La Fiscalía pide el archivo del caso de la menor transexual en Málaga

De verdad, el mundo está loco. Mientras en Madrid Cifuentes se convierte en la abanderada de la identidad de género, en Málaga la fiscalía solicita que se archive la causa por una presunta discriminación a una menor transexual en el colegio San Patricio.

San-Patricio-obispo-MalagaUn dragqueen San Patricio

Los hechos son los siguientes: el colegio, dependiente de la Fundación Diocesana Santa María de la Victoria, no permitía que Gabriela, la menor de siete años de edad, acudiera a clase con falda ni que utilizara los aseos de las chicas, suponemos porque para ellos Gabriela era un niño. Los padres acabaron cambiando a la niña de colegio y según la madre, «la menor ha sido expulsada. No se estaba respetando el derecho a la educacion de la menor, no se le estaba tratando dignamente y se ha vuelto una situación insostenible».

La Junta de Andalucía amagó con retirar el concierto al colegio aunque al final lo mantuvo a pesar de que el colegio se negó a seguir las recomendaciones de la Delegación Territorial de Educación sobre este asunto. Asimismo, el colegio aseguraba que siempre dispensó un trato «exquisito» a su menor y su familia, aunque se negaba a que la niña fuera con falda, la llamaba con un nombre neutro y le permitían usar los servicios de discapacitados. Es decir, le cambian el nombre y la llaman como a ellos les da la gana, la obligan a vestirse como alguien del sexo opuesto y la obligan a utilizar el wc de los discapacitados. ¿Eso es un trato exquisito?

En enero de 2014 la Diócesis de Málaga hizo público un comunicado que empieza así: «El Obispado de Málaga manifiesta que la Fundación Diocesana de Enseñanza Santa María de la Victoria (Fundación Victoria) tiene un gran respeto y consideración al niño cuya madre pide que sea tratado como una niña…» Para ellos Gabriela es un niño disfrazado.

Jesus-Catala-obispo-malaga¿Gabriela no puede llevar falda y el obispo sí puede ir así?

Por cierto, el «señor» Jesús Catalá, obispo de Málaga es el mismo que dijo que «el matrimonio gay es como la unión entre un hombre y un perro o un bebé y un anciano de 80 años».

Hoy se ha sabido que la Fiscalía pide el archivo de la causa abierta contra la responsable del colegio por supuesta obstaculización en la escolarización de Gabriela por dos razones: el artículo 511 del Código Penal en el que se fundamentaba la acusación recogía la discriminación «por razón de sexo u orientación sexual» y considerando que la «transexualidad» es una cuestión de género, esta no entra en dichos apartados (dicho artículo fue modificado posteriormente para recoger la «cuestión de género») El segundo motivo, es que la escolarización de la niña sí se produjo, por lo que no existe delito. Le toca decidir ahora al juzgado de instrucción número 10 de Málaga acerca de si debe continuar con la investigación o no.

Y vale. Pues sin ser juristas ni saber mucho del tema pues técnicamente igual tienen razón, pero lo que sí se ha producido sin duda es un acto de discriminación y acoso a una menor, y todo esto no es más que un montón de mierda tecnicismos para que un colegio católico se salga con la suya y  una muestra de la nula sensibilidad de la Administración ante casos como este donde prefiere mirar para otro lado antes que mojarse y actuar. Menos mal que para ambos lo importante es el bienestar de los menores.

Fuente | Cadena SER

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X