PP y Ciudadanos acuerdan ceder terreno público en Málaga a la Universidad (privada) Católica de Murcia

Personas participando en una manifestación que no respetan portando una pancarta en la que no creen. (Foto: Las Voces del Pueblo)
Tiempo de lectura: 4 minutos
  • Partido Popular y Ciudadanos se ponen de acuerdo para tumbar una propuesta de IU que pedía rechazar la instalación de la Universidad Católica de Murcia en Málaga.

  • La UCAM es una de las universidades peor valoradas del país y su directiva ha mostrado su profunda homofobia más de una vez.

  • El Ayuntamiento de Málaga cederá 40.000 metros cuadrados de terreno público a la entidad privada a cambio de un canon y algunas becas.


Para no ser homófobos, hay que reconocer que tanto el Partido Popular como Ciudadanos lo disimulan fetén. A los primeros ya los conocemos de hace tiempo, a los otros hay algunos que los estáis descubriendo ahora. Pero serlo, lo son. Y para muestra un botón.

Si yo te digo “Universidad Católica de Murcia“, probablemente sientas un escalofrío ya solo por leer “Católica”. O por leer “Murcia”. Pero por si no estás al tanto de quiénes son los de la UCAM vamos a hacer un pequeño repaso a sus grandes logros en materia LGTB+. Hace unos años el presidente de la Universidad, Jose Luis Mendoza, ofreció un discurso para inaugurar el curso en el que dijo, por ejemplo, que “el mal llamado matrimonio homosexual es una abominación a los ojos de Dios“; y también cargó contra el aborto y la eutanasia.

Mendoza ya se enfadó muchísimo cuando se aprobó el matrimonio igualitario en España porque, según él, “permitir la adopción de niños a las parejas homosexuales es aberrante” porque “está demostrado que los niños que han sido educados por padres homosexuales han acabado siéndolo también ellos en un porcentaje muy elevado“.

En diciembre de 2016 la UCAM, junto a la Universidad Católica de Valencia y varias organizaciones ultracatólicas, formaron la “Plataforma por las libertades“. Y ya sabes qué significa cuando un católico se pone en el nombre “libertad”: que te quiere joder la tuya porque la única libertad válida es la suya. La asociación en cuestión, con Jaime Mayor Oreja y Lourdes Méndez (ambos ex políticos del PP), intentó recurrir la Ley LGTBI de la Comunidad de Madrid, pero se comieron una mierda. Para que te quede claro de qué pie cojean, dentro de esa Plataforma había organizaciones tan bonitas como la Asociación de Derechos y Víctimas de la Ideología de Género de Murcia.

Pues Jose Luis Mendoza, que va misas privadas del Papa porque son amiguis, tiene un motivo para estar contento: el Ayuntamiento de Málaga acaba de dar el visto bueno a la cesión de 40.000 metros cuadrados de terreno público para que pueda construir un nuevo campus de la Universidad Católica de Murcia. ¿Y gracias a quién?

Al Partido Popular y a Ciudadanos.

Ciudadaner: haz como Albert. TRÁGATELO.

Lo del Partido Popular era de esperar. Tanto que si no llegan a aprobarlo nos habrían decepcionado. Lo de Ciudadanos es muy divertido: en junio se suben a la carroza de los vientres de alquiler en el Orgullo LGTB+ para parecer súper gay friendlys y en octubre le ceden el terreno de todos a una organización privada y ultra católica que cree que el hecho de que las parejas gais tengan hijos es “abominable“.

Desde el Ayuntamiento su concejal de urbanismo, Francisco Pomares, ha defendido la aprobación de esta cesión de terrenos alegando que “es bueno para el desarrollo de la ciudad” porque el proyecto “está respaldado por el Comité Olímpico Español” y “traerá estudios vinculados con la actividad deportiva“. Todo el mundo sabe que si quieres ser atleta, vas a una Universidad Católica. Por su parte el concejal de Ciudadanos Francisco Pomares Alejandro Carballo (es que son lo mismo, qué estupidez poner dos nombres) ha querido matizar que a la UCAM no le saldrán gratis los terrenos; que “tendría que pagar un canon y le exigiríamos también otras contraprestaciones, como becas“.

¿Ceder 40.000 metros cuadrados de suelo público a un negocio privado católico a cambio de un canon y unas becas?

Desde Izquierda Unida Málaga para la Gente presentaron una moción reclamando que se rechazara la operación, pero PP y Ciudadanos votaron en contra y dieron vía libre a los planes de la UCAM. Tanto IU como PSOE y Málaga Ahora han denunciado la implantación en la ciudad de una universidad “de dudosa reputación” que está calificada entre las más bajas en el ranking de universidades españolas. Para estos partidos la UCAM no es más que un negocio privado que se dedica a vender títulos universitarios que no merece el trato de favor que le ofrece el Ayuntamiento. Y es que, como bien dice Sergio Brenes del PSOE, “si quieren venir que lo hagan, pero con sus medios, no a costa del patrimonio de todos los malagueños, que compren suelo y monten su negocio“.

Pero ya sabes cómo va esto: si hay negocio, la derecha lo ve bien. Cueste lo que cueste.

La buena noticia es que es bastante probable que el proyecto no llegue a nada. La competencia para autorizar la construcción e implantación de universidades privadas corresponde a la Junta de Andalucía, que ya denegó a la misma UCAM un plan similar para instalarse en Málaga.

La mala noticia es el espantoso ridículo que has estado haciendo (y seguramente sigas) al intentar convencer al mundo de que Ciudadanos es un partido súper gay friendly que piensa en las verdaderas necesidades del colectivo LGTB+.

Gracias, Albert.

Fuente | La Opinión de Málaga

El dueño del cortijo. Hidroboy dirige HazteQueer.com, escribe sobre muchas cosas en otros sitios y pone música en fiestas cuando le dejan.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: