Las 5 «mejores» perlas de la entrevista al militante gay de VOX

Y dejamos lo mejor para el final:

5- Yo siempre digo que me considero homosexual, no gay: el gay es esa persona contaminada por el Colectivo

¿Có-cómo?

A ver, vamos por partes. Que Carlos opina que El Colectivo LGTB® es una marca registrada por la extrema izquierda (en la que incluye a Izquierda Unida, Podemos y, atención, el PSOE) donde no hay cabida para nadie más.

También se queja de la imagen que ofrece El Colectivo LGTB® durante las marchas, con “señores desnudos y transexuales y todo eso que hay ahora”.

Yo a Carlos le diría que poco ha pisado un Orgullo, porque si algo caracteriza las marchas es la diversidad absoluta en todos los aspectos. Desde los señores semi desnudos (porque desnudos ninguno), pasando por las personas trans (que son precisamente eso, personas con una dignidad envidiable, y no cosas, como tú las describes), las asociaciones de familias lgtb y familiares de lgtb, los osos, las travestis, las musculadas… ¡pero si hay esta carrozas de Ciudadanos!

¡Corred maricones, que viene la extrema izquierda!
(Foto: Kike Rincón)

Porque eso es el colectivo, y no El Colectivo LGTB® que tú te sacas de tu peineta embadurnada de naftalina. El colectivo nos representa a todos, incluidos los maricones de derechas, que estoy seguro que los hay y no reniegan en absoluto de ser quienes son.

Respecto a lo de renegar de ser gay, pero no de ser homosexual… chica, ¿de qué caverna has salido? Esto es como decir que no, yo es que no me considero un tío, ¡yo soy un varón! ¿Verdad que es ridículo?

Además, y como apunte final, tanto que presumes de leer mucho te recomiendo encarecidamente que leas sobre nuestra propia historia como colectivo (porque aunque no quieras, formas parte de él) y dejaras de decir tonterías.

Y es que hasta hace relativamente poco tiempo, los maricones de toda clase, color y religión, utilizaban la palabra gay para contrarrestar las connotaciones negativas que la palabra homosexual tuvo durante demasiado tiempo, especialmente en Estados Unidos, donde fue bastante relevante la apropiación del término para patologizar la homosexualidad (y ya de paso, meter en el mismo saco al resto de personas LGTB).

Si bien es cierto que homosexual es la primera palabra que nos representaba que no fuera de forma peyorativa, renegar ser gay sin tener demasiada idea de su historia como palabra es poco más que una paletada y una ingenuidad que, francamente, me resulta bastante complicado de digerir el hecho de que venga de una persona mínimamente inteligente.

Y ya está amigas, que se me ha bufado el pelo del rato que me he pasado recopilando tonterías.

Que tú puedes ser de derechas y ser gay que no pasa nada. Pero no me digas cosas sin sentido en relación al colectivo, no reniegues de quién eres ni de cuál es realmente tu lugar, y sobre todo, no te pongas de lado de la gentuza que te quiere convertir en un ciudadano de segunda.

artículos

Pasa página y sigue leyendo

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

Pasa página y sigue leyendo
X