El colectivo LGTB+ se mira a RuPaul cada vez con más lupa y menos ganas ¿Está la reina de reinas empezando a agotarse y a agotarnos?


Tranquila, cari. Cierra el twitter (que ya ibas a ponerme a caer del burro) y lee, que no voy a destrozar la increíble figura que RuPaul supone a nivel mundial para el colectivo LGTB+.

Pero sí voy a tirarle un poco de la peluca.

Ru Paul, huye…

Y es que, como hemos podido comprobar con las últimas noticias… Parece como si RuPaul fuera menos RuPaul que antes.

Primero se metió en un jardín al decir que no metería a ninguna mujer trans en su Drag Race porque eso sería competir con ventaja. Y ahora la polémica es otra: el vestido que quiso llevar Manila Luzon. Como sabéis, Manila está participando actualmente en el All Stars 4 y publicó una foto del vestido que iba a utilizar en uno de los episodios. ¿Qué pasó? Sí, lo habéis adivinado (o ya lo sabíais, que sois muy listas):

Ru Paul censuró el vestido porque lo consideraba ‘de mal gusto’

Excuse me?.

Como publicó la propia Manila en su Instagram, RuPaul le hizo elegir otro vestido para el Challenge «Curves and Swerves» porque el que había elegido era «de mal gusto».

Y digo yo…

¿No se basa todo el programa (y el arte del drag) en saltarse las normas para destruir estereotipos?

Bianca te está juzgando…

El vestido original era un corsé grande hecho como si fuese una compresa manchada de sangre (falsa, obviamente). La gran falda roja estaba diseñada por Dallas Coulter, y Manila explica que tenía muchas ganas de usar ese vestido ya que celebra una experiencia humana perfectamente normal.

Pero el programa es de RuPaul… y RuPaul es el programa, así que puede hacer y deshacer a su gusto. Al forzar a Manila a cambiarse de vestido, la drag se acabó decantando por un vestido inspirado en Chanel que se llevó los elogios de todos los jueces. ¿Casualidad? No lo sabremos. Pero al menos Manila ha podido aclarar cuáles eran sus intenciones.

En su publicación de Instagram, la drag explica que tiene muchas admiradoras mujeres jóvenes que pueden sentirse presionadas por la sociedad y se avergüenzan de su periodo, y que su intención era usar ese vestido para normalizar la menstruación. Pero RuPaul no estaba de acuerdo. Evidentemente en el episodio no aparece ni rastro de la polémica (no vaya a ser que RuPaul quede mal), pero -como la propia Manila reconoce- al menos su participación en el programa le ha dado una oportunidad para enseñarlo y que su intención llegue a sus fans.

El post de Manila se llenó de comentarios apoyando a la drag… y también de muchos criticando la decisión de RuPaul; que parece sumarse a una larga lista de decisiones y declaraciones que cada vez sientan peor en el colectivo LGTB+ y hacen que algunos ya no sepan si RuPaul no quería enseñar el traje porque ahora está en una cadena generalista -y no quería escandalizar al público- o porque, tal vez, RuPaul crea que la regla es… algo de señoritas cis.

Y es que aunque es innegable que RuPaul es una figura clave en el colectivo LGTB+ americano y mundial, parece que estos últimos años está mostrando unas opiniones muy rancias que no concuerdan con el mensaje que ha transmitido y por el que ha luchado durante tantos años. ¿Por qué no dejar que usen un vestido que normaliza la regla? ¿Por qué no dejar que mujeres trans participen en su programa?

¿Es Ru Paul tránsfoba y misógina?

Cuidao que te leo, maricón.

Lo siento, pero la respuesta es .

Pero RuPaul no es más misógina o tránsfoba que nosotros mismos. Porque aunque formemos parte del colectivo LGTB+ también hemos recibido una formación y una educación social que nos empuja a ser misóginos y tránsfobos y racistas y homófobos… Algunos (famosos o no) hacemos lo posible por escuchar y aprender del resto de colectivos.

Pero RuPaul… más bien todo lo contrario.

Gia Gunn, otra participante de All Stars 4, reveló que se enfrentó a Ru Paul por varios comentarios tránsfobos que RuPaul le habría dirigido durante la grabación del programa pero que, evidentemente, nunca llegaron a emitirse:

«Nunca me sentí bienvenida por RuPaul mientras participé en All Stars y me sentí más como una cuota de castigo que la productora tuvo que cumplir para no ser juzgada.«

Y es que no podemos olvidar que debajo de RuPaul (y sus mensajes de autoayuda) hay un señor gay cis, que ha trabajado duro para gozar ahora mismo de una posición muy privilegiada dentro de lo mainstream, alcanzando una clase social muy alta. Por eso es irónico (o desesperante) ver lo rápido que parece haberse acomodado a todo eso, sabiendo que proviene del mundo underground y ha vivido la discriminación en sus propias carnes. Claro que no es la primera ni la última: ahí está Felipe González, que pasó de liderar la lucha obrera a conseguir que una huelga de sus sindicatos afines paralizaran un país.

¿Acabo de comparar RuPaul con Felipe González?

Lo siento, RuPaul.

Estamos en 2019 y la sociedad va a seguir evolucionando aunque tú consideres que ya has tenido suficiente.

¿Tal vez es hora de decirle lo de…

Quizá deberíamos de decir a Ru Paul…
Sashay away?