Rumanía celebrará el referéndum para prohibir el matrimonio igualitario en octubre

  • Los más de 3 millones de firmas recogidas por asociaciones anti-LGTB llevan al gobierno rumano a aprobar un referéndum los próximos días 6 y 7 de octubre para decidir si prohíben el matrimonio igualitario en la propia Constitución del país.
  • Si Rumanía llevara a cabo esa reforma, su Constitución quedaría fuera de la legalidad europea e internacional puesto que vulneraría los derechos humanos del colectivo LGTB+

Si hay una cosa que en esta web nos hemos cansado ya de repetir es que os hagáis mecenas de la página las mayorías NUNCA deben votar sobre los derechos de la minoría. Fíjate si lo hemos repetido, que acabo de darme cuenta de que el último artículo que escribí sobre este tema empezaba con esa misma frase. Pues a pesar de lo pesados que somos, esa situación ya ha ocurrido en varios países del mundo que no se atreven a dar el paso hacia la igualdad LGTB+ y han sometido a referéndum la legalización del matrimonio igualitario, como por ejemplo Australia.

Por lo visto en Rumanía no nos leen mucho y no han aprendido lo de las minorías, los derechos y los referéndums y finalmente el Senado ha aprobado la celebración de un referéndum los próximos días 6 y 7 de octubre para modificar la Constitución (si eres español como nosotros puede que al leer esa frase te haya estallado la cabeza) y hacer que en ésta se defina el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, y no la de dos cónyuges como estipula ahora. Prohibiendo así de forma tajante y definitiva el matrimonio igualitario.

Ya hace mucho tiempo que se sabía que esto iba a ocurrir. El Parlamento del país ya aprobó la celebración de ese referéndum el año pasado después de que se presentaran más de tres millones de firmas de ciudadanos que pedían ese referéndum. La recogida de firmas la organizó la Coalición por la Familia, un grupo de 30 organizaciones que promueven los valores tradicionales cargando constantemente contra los derechos del colectivo LGTB+

Kim Davis visitó Rumanía para apoyar a los homófobos que no quieren que tengamos sus mismos derechos. Por eso están en una Iglesia.

Pero lo más sangrante de este caso es que el referéndum está avalado por el presidente del país, Liviu Dragnea, que es a su vez presidente del PARTIDO SOCIALISTA. No sabemos qué opinan el resto de socialistas europeos de este tema (y algo me dice que no lo sabremos), pero los socialistas rumanos están a tope con la celebración del referéndum; aunque con la boquita bien pequeña y un hilillo de voz han propuesto que se intenten volver a regular las uniones civiles (algo parecido a lo que ocurre en Italia, que no hay matrimonio igualitario pero sí uniones civiles que, en la práctica, no sirven para nada).

Evidentemente las organizaciones LGTB+ rumanas y europeas ya han puesto el grito en el cielo. Varias organizaciones del país se han propuesto llevar el referéndum ante el Tribunal Constitucional de Rumanía porque consideran que el voto va en contra de la propia Constitución del país. Desde el resto del continente organizaciones como Amnistía Internacional o la Comisión Europea por las Leyes sobre Orientación Sexual han denunciado que el referéndum vulnera los derechos de las personas LGTB+. Desde ILGA-Europe también están decididos a plantar cara porque, como explica Arpi Avetisyan (abogada de la organiazación), “en lugar de reconocer que todo el mundo tiene los mismos derechos humanos y la misma protección bajo la ley, este referéndum fomenta la homofobia y puede resultar en cambios constitucionales que violarían la legislación europea e internacional“.

Si finalmente el resultado del referéndum lleva a que el gobierno modifique la Constitución y prohíba el matrimonio igualitario la situación de Rumanía como miembro de la Unión Europea… se va a quedar tal cual. Lo ideal sería decir que esa membresía correría peligro, pero ¿a quién vamos a engañar? Llevan años discriminándonos en Europa y por mucha protesta a los que mandan ya les va bien. Habrá que ver cómo explica Europa que a pesar de haber dejado claro que todos los países miembros de la Unión están obligados a reconocer los matrimonios homosexuales celebrados en cualquier otro país de la Unión se permite que Rumanía no solo no reconozca esos enlaces (actualmente no lo hace) sino que además los prohíbe constitucionalmente.

Fuente | Pink News

El dueño del cortijo. Hidroboy dirige HazteQueer.com, escribe sobre muchas cosas en otros sitios y pone música en fiestas cuando le dejan.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: