La Sala BUT insiste en que no es propiedad de la familia Trapote

La Sala BUT emite un comunicado en el que se supone que niegan que la sala sea propiedad de la Familia Trapote. Sí, se supone.


La Sala BUT de Madrid acaba de emitir un comunicado en el que desmienten la información publicada POR LA SHANGAY Y EL ESPAÑOL (y de la que nosotros nos hicimos eco) según la cual el propietario de la Sala BUT es el mismo que el del Teatro Barceló, local al que salpicó la polémica tras acoger un acto de juventudes de extrema derecha días antes de la fiesta gay Tanga Party. La fiesta acabó celebrándose únicamente en una de las dos salas programadas, la Sala BUT; que, según El Español, es propiedad de la misma persona que programó el acto de VOX.

Eso sólo ha hecho que la polémica aumente y crezca la sensación de que se trata de una estrategia empresarial tanto por parte del Teatro que permitió el acto fascista como por parte de la fiesta que, no olvidemos, se negaba a cancelar el evento (hasta que oyó la palabra «boycott»).

En el comunicado de la Sala BUT, el equipo GESTOR aclara que «la empresa que gestiona la sala es totalmente independiente a cualquier otra sala de Madrid» y añaden que «el local de la Sala BUT, es independiente, a cualquier otro local aledaño a la sala«. Que es exactamente lo que publicamos nosotros: que ambas salas están gestionadas por dos empresas diferentes.

A lo mejor la Sala BUT debería pedirle explicaciones a Pablo Trapote por no corregir al periodista que le entrevistó en EL ESPAÑOL en lugar de acusarnos a nosotros de publicar FAKE NEWS:

Imaginamos que cuando en el comunicado la Sala BUT desmiente públicamente «las falsas noticias de algunos medios de comunicación, comentarios en redes sociales y blog, asegurando que BUT esta gestionada, o pertenece, a personas que son completamente ajenas a la sala«, además de hacerse un lío con las subordinadas (y no negar en ningún momento que el propietario del inmueble sea la familia Trapote) se refiere a ese párrafo de ahí arriba publicado en EL ESPAÑOL.

Por cierto, SIGUE PUBLICADO EN EL ESPAÑOL.

«La familia Trapote, dueña asimismo de otros locales como la sala contigua But -«donde sí se celebró la fiesta este domingo», explicaba PABLO TRAPOTE«.

Insisto en lo de El Español por si queréis hacerles llegar el comunicado y que se retracten como hizo la Shangay:

Por último la Sala BUT informa a «estas personas, que tienen a su disposición los registros mercantiles y de propiedad, públicos, donde pueden comprobar información antes de crear noticias falsas, contra las que emprenderemos acciones legales en el caso de no ser desmentidas a la mayor brevedad«.

Desde aquí suplicamos encarecidamente a El Español que desmienta su información a la mayor brevedad; porque en las redes sociales de Tanga Party se está hablando de demandar a un «portal» y no nos gustaría que Pedro J. Ramírez se llevara un disgusto.

Si los de El Español desmienten que el inmueble es propiedad de la familia Trapote, avisadnos antes de ir a insultarnos a Facebook, que lo publicaremos sin problema.

P.D: Cualquiera diría que fue esta web la que alquiló su sala a un partido de extrema derecha para que 700 niñatos fascistas abuchearan e insultaran la bandera LGTB+ ¿Verdad?

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X