Monsieur Chocolat: un negrazo de principios del siglo XX

Omar Sy es muy famoso en Francia, una estrella mediática. Y no es para menos. Es un actor negro de impresionante físico y muy buenas dotes actorales, además de tener un estupendo dominio gestual y que sabe administrar muy bien sus variados recursos. Al igual que su compañero de reparto, el también excelente James Thierrée. Ambos son, junto con la irreprochable puesta en escena y una ambientación y dirección artística de diez, lo mejor de esta película, dirigida de manera rutinaria por Roschdy Zem, que narra las aventuras del primer artista negro de circo en la Francia de principios del siglo XX.

Omar-sy

El dinero en este largometraje se nota, y mucho, y uno no deja de preguntarse por qué las películas del país vecino parecen tan increíblemente profesionales y tocan una paleta de temas a los que jamás se acercarían los directores de nuestro país.

A pesar de lo original de la propuesta (cómo la pareja cómica pasa de estar en un circo de mala muerte que deambula por provincias a trabajar en los mejores teatros de París), Monsieur Chocolat desbarra después de la primera media hora y el buen planteamiento inicial se derrumba en base a un convencionalismo de libro, derivando en otra película más de auge y caída de un artista, que se precipita a un final demasiado largo y con exceso de moralina.

Una buena banda sonora, cuya presencia a veces se deja notar demasiado, se debe apuntar en el haber de este largometraje mientras que en el debe, aparte de todo lo dicho, las torpes y absolutamente innecesarias escenas sexuales que más bien parecen rodadas por la segunda unidad de un documental del Discovery Planet. Además, es molesto el hecho de que, aunque Monsieur Chocolat (que en realidad se llamaba Rafael Padilla) era cubano, jamás se menciona que fuera del país latinoamericano.

Las dosis de mariconeo están administradas en la justa medida que reclama un filme tan mainstream. No se oculta el hecho de que al personaje blanco del dúo, Footit, interpretado por James Thierrée, le gustan los hombres e incluso hay una divertida escena en un club clandestino gay parisino de principios del siglo XX (y otra escena, no tan divertida, donde Footit se gana la vida de travestí en un sórdido local), pero tampoco se promocionan mucho las atracciones del, por otra parte, amargado personaje, y eso hubiera dado interés y oxigenado este largometraje.

FICHA TÉCNICA
MONSIEUR CHOCOLAT.  (2016)
DIRECTOR: Roschdy Zem.
REPARTO: Omar Sy, James Thierrée, Clotilde Hesme, Olivier Gourmet y Frédéric Pierrot
NACIONALIDAD: Francia

El hetero rockero que no puede faltar en ninguna web mari.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: