La fiscalía pide dos años para los agresores de una pareja de lesbianas en Barcelona

  • Vanessa y Andrea fueron agredidas después de darse un beso en una cafetería del centro de Barcelona.
  • El fiscal pide dos años de prisión, multa e indemnización a los tres acusados de agredir verbal y físicamente a Vanessa.

El 10 de octubre del año pasado Vanessa y Andrea fueron a la cafetería Original’s Bakery de la Via Laietana de Barcelona a tomar un café después del trabajo. Se sentaron en una mesa pegada a la cristalera del local y en cierto momento se dieron un beso. Fue entonces cuando cinco hombres aparecieron en la calle, frente a la cristalera y uno de ellos entró en el local para decirles: «Oye, no podéis besaros en público«. Mientras, en la calle, otro se bajó los pantalones y los calzoncillos y les enseñó los huevos haciéndoles mofa.

Vanessa se levantó, salió a la calle y se enfrentó a los homófobos recriminándoles su actitud con un «Oye, ¿a ti te gustaría estar con tu pareja en un restaurante y que alguien hiciera lo mismo que tú? ¿qué te pasa?«. Los cinco hombres la rodearon y uno de ellos le pegó un fuerte empujón que la lanzó contra una papelera. Cuando trataba de incorporarse, otro de los hombres le dio un puñetazo en la cara, lo que provocó una hemorragia.

Al darle el puñetazo el chico salió huyendo y Vanessa, lejos de acobardarse, se propuso ir tras él pero los otros cuatro se lo impideron rodeándola y dándole empujones y agarrándola para que no pudiera. Dos clientes del local salieron a ayudar a Vanessa, que interpuso una denuncia.

Ahora el fiscal de delitos de odio y contra la discriminación de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, solicita dos años de prisión, una orden de alejamiento de mil metros y una multa de 6.480€ para los tres hombres que agredieron a Vanessa y Andrea: el que le propinó el puñetazo, el que la empujó y el que se sacó lo que no debía de los pantalones para insultarlas. Los tres han sido acusados por la fiscalía de un delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas y otro de lesiones leves, además de considerar la primera parte de la agresión como una «mofa y provocación machista (…) guiados por su animadversión a su orientación sexual«.

Además de los años de prisión y las multas, se les exige el pago de una indemnización de 1,980 euros.

Fuente | El periódico, Crónica Global

P.D.: Queridos amigos de El Periódico, explicadme este titular:

Porque a lo mejor yo soy un poco quisquilloso pero diría que «recriminar» y «empujar, insultar y pegar un puñetazo» no son exactamente lo mismo.

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X