Maricas que reniegan de ser maricas

En esta web no nos cansamos de repetir hasta la saciedad lo importante que es la visibilidad para conseguir la normalización y la igualdad pero… ¿algunos no habéis confundido eso con la heterosexualización?

RuPaul-blink

Tranquilos, no vamos a hablar de «roles heteropatriarcales» ni de la opresión a la mujer, o al menos no en esos términos, pero sí hemos observado que para algunos la normalidad es «heterosexualizarse», lo que no deja de ser una forma de esconderse. Te ponemos un ejemplo: la pareja de chicos supermonos que tienen un piso, se casan y tienen niños… y son buenos vecinos, saludan en el ascensor y tal, y son limpios, y tienen un buen trabajo… Y no pisan el ambiente, no soportan a las maricas afeminadas y no encuentran razones para celebrar el Día del Orgullo Gay porque para ellos, su orgullo es el vivir el día a día. Seguro que conoces a alguno. Y aunque no lo parezca, esto no deja de ser una repetición del modo de vida heterosexual, con homofobia incluida. A ver si conseguimos poner en orden las ideas:

UNO

Igualdad sí. Por supuesto queremos la igualdad legal a todos los niveles así como la igualdad social. Y por supuesto que hay homosexuales que no quieren casarse, pero el derecho debe estar ahí para quien quiera ejercerlo.

DOS

La igualdad no implica repetir las cosas malas que hacen los demás. Tu normalidad puede no ser la de los demás. Aprende a respetar la manera y estilos de vida de otros siempre y cuando sea legal, como ellos hacen con la tuya

TRES

Nos encanta tu normalización pero oye, no te olvides de ser visibile. Tu excusa de «yo no tengo que contarle nada a nadie porque vivo con normalidad» es una forma de ocultarte a ti y a otros miembros del colectivo LGTB. Y esta es la clave: No tienes que contarle a nadie que eres gay, pero tampoco intentes parecer hetero. Y es que para algunos, la normalidad es vivir en una mentira.

CUATRO

Esas frases que tanto te gusta decir como «no entiendo el Orgullo Gay» o «el Orgullo es un circo. No me representa» no es sino un claro síntoma de homofobia. Nos alegramos mucho de que lleves una vida en la que nadie te discrimine, o al menos, que hasta ahora nunca nadie lo haya hecho. Y esperamos de verdad, que no te toque nunca una situación tan desagradable, pero como hemos dicho muchas veces, para ir al Orgullo no hay que ponerse tacones. Puedes ir con vaqueros y una camiseta, y oye, no entendemos que alguien, y mucho menos alguien homosexual, no quiera celebrar, pedir o reivindicar una cosa tan bonita como la igualdad. Y no te centres en que el Orgullo hoy es solo espectáculo de cuerpos desnudos y no hay reivindicación. El orgullo en sí mismo es una manera de luchar contra la discriminación, sobre cómo se organice dicha manifestación sí entendemos todo debate.

CINCO

«Yo no voy por el ambiente» es uno de tus mantras. Y nos parece genial que no vayas. Es más, a determinados sitios como el LL no se debería ir nunca, pero quizás deberías mirar por qué no vas. Los motivos más recurrentes son: «yo voy a sitios normales», «no me gustan los ghettos» o «no me gustan las locas». El primer motivo pues… vale. Entendemos que no te gusten las saunas, ni los cuartos oscuros ni sitios similares. Aunque no te lo creas, hay redactores en esta web a los que tampoco les gustan esos sitios. Lo del ghetto… ¿sabes qué pasa? Que hay gente que necesita su «espacio seguro». Un sitio donde estar tranquilo y donde nadie les moleste. Piensa por ejemplo, en el colectivo trans o en las lesbianas. Uy, a lo mejor hemos puesto un mal ejemplo porque probablemente tampoco quieras saber nada de ellos. ¿Eso no es discriminar? Respecto a lo de «no me gustan las locas», volvemos a uno de nuestros temas favoritos: a eso se le llama plumofobia. Y una cosa es que no te atraigan sexualmente -a mi no me atraen por ejemplo los tipos altos- pero ni los evito, ni huyo de los partidos de baloncesto. Cosa que tú si haces.

Y con esto queridos amigos, despedimos este pequeño post fruto de un pequeño cabreo. Cuando me vuelva a enfadar volveré con otro artículo parecido xD.

Ah, por favor. Os podéis ahorrar los comentarios del tipo «no respetáis a los que no quieren vivir como vosotros». Que cada uno haga lo que quiera, pero vivir en ese «armario de cristal» de la supuesta «normalización» lo único que hace es ocultar y dejar aún más en las sombras a esas personas que por actitudes como esa, se ven obligados a acudir a ese «ghetto» que tanto detestan. Así que no, no lo respetamos.

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X