L’OCH alerta de un aumento de agresiones LGTBfóbicas en Cataluña

Francisca Cifuentes, responsable de formación y estudios del OCH.

El OCH registra 35 agresiones en lo que llevamos de 2019 (el doble que el año pasado) y reclama medidas urgentes.


Hasta hace relativamente poco tiempo siempre presumí de poder pasear cogido de la mano de mi novio por las calles Barcelona y no sentir en absoluto ninguna preocupación. Siempre sentías alguna miradita, pero se quedaba en algo anecdótico en comparación a otras ciudades (tanto españolas como foráneas) en las que sí nos sentíamos monos de feria. ¡Una maravilla la Barcelona moderna y cosmopolita y ultra lgtbi-friendly!

Por desgracia, esa seguridad se va esfumando poco a poco y es que desde l’Observatori Contra l’Homofòbia (OCH) se alertó, en una rueda de prensa celebrada hace unas semanas, de que Cataluña está sufriendo una oleada de agresiones lgtbifóbicas, situándose en 35 el número de ataques que la asociación catalana llevaba registrados en los dos primeros meses de 2019; cifra que duplica los datos del año pasado durante la misma época.

Durante el mes de marzo registramos una incidencia diaria“, declaraba alarmado Cristian Carrer, coordinador técnico del OCH, durante la rueda de prensa en la que se aseguró que desde la asociación se ha celebrado una reunión con la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat para abordar el tema, y “crear una mesa de trabajo que establezca los recursos y los mecanismos necesarios para facilitar las denuncias, y acabar de implementar la Ley LGTBI catalana con un potente régimen sancionador que ponga fin con el sentimiento de impunidad de los agresores.”

En Cataluña, la violencia lgtbifóbica tuvo lugar especialmente durante las celebraciones de Carnaval; con agresiones en Olesa, Mataró, El Prat de Llobregat y Barcelona capital en tan solo un fin de semana.

Te in-Teresa
La venganza marica

Otra medida de l’Observatori para atajar el problema es la creación de espacios seguros para las personas LGTBI en salas de fiesta y eventos ajenos al ambiente (porque de vez en cuando también apetece), tales como Razzmatazz, Brunch In The Park y Brunch In The City. Y es que el Observatori prevé la ampliación de su exitosa campaña Festes Amables, que consiste en la instalación de stands de sensibilización para erradicar la violencia machista y lgtbifóbica en espacios de ocio tanto nocturnos como diurnos.

Un stand del Observatori en una fiesta en Cataluña. (Foto: El Món)

Hazte socio del Club Hazte Queer, llévate cosas exclusivas y colabora para que la web siga adelante.

A DESPELLEJARSE: