La ultraderecha alemana presenta su plan para acabar con el matrimonio igualitario

  • Durante una sesión parlamentaria en la que se debatían cambios legales para lograr la igualdad real de las parejas homosexuales, el ultraderechista Stephan Brandner presentó un proyecto de ley de su partido, el AfD, para acabar con el matrimonio igualitario en Alemania.


Como ya sabéis Alemania aprobó el matrimonio igualitario en la pasada legislatura con el voto en contra de la cancillera Merkel que, aún así, fue lo suficientemente lista para dar libertad de voto a los miembros de su partido y de este modo quitarse de encima esa cuestión durante la campaña electoral. Y como seguramente también sabéis eso no significa que ya esté todo hecho y que el colectivo LGTB+ germano se haya quedado sin problemas que resolver.

El viernes pasado se discutía una propuesta de ley de Los Verdes para mejorar las normas de filiación y equiparar los derechos de las parejas del mismo sexo. Que sí, que los maricones ya se pueden casar, pero tal como explicó la diputada Ulle Schauws, del partido ecologista, todavía hay desigualdades como las que se dan cuando dos mujeres se casan y una de ellas ya tiene descendencia. En esos casos, y a diferencia de las parejas heterosexuales, no se reconoce que su esposa pasa a ser automáticamente la segunda madre y en cambio debe superar todos los trámites legales para adoptar legalmente a sus hijos.

Un cambio legal que su partido ve necesario precisamente para garantizar la seguridad jurídica de los niños, esos mismos que normalmente reciben tantos pensamientos por parte de los conservadores.

En medio de este debate le tocó el turno a Stephan Brandner, un importante miembro del partido ultraderechista AfD (Alternative für Deutschland, Alternativa para Alemania) que por desgracia es la tercera fuerza política en el Bundestag y del que ya os hemos hablado en alguna ocasión. Brandner, que en estos momentos preside la comisión parlamentaria de Asuntos Jurídicos y de Protección del Consumidor es, como otros muchos de su partido, un homófobo sin muchos complejos, y aprovechó su turno de palabra para presentar un proyecto de ley de la AfD para poner fin al matrimonio igualitario en Alemania.

No es la primera vez que este señor deja caer algo parecido: poco después de ocupar su escaño parlamentario en esta legislatura, ya había colgado en su página de Facebook un adelanto de este proyecto de ley, además de esta imagen para celebrar su entrada en el parlamento en la que posa haciendo como que piensa mientras dice que hay que cambiar la constitución alemana para excluir del matrimonio a las parejas homosexuales:

“Un matrimonio consiste en una mujer y un hombre. Todo lo demás son cosas distintas. ¡Por esta razón hay que modificar la constitución!”

Los medios LGTB+ alemanes consideran que con su intervención del viernes pasado Brandner y su partido, han dejado atrás los memes homófobos en redes sociales y han declarado abiertamente la guerra al colectivo, con la intención de ganar puntos entre su electorado. En su discurso aseguró que para la AfD es fundamental presentar en el futuro inmediato un proyecto para acabar con el matrimonio igualitario, de forma que relativice y corrija los errores que los otros grupos han cometido al respecto.

Stephan Brandner durante su soflama. Creemos que este es el momento exacto en el que se le estaba hinchando una vena del cuello.

Brandner está particularmente obsesionado con los ecologistas, a los que ya había  acusado en otras ocasiones de ser pedófilos y cocainómanos, pero en esta ocasión tuvo tiempo para salpicar de bilis a todos los otros grupos y se metió hasta con los parlamentarios de la CDU de Merkel que votaron a favor del matrimonio igualitario, a los que acusó de ser unos fracasados y traidores a su ideal conservador. La postura oficial de AfD es que el matrimonio se abrió a parejas del mismo sexo por intereses clientelistas (WTF?) y no se permitió un debate social para hablar abiertamente del tema, olvidando convenientemente que un 83% de los alemanes ya estaban a favor de la igualdad.

Todo esto lo dijo, obviamente, sin admitir que es un homófobo de mierda: el representante ultraderechista aseguró que su propuesta no está motivada por el odio a los homosexuales y que la presenta para garantizar que se cumpla la ley fundamental alemana, que establece en uno de sus artículos que “El matrimonio y la familia están bajo la protección especial de la orden estatal”. ¿Os suena de algo esta estupidez de excusa?

También tuvo un momento para recordar la celebración de los parlamentarios verdes con aplausos y confeti (¡eso nos suena!) cuando se aprobó el matrimonio para todos, algo que según él fue una vergüenza y una falta de respeto a la institución.

El Google Translate devuelve este gif cuando intentas traducir el vídeo con el discurso de Stephan Brandner

Es cierto que la postura retrógrada y abiertamente homófoba de la AfD es completamente minoritaria en el parlamento alemán: los representantes de los demás partidos se mostraron en general a favor de la propuesta de Los Verdes e incluso la diputada de la CDU Mechthild Heil, que ya había votado en su momento a favor del matrimonio igualitario, dijo que “los padres deben tener derechos y obligaciones legales claros con respecto a sus hijos, para todos los padres: tanto para las familias tradicionales como para los matrimonios entre personas del mismo sexo y también en todos los casos en los que los hijos no fueron concebidos de forma natural.”

Volker Ullrich, de la CSU (los socios bávaros de la CDU, en general todavía más conservadores), reconoció también que tal como está ahora mismo, la ley del matrimonio igualitario sigue estando incompleta.

Oh, gracias, señores políticos de derechas, por ser  más decentes que el neonazi al que le estaban dando réplica

Está claro que los homófobos de AfD no tienen los apoyos necesarios para lograr el cambio constitucional que les gustaría hacer y que las pataletas de Brandner no le servirán de nada. También parece que los cambios propuestos saldrán adelante (visto que todos los partidos parecen estar a favor) y que, de momento, podemos respirar tranquilas porque nadie va a tocar nada para peor.

Nosotros no vamos a sacar el confeti esta vez y el aplauso se nos queda discretito: los colectivos LGTB+ alemanes recuerdan que lo que habría que hacer sería blindar la Constitución para proteger la igualdad matrimonial (algo para lo que sí habría, en teoría, una mayoría suficiente). Porque, amiguitas, hay que recordar que el mal nunca descansa.

Si llegan a introducir este proyecto de ley lo único que conseguirán estos señores, que dicen que no hay que debatir el matrimonio igualitario porque a la sociedad le preocupan cosas más importantes, será retrasar y entorpecer la actividad parlamentaria. Hay que recordar que  lo que busca la extrema derecha con estas performances homófobas en el Bundestag es un acto de propaganda para conseguir convencer a más ultras de que sigan votando a su partido.

Fuente | Queer.de

Queríamos llamarnos ‘Agentes del Lobby Gay’, pero ya estaba cogido.
Vivimos de subvenciones para promover el homosexualismo.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: