Ni Abel Azcona ni Dios (literalmente) se presentan a declarar ante el juzgado de Berga

El artista Abel Azcona se queda en Lisboa y no declara ante el juzgado de Berga que le acusa de «profanación» y de «ofensa a los sentimientos religiosos». Dios, que se supone está en todas partes, tampoco acudió.


Por si no te has enterado, que a veces pasa, el artista Abel Azcona está exiliado en Lisboa porque un juzgado de Berga quiere juzgarle por un supuesto delito de «profanación» y otro delito «contra los sentimientos religiosos» por su obra Amén, aquella en la que escribió la palabra:

PEDERASTIA

Con hostias consagradas.

Sí, has leído bien: hay otro artista viviendo en el extranjero porque vivimos en una democracia plena en un país en el que la Iglesia Católica tiene poder suficiente para llevar ante un juez a un artista (al que, como homosexual, insultan desde sus altares y sus medios subvencionados) y no a un cura que viola a una niña.

En noviembre de 2015 la muestra artística de Azcona, inaugurada en Iruñea, provocó las protestas y las denuncias de los de siempre. Aunque la primera demanda fue archivada, tanto la Fiscalía (iba a decirte que era la época del PP pero ¿cuánto lleva Pedro Sánchez en la Moncloa y qué ha hecho para tumbar el concordato?), el Arzobispado como la Asociación de Abogados Cristianos presentaron un recurso, que volvió a ser desestimado.

Pero cuando Azcona recreó la muestra en el centro de Arte contemporáneo Konvent de Berga, la Asociación de Abogados Cristianos volvió a denunciarlo y esta vez el juzgado de instrucción número uno de la localidad admitió la demanda.

Ayer martes 7 de mayo Abel Azcona estaba llamado a declarar, pero decidió no presentarse ante el juzgado y declararse en desobediencia porque «la desobediencia está íntimamente ligada a la libertad, de modo que una persona puede llegar a ser libre mediante actos de desobediencia«, ha explicado en una carta remitida al juz y publicada en El País.

Azcona, como ya hizo Willy Toledo en su juicio por ofender a la Virgen, ha decidido seguir la misma estrategia que los personajes de ficción ídolos católicos y no presentarse a declarar en el juzgado.

Dios, en forma de su hijo, yendo a Berga

El artista ha declarado a Naiz que se encuentra en Lisboa trabajando en una exposición con el Ministerio de Cultura de Portugal, que además de los papeles relacionados con su trabajo le afirmaban que en caso de tener algún problema judicial en España le ofrecían todo su apoyo. Pero Azcona no tiene intención de permanecer en Portugal como exiliado por mucho que, según afirma, el país le ha ya ofrecido ya el asilo: «Si no declaro formularán una orden de búsqueda y captura; pero no voy a asumir el asilo porque si me detienen quiero moverlo yo«.

El próximo 20 de mayo Azcona estará en la presentación en Catalunya del libro «Libertad de Expresión» de Beatriz Talegón. En caso de ser detenido, Azcona confirma que se tomará el proceso judicial como una performance basada en la «estrategia del silencio» y no pronunciará ni una sola palabra durante el mismo: «Me voy a deajr detener, lo rechazaré de forma pasiva, de silencio pleno.«

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

FuenteNaiz

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X