Registran una ley para prohibir la homosexualidad en Ucrania

Un grupo de homófobos protesta contra un Orgullo LGTB en Ucrania
Tiempo de lectura: 3 minutos
  • El ex vice primer ministro Ucraniano registra un borrador de ley que busca criminalizar las relaciones homosexuales y castigarlas con multas económicas y prisión.

  • La ley tiene pocas probabilidades de salir adelante, pero es el inicio de la propaganda que precederá a las elecciones ucranianas de dentro de unos meses.


Hala, otro país al que abuchear durante el Festival de Eurovisión.

El ex vice primer ministro ucraniano (y, actualmente, diputado en la oposición), Oleksandr Vilkul, acaba de registrar un proyecto de ley con el que quiere proteger “la moral pública” multando y encarcelando a todos aquellos seres humanos de la sensibilidad que tengan relaciones homosexuales. Sí, tú ríete y piensa que no va contigo. Pero tu cuñado el facha que dice que votará a VOX, votará a un partido que en cuanto pueda propondrá lo mismo. Y YA VERÁS LA GRACIA QUE TE HARÁ.

(Claro que muchos ya estáis votando al partido que llevó a un señor al Congreso a decir que estamos enfermos o al que solo se acuerda de nosotros para sacarnos la pasta).

Oleksandr Vilkul

El borrador de la Ley 9183 dice, entre otras cosas, que es necesaria una ley que proteja los valores morales ucranianos porque el estado le está prestando demasiada atención a “el problema artificialmente creado de la discriminación a personas con orientaciones sexuales no tradicionales. Según el texto en Ucrania no existe la LGTBfobia, lo que pasa es que las personas que son constantemente discriminadas y atacas por su orientación sexual o identidad de género tienen la mala suerte de encontrarse con “hooligans” (literal) que pegarían a cualquiera. Eso sí: los Orgullos, las marchas por la igualdad y los actos culturales LGTB+ se tienen que prohibir porque promocionan “comportamientos desviados.

Pero lo gordo: Vilkul quiere multar con una cifra de entre 1000 y 1500€ a las personas que mantengan una relación homosexual, y 3000€ si esa persona es un funcionario público. En el caso de que el maricón de turno no pueda hacer como los maricones de antaño y se empeñe en vivir en libertad y exigir que se respeten sus derechos humanos, le pueden caer de tres a cinco años de prisión (seis, si cobras un sueldo público). Además se castigaría con tres años de prisión la importación, distribución o posesión de material que “promueva la homosexualidad“.

Y ésta es mi parte favorita: Vilkul quiere eliminar de la legislación ucraniana todas las referencias a la “orientación sexual“, la “identidad de género” y la “igualdad de género; y cambiarlo por frases tan bonitas como: “igualdad de derechos entre hombres y mujeres”.

La buena noticia es que todo apunta a que el borrador de la ley presentada por Vilkul o bien no superará los trámites parlamentarios o será rechazada directamente; sobre todo porque ha de pasar por un Comité de Derechos Humanos que vigila precisamente que no haya ningún tipo de discriminación en la ley. Pero hay una mala noticia: el momento en que Vilkul ha presentado la ley.

Ucrania celebrará elecciones presidenciales dentro de poco más de año y medio y elecciones al parlamento en menos de un año. Como denuncian desde Open Democracy, la táctica de Vilkul se basa en utilizar el odio LGTBfóbico para generar aún más sentimiento antieuropeo en el país, acusando (falsamente) a la Unión Europea de querer cargarse el país introduciendo valores contrarios a los ucranianos.

Y viendo lo que acaba de pasar en Brasil, tal vez lo de los abucheos en Eurovisión sea lo último que debería preocuparnos.

Fuente | Open Democracy

El dueño del cortijo. Hidroboy dirige HazteQueer.com, escribe sobre muchas cosas en otros sitios y pone música en fiestas cuando le dejan.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: