Series DEL TERROR que lo petan

American Horror Story, True Blood y The Walking Dead han dejado bien claro a la industria televisiva americana que las series de temática sobrenatural pueden acaparar tanto el beneplácito del público como de la crítica. El problema ha sido toda la avalancha posterior de productos protagonizados por toda suerte de criaturas del averno (y no me refiero al cásting de Gandía Shore).

Esta temporada se estrenó 666 Avenue Park, con más pena que gloria, y la temporada pasada The River se comió un mojón más grande que el culo de Nicki Minaj. Y es que no basta solo con meter cuatro vampiros, zombies, brujas u hombres lobo para que el engranaje de una serie funcione. Hace falta algo más. Hace falta volverse locos del coño. Como está pasando con las temporadas actuales de American Horror Story: Asylum y The Walking Dead, que nos están dejando sin aliento y a las que vamos a hacer un breve repaso para desgranar las claves de su éxito.

THE WALKING DEAD (TERCERA TEMPORADA)

TWD es, seguramente, el producto de éxito más irregular de todos. Audiencias estratosféricas para una historia que a ratos ha tenido más relleno que el paquete de Beckham en sus fotos para H&M. Dicen las malas lenguas que la lentitud de las dos primeras temporadas se la debemos a la mano de Frank Darabont que está ya chocheando y solo sabe crear personajes odiosos, tramas aburridas e imprimir un ritmo cansino a una serie que debería tenernos en tensión cada episodio. Y no deben ir tan desencaminados porque ha sido mandarle a tomar Fanta y mejorar la cosa. 

La segunda parte de la segunda temporada ya mejoró enteros y esta tercera está siendo un subidón constante de adrenalina. Cada semana salen nominados algunos de los personajes de esta especie de reality apocalíptico y eso hace que disfrutemos de la muerte de gente que nos caía como el culo. La división de la historia en dos partes ha hecho, además, que los capítulos cobren mayor interés y las tramas se vuelvan más ágiles. La tensión y el terror psicológico también han ido in crescendo y si sigue en esa línea, va a ser sin duda la mejor temporada de todas. Terroríficamente buena.

[youtube_sc url=»http://www.youtube.com/watch?v=3ji3ccVIQE4″]

AMERICAN HORROR STORY: ASYLUM (SEGUNDA TEMPORADA)

Muchos creían que la primera temporada de American Horror Story era insuperable. E incluso algunos incautos se atrevieron a insinuar que no podía esperarse nada bueno de esta segunda temporada. Bien, para ellos se queda, no sé, Revolution o cualquier basura de estas hispterianas. A mí es que gustan las buenas series con idas de olla monumentales. Y de eso trata Asylum.

Mejor fotografía que la anterior temporada, ambiente más claustrofóbico, personajes más extremos, situaciones hilarantes y un ritmo endiablado que te hace permanecer pegado a la pantalla de tu ordenador sin pestañear. Con lo malo que es eso con el tema del refresco. Pero no os tiene que importar acabar con la vista cansada y con un glaucoma ocular.

Ese sanatorio mental regentado por las monjas más hijas de puta de la historia (con perdón de las españolas, que se llevan la palma en maldad y en robar niños) nos trae cada semana una ración de las peores pasiones humanas, una crítica voraz al conservadurismo americano, a la doble moral y bueno, que ya sabemos cómo es Ryan Murphy (Glee, Nip/Tuck), un canto (nunca mejor dicho) a los excesos que no parece tener fin.

Además, esta segunda miniserie puede disfrutarse independientemente de la primera, que se queda en nada comparada con lo que estamos viendo por mucho que digan cuatro memos sin criterio.

 [youtube_sc url=»http://www.youtube.com/watch?v=GH9IabUc_Mk»]

¿Nos echas una mano?

En HazteQueer.com llevamos casi 8 años hablando de la actualidad y la cultura LGTB+ como nos da la gana y para poder seguir haciéndolo necesitamos tu ayuda. Hazte mecenas en nuestro PATREON y colabora para que podamos seguir dando caña como siempre lo hemos hecho.

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X