La transexualidad ya no es una enfermedad para la sanidad pública catalana

El nuevo modelo de atención a las personas trans en Cataluña despatologiza totalmente la transexualidad y se compromete a ofrecer tratamientos completos sin ningún tipo de discriminación.

[divider]Actualidad | Ley y Orden[/divider]

Se acabó tener que presentar un informe psiquiátrico que acredite un trastorno para que una persona transexual pueda someterse a una reasignación de sexo en Cataluña. Así lo ha anunciado Antoni Comín, el conseller de Salut, que presentó ayer el nuevo modelo de atención a las personas trans que, según sus palabras, «despatologiza la transexualidad» y se convierte en pionero en Europa.

El conseller de Salut Antoni Comín
El conseller de Salut Antoni Comín

Uno de los pasos más importantes que ha dado la conselleria de Salut ha sido el de dejar de considerar la Unidad de Identidad de Género (UIG) del Hospital Clínic como centro de referencia y trasladar la atención a las personas trans al centro Trànsit en el CAP de Manso, para que sea la puerta de entrada del colectivo al tratamiento y desde donde se les acompañará y se les ofrecerá una visión completa de todo el proceso. Los colectivos trans llevaban tiempo exigiendo a Salut que eliminara la UIG porque, como explica Nac Bremon (representante de la plataforma TransForma la Salud), «en sus ocho años de existencia ha dejado un camino muy oscuro difícil de olvidar«. Desde el Hospital Clínic su director, Josep Maria Campistol, pidió disculpas al colectivo trans si se ha sentido mal tratado en la UIG y ha dicho que es partidario de modificar el modelo de atención.

Según datos de la conselleria, actualmente hay 437 personas en tratamiento para cambiar de sexo en Cataluña, y cada año 93 nuevas personas solicitan poder comenzar el tratamiento hormonal, que dura dos años y es el paso previo para poder acceder a la lista de espera de la operación de cambio de sexo. Según datos de la directora general de Atención Sanitaria, Cristina Nadal, actualmente hay 155 transexuales en lista de espera (algunos desde hace más de seis años) para someterse a una vaginoplastia en el Hospital Clínic, y 98 para una mastectomía desde 2011.

Este nuevo modelo de la sanidad catalana para ayudar a las personas trans tratará sin discriminaciones a los casos más complejos, como los menores trans, las trabajadoras sexuales, las personas con VIH o los inmigrantes. Además se incluye en él un plan para la formación de profesionales sanitarios de todo el territorio y la expansión del mismo según las necesidades de la población.

Nadal reconoce que este nuevo modelo puede tener un efecto llamada en la población y por eso no pueden cuantificar cuántas personas podrán atender en el servicio de Trànsit del CAP de Manso. Actualmente trabajan en ese servicio un ginecólogo, un médico de familia, un enfermero, un psicólogo, un trabajador social y un administrativo; pero Comín ha anunciado que en los presupuestos de 2017 se ha destinado una partida de 250.000 euros para reforzar ese centro, creado en 2012.

El Centre d'Atenció Primària de Manso
El Centre d’Atenció Primària de Manso

Uno de los puntos más importantes de este nuevo modelo, además del hecho de que no hará falta acreditar un trastorno para acceder al tratamiento, es que tampoco será necesario definir las preferencias sexuales de cada paciente y el tratamiento se hará de forma consensuada y con autonomía de decisiones del paciente. Es decir: cada persona trans decidirá dónde quiere ser tratado y cuándo y hasta dónde quiere llevar el tratamiento. CatSalut se compromete a garantizar sin ningún tipo de discriminación las mastectomías, histerectomías, anexectomías, faloplastias y metaidoioplastias para los hombres transexuales; y las vaginoplastias, mamoplastias, orquiectomías y cricoidectomías a las mujeres trans. También atenderán a solicitudes de preservación de material genético, como tejido ovárico o gametos; y permitirá el acceso al tratamiento bloqueante y hormonal en las diferentes fases del desarrollo puberal de los menores.

Los colectivos LGTBI han aplaudido esta medida ya que, como señala Eugeni Rodríguez (presidente del Observatori Contra l’Homofòbia), «los derechos de las personas trans son una absoluta prioridad para el OCH y la plataforma LGTBIcat de cara a pedir al Gobern que haga efectivos los beneficios concretos para el colectivo trans que emanan del marco jurídico antidiscriminatorio«.

[divider]Fuente: La Vanguardia, Antena 3[/divider]

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X