Tiempo de lectura: 3 minutos
  • La alcaldesa de roma, Virgina Raggi, ordena la retirada de unos anuncios contra la gestación subrogada (que, además, son homófobos y machistas) que aparecieron el lunes en varios autobuses de la ciudad.

  • La campaña está pagada por la organización ultracatólica ProVita.


Una de las cosas malas de que partidos como Ciudadanos y un montón de ilustres maricones forrados intenten convencernos ahora de que los vientres de alquiler son el nuevo derecho gay (que no LGTB+) a conquistar (a pesar de que la inmensa mayoría de parejas que recurren a esa práctica son heterosexuales, pero el pink washing es lo que tiene); es que mucha gente empieza a confundir cosas.

¿Y para qué estamos nosotros aquí? ¡Para creernos mejores que vosotros explicarlas!

El pasado lunes varios autobuses de Roma aparecieron cubiertos de anuncios pagados por la asociación ultra-católica ProVita, en los que se podía ver a dos hombres empujando un carro de la compra en el que aparece un bebé llorando, junto a la frase: “Dos hombres no hacen una madre“.

Pues dos padres no harán una madre, pero las neuronas de los cristofrikis tampoco hacen un cerebro y míralos. Tan pichis ellos.

Te decía antes que hay gente que se lía un poco con el tema, porque en ese anuncio hay dos cosas que no tienen absolutamente nada que ver. Para empezar, la crítica a los vientres de alquiler. Si conoces esta web y a los que la escribimos, es algo en lo que coincidimos. Muchos utilizan el hecho de que, casualmente, activistas LGTB+ y feministas coinciden con la Iglesia Católica en la crítica a los vientres de alquiler. Obvian, porque no les encaja en la retórica de que ir contra los vientres de alquiler es de retrógrados, que los motivos por los que unos y otros critican la práctica son radicalmente diferentes. Pero si el Pisuerga pasa por Valladolid… Pues mira.

Relacionar a esos activistas con la Iglesia porque ambos se oponen a los vientres de alquiler es una estupidez al nivel del propio anuncio que relaciona esa práctica con las familias LGTB+ en general; y lo hace siendo profundamente homófobo y, de rebote, machista. ¿No hay padres solteros? ¿Viudos? ¿A los niños los tiene que criar la madre mientras el padre trabaja?

Pero a la vez que los católicos mezclan churras con merinas, ya verás como alguno se marca un Tom Daley y trata de colar las críticas a los vientres de alquiler como ataque homófobo; cuando no tiene nada que ver. Este anuncio es dos cosas: una crítica a la gestación subrogada y, además, un insulto homófobo y machista.

Probablemente por eso la alcaldesa de la ciudad, Virgina Reggi, considera que “la explotación de una pareja gay y un bebé ofende a todos los ciudadanos” y ha ordenado que se retiren todos los anuncios por violar las ordenanzas municipales (lo mismo que le ocurrió a Hazte Oír con su autobús, qué cosas), que prohíben mensajes cuyo contenido atente contra el respeto a las libertades y los derechos individuales.

Los grupos LGTB+ del país (que no permite ni siquiera las adopciones homoparentales aunque algunas parejas gais han conseguido registrar a sus hijos adoptados de forma legal) han celebrado la medida y han felicitado la rapidez y la unidad con la que se ha actuado contra los ultras. “Es otro intento por parte de ProVita de obtener visibilidad y crear una oportunidad para hacerse las víctimas“, ha explicado Marilena Grassadonia, presidenta de la asociación Rainbow Families. “Estamos muy contentas con la velocidad de reacción de los grupos activistas y el liderazgo de los políticos. Ha sido una repuesta comprometida y unida a todos esos que quieren manipular a los niños para usarlos como propaganda cargada de odio y homofobia.

Desde ProVita, obviamente, han protestado. Mucho. Muy fuerte. Han dicho muchas cosas y han soltado palabras muy largas y que suenan muy a señor mayor que parece muy sabio pero en realidad está fumadísimo y no sabe ni de qué habla. Y, por lo tanto, ni siquiera les vamos a hacer caso.

Que se coman los anuncios.

Fuente | Gay Star News 

El dueño del cortijo. Hidroboy dirige HazteQueer.com, escribe sobre muchas cosas en otros sitios y pone música en fiestas cuando le dejan.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: