#ORGULLOLEAKS: El problema del World Pride contado para niños

Tiempo de lectura: 7 minutos

Te voy a contar la historia de Pepe.

ACLARACIÓN: Pepe no es tan guapo en la vida real pero así le hacéis más caso.

Pepe es un chico gay que vive en un pueblo muy pequeño de la provincia de Albacete de cuyo nombre no quiero acordarme. Un día Pepe, que está hartito de que en su pueblo se rían de él por ser gay y de no poder hacer las mismas cosas que hacen los que no son gais, decide juntarse con otros gais del pueblo (que resulta que hay un montón, muchos más de los que imaginaba) para protestar por el trato que reciben. Con el tiempo acaban siendo tantos que Pepe ya no puede invitarles a todos a café en el salón de su casa, así que van al Ayuntamiento a pedir una sala, un local, unas sillas, un algo. Al fin y al cabo Pepe y los otros gais del grupo pagan impuestos como los pagan los de la Asociación de Aficionados a Volar Cometas (hace mucho viento en su pueblo) o los del Grupo de Lectura de Novelas de Corín Tellado.

El Ayuntamiento entiende que si esos grupos, que se dedican a unas aficiones, reciben ayuda municipal pues Pepe y su grupo de gais que luchan por la igualdad del colectivo en la provincia también tienen derecho. “Es más“, piensa el alcalde, “en realidad Pepe tiene más derecho porque al final lo suyo no es una afición ni un estilo de vida, es una lucha por su dignidad y sus derechos.

Así que a Pepe y sus amigos les dan un local. Y un buen día, en mitad de un debate sobre las maldades del heteropatriarcado, a los del grupo les entra una sed tremenda. Hace mucho calor en Albacete. Entre los asistentes hay un señor que tiene un bar y les propone un trato: como cada vez viene más gente a estas reuniones, porque gracias al trabajo de todos cada vez hay más personas LGTB que no tienen miedo a exigir la igualdad, ¿qué le parece al grupo si él se encarga de llevarles las bebidas? Pepe y sus amigos aplauden la idea. ¡Por fin podrán beber agua fresquita!

El dueño del bar entonces se dedica a llevar bebidas a las reuniones que los demás pagan religiosamente y como cada vez pasa más tiempo llevando y trayendo botellas llega un momento que ya no está tan al tanto de lo que el resto del grupo quiere hacer. Pero le parece bien porque aunque no decida ciertas cosas, él está aportando su granito de arena. Y así pasa el tiempo y el Ayuntamiento, Pepe y el del bar se llevan muy bien.

Pero entonces un día el dueño del bar se da cuenta de que las reuniones cada vez son más multitudinarias, y la gente ha pasado de beber agua a beber algo más fuerte porque chico son muchas horas hablando. Pero hay algo más: como resulta que todos son fans de las mismas cantantes, a veces las reuniones empiezan súper serias y acaban todos haciendo playbacks de Mónica Naranjo (Diva de Albacete) hasta las 5:00 de la mañana. Así que propone montar un pequeño bar en el local porque está harto de cargar con las botellas. Al Ayuntamiento le parece fenomenal, porque de ahí sacará unos impuestos que antes no existían. A Pepe también le parece bien, porque al fin y al cabo gracias a que el del bar pone las bebidas el resto no se muere deshidratado. Y el del bar monta un nuevo bar gracias a que Pepe y sus amigos se reúnen para hacer cosas de mariactivistas y playbacks de Mónica Naranjo. Porque sí, se pueden hacer las dos cosas. Incluso ¡a la vez!

Fifo en lifertat

De repente una noche el del bar se va de fiesta al pueblo de al lado y un grupo de chicos se le acerca y le dice que oye, que qué guay lo de su pueblo, que ellos irían encantados a esas reuniones (pero a hacer playbacks, que lo otro es muy serio) pero no van porque el grupo de Pepe ha resultado ser muy variopinto y llaman mucho la atención (¡hay hasta señores con peluca!). Aunque a ellos no les gusta Mónica Naranjo. A ellos les gusta más Melendi, que es lo que escuchan el resto de sus amigos del pueblo; porque ellos son gais, sí, pero no por eso son diferentes a los heterosexuales. Si les pinchas, también sangran. Pero que ellos lo de los amigos de Pepe lo respetan mucho.

Y al del bar, aunque no lo quiera reconocer, le jode un poco que le digan eso porque por una parte de él (pequeñita) piensa que es una pena que haya gente que no vaya a colaborar al grupo de Pepe… Y otra parte de él (más grande) se cabrea porque son bebidas que no está vendiendo.

RECREACIÓN: El del bar a estas alturas del cuento.

Así que el del bar se reúne con el alcalde sin que se entere Pepe y le dice que mira, que “yo voy a hablar con Pepe para ver si puede decirle al señor con peluca que venga menos veces y voy a meter a un amigo mío dj que ponga Melendi al acabar las reuniones. O incluso un poquito antes así en plan: ‘Le he dado al play sin querer’. Y mientras tanto tú me das un dinerito para hacerme unos carteles y unos flyers y una web y que los LGTB de otros pueblos vengan aquí que será bueno para todos porque seremos muchos más y ya sabes que los LGTB tenemos mucho dinero, que nos sale por las orejas. Así que será bueno para el pueblo que vamos a parecer los más modernos y los más guays de todo Albacete“. El alcalde está encantado ¡por fin su pueblo va a convertirse en un destino turístico! Así que le dice que sí a todo. Porque oye ¡nadie sale perdiendo!

Pepe, sin embargo, no está tan contento. Porque de repente las reuniones que antes tenían para hablar de acciones para ayudar al colectivo se han convertido en fiestas; el ordenador con el que tomaban notas ahora sirve para poner música y las sillas que les cedió el Ayuntamiento se han amontonado para hacer un pódium. Pepe habla con el del bar y le dice que oye, que esto se ha desmadrado, que la idea era organizarse para protestar y reclamar derechos y que él entiende perfectamente que somos como somos y nos gusta más una fiesta que a un tonto un lápiz, pero que con tanto ruido no puede explicarles lo que tiene pensado para ayudar a las personas trans de Albacete. Que no son tantas pero también pagan impuestos.

El del bar tiene la música tan alta que no escucha nada de lo que Pepe le dice. De hecho encuentra que Pepe habla mucho y le espanta a la clientela, así que habla con el del Ayuntamiento y como el alcalde está encantadísimo porque los que vienen a la fiesta se están dejando una pasta en el hostal del pueblo y además lo han llenado todo de colorines y han conseguido que el pueblo sea trending topic en Instagram, le dice a Pepe que “ya te dejo yo otro local para que hagas tus reuniones, pero éste se lo vamos a dejar al del bar que mira lo bien que está yendo todo“.

¿VERDAD QUE SÍ, PEPE? ¡VIVA LA VIDA, PEPE!

Por cierto Pepe, que el ruido molesta a los vecinos del local y como esto lo montaste tú mira, aquí tienes tu multa.

Para cuando Pepe se da cuenta, lo que empezó siendo una reunión en su casa para mejorar las condiciones de vida del colectivo LGTB de Albacete se ha acabado convirtiendo en el Albacete Gay Festival All Inclusive Gay LGTB Gay Forever Universal 2017.

Pepe acabó de vuelta en su casa, con el rabo entre las piernas, sin ganas de pelearse con nadie y sirviéndole café al señor con peluca. Que no está ahí sólo porque en el AGFAIGLGTBGFU 2017 empezaban a mirarle mal; es que además resulta que aunque hacía muchos chistes y era el primero en ponerse a hacer playbacks ese hombre con peluca era el único que realmente le prestaba atención a Pepe cuando hablaba de los derechos LGTB.


En una realidad alternativa, por cierto, es el del bar el que un día llama a Pepe para proponerle organizar unas reuniones que ayuden a todo el colectivo. El del bar se ofrece a ayudar a Pepe con las bebidas mientras Pepe y sus amigos se encargan de luchar por el colectivo.


 

Salvo que seas muy boba (no lo descartemos todavía) es evidente que no me voy a ganar la vida escribiendo cuentos infantiles lo que te he explicado arriba es una simplificación muy absurda (pero certera) de lo que ocurre con el Orgullo de Madrid. Y, como te veo venir, también te he explicado lo que pasa con otros Orgullos en realidades paralelas España. Doy por hecho, evidentemente, que has entendido la moraleja de la historia: no pasa nada por reivindicar nuestros derechos en mitad de una celebración, pero sí que pasa cuando esa reivindicación acaba sepultada porque nadie supo/pudo/quiso pararle los pies al del bar.

Esto te lo explico, amiga mía, porque en los próximos días vamos a publicar en esta web diferentes informaciones sobre el World Pride 2017, que hemos decidido bautizar #OrgulloLeaks, con las que vamos a intentar explicarte algunas de las luces y sombras del que sin duda será el evento LGTB (más G que LTB) del verano.

Sé que es inútil que explique esto porque algunas ya estáis ahí ñiñiñiñi pensando que en esta página no hacemos más que criticar y destruir y dividir como si fuéramos los promotores del Brexit mariconcil. Pero queremos dejar claro antes de empezar a contar cosas que nuestra intención no será atacar porque sí a Pepe (que, por si no te has enterado, son la FELGTB y el COGAM), ni al Ayuntamiento (el de Madrid, no el del pueblo de Albacete) ni al del bar (que es AEGAL).

Lo que queremos es explicarte todo lo que ni Pepe, ni el del bar, ni el del Ayuntamiento te están explicando. Tanto las cosas buenas como las malas. Para que así entiendas qué estás apoyando, qué te estás perdiendo, quién se está enriqueciendo y, sobre todo, para que cuando te hayas informado bien te hagas la misma pregunta que llevamos meses haciéndonos nosotros:

¿DÓNDE ESTÁ EL ORGULLO?

 

-> Más #ORGULLOLEAKS aquí

El dueño del cortijo. Hidroboy dirige HazteQueer.com, escribe sobre muchas cosas en otros sitios y pone música en fiestas cuando le dejan.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: