TANGA Party! te invita a financiar a VOX

Hace un tiempo una persona que llegaba a un cargo bastante llamativo dentro de las cositas que hacemos en el colectivo LGTB+ me dijo: «Oye, si ves que la cago dame caña en la web ¿eh?» El nuevo director de Pride BCN no me ha pedido eso, pero no creo a Ferran Poca le moleste que le pregunte esto:

Como ya sabréis ayer la ultraderecha fascistas española se reunió en el Teatro Barceló de Madrid a celebrar un aquelarre facha en el que gritar muy fuerte VIVA ESPAÑA mientras le llenan los bolsillitos al vividor de Abascal… y al dueño del Teatro Barceló: Don Pedro Trapote, gran amigo de Froilán.

Pedro Trapote, chocho… ¡cuánto tiempo sin verte!

Otros que también contribuyen a llenarle los bolsillos a Trapote son los organizadores de Tanga Party!, la fiesta gay (he dicho bien, gay) de la promotora Locamente, que desde que dio el salto de Barcelona a Madrid se celebra un domingo al mes en el mismo teatro en el que los que salen a la calle los sábados por la noche con la cara tapada a apalear maricones ayer coreaban lo de «soy el novio de la muerte«.

Por si eres de fuera de Madrid y no sabes de qué teatro te estoy hablando (ya sabes cómo son los madrileños, si no está a 2 paradas de metro de Chueca ya es provincia), el Teatro Barceló es éste:

Y, por si te sirve para reconocerlo (que debajo de la bandera se esconden muchas cosas), es el mismo teatro en el que hace un tiempo se pinchó el himno de España para defender «la unidad» del país.

Con todos estos antecedentes no hace falta ser un lince para saber que don Trapote es un poco facha… Perdón, que me ha dado un calambre en el dedo y no he podido acabar la frase. Decía que Don Trapote es un poco facha y no tiene complejo ninguno a la hora de mostrarlo. Y eso no tiene por qué ser un poblema (aquí cada uno que se cuelgue la bandera que le dé la gana); hasta que pasas de tapar tu teatro con una tela a cederle espacio (y financiar, a ver a dónde te crees que va el dinero que recuadan los de Cañas Por España) a un partido fascista que aboga por retirarle los derechos a tu clientela del domingo.

Te diré más. ¿Ves a estos jóvenes tan pizpiretos y tan fascistillas junto a Santiago Abascal?

Pues si Rubén Lodi ahora no tuviera el objetivo puesto en un sillón en Ciudadanos (y ya sabes que para hacer eso tienes que mirar la foto de arriba y pensar «¡viva la libertad de expresión, maricón!«), le preguntaríamos por las agresiones LGTBfóbicas en Madrid en los últimos seis meses y puede que nos sorprendiéramos al descubrir que los agresores se parecen mucho a esta panda de amiguitos con cara de que sus padres tienen el mismo apellido.

¿Y por qué te estoy contando todo esto?

Porque esta misma tarde Tanga Party! celebra su Carnaval en la misma sala en la que ayer más de 700 jóvenes menores de 30 años abucheaban e insultaban al colectivo LGTB+ cuando Santiago Abascal dijo en su discurso contra «la dictadura de lo políticamente correcto» que en las universidades españoles ondeen banderas LGTB+.

Las mismas banderas que hoy, con toda la desvergüenza del mundo, desde Locamente piden a los asistentes que lleven a la misma sala para tomarse un gin tonic y festejar que la vida es un carnaval:

Y mira que yo con estas cosas tengo mucho tacto porque os conozco y va a salir la rubia de turno a decir que escribo esto porque me han pagado desde otra fiesta (¡qué más quisiera yo que que alguien me pagara por escribir en esta web!); pero es que estamos llegando a un punto de gilipollez que hasta a mí (que lo he visto casi todo en esta vida) me sorprende.

Por supuesto que los MARICONES no nos vamos a callar ante VOX ni ante nadie que intente reprimir nuestros derechos. Pero es que al seguir celebrando TANGA Party! en el Teatro Barceló no estáis demostrando a VOX que no os callarán: le estáis llenando los dineros a Trapote & Co., que son los que financian los actos con los que VOX propaga sus mentiras LGTBfóbicas.

Para que no se diga, lo explica muy bien Paco Tomás:

Es decir, estáis financiando directamente cosas como ésta:

Sí: VOX y HazteOír son la misma mierda.

La respuesta del equipo de TANGA Party al acto LGTBfóbico (machista y racista y fascista) de VOX no puede ser volver a llenar la misma sala, porque eso solo tiene un resultado: más dinero para Tanga y para el Teatro Barceló. ¿Queréis demostrar vuestro compromiso con el colectivo LGTB, que para eso ponéis la bandera en el fondo del comunicado? Buscad otra sala (que es difícil, pero tenemos experiencia en emergencias). O cancelad esta fiesta. O cambiadla de fecha. O donad todos los beneficios de la fiesta a FELGTB. Eso sí es una muestra de ORGULLO. No un story mal escrito en Instagram.

Pero no. Vosotros, que tenéis la misma poca vergüenza que los que llevaban las banderas LGTB+ a la manifestación de Colón parque nadie se fijara que los que nos apalean estaban escondidos detrás, le pedís a la gente que lleve la bandera LGTB+ al Teatro Barceló para hacer EXACTAMENTE LO MISMO.

Pero lo peor no es eso. Lo peor no es que TANGA Party! demuestre que le importan un pito nuestra dignidad y nuestros derechos siempre que ellos puedan seguir cobrando entrada. Lo peor es que son los mismos que, cuando llega el calor, cogen el palo más grande que encuentran y se lo meten a la bandera LGTB+ por detrás para ondearla en un Orgullo en el que no creen.

Por que si creyeras en el Orgullo, Ferran Poca (director de Locamente, organizador de Tanga Party y DIRECTOR DE PRIDE BCN), mostrarías respeto al colectivo del que vives y al que dices defender y cancelarías la fiesta de esta tarde, buscarías otra sala y harías un Tanga Antifascista en el que recaudar dinero para combatir los delitos de odio.

Tal vez en Locamente lo entendáis si esta tarde comprobáis que, después de lo de ayer, la bandera LGTB+ no vuelve a entrar en el Teatro Barceló.

Y demostraríais mucha más dignidad que los que están dentro.

Visto lo visto, miedo me da lo que nos podemos encontrar este año en el PRIDE BCN…


P.D.: He visto una cosa en Twitter que me he quedado boba y, os lo confieso, me ha dolido un poquito. Y eso que le conozco menos que a los que montan la fiesta.

Pero es que no me vale. Yo sí he rechazado muchos trabajos en salas o con promotores con cuya filosofía no comulgo. Por ejemplo, Locamente. No se acaba el mundo.
En mi caso mi compromiso no está con mi música, ni con mi trabajo. Está con mi dignidad y mis derechos. No dan de comer, pero me ahorro escribir según qué cosas y duermo muy bien.

Mejor que nunca, de hecho.

P.D.2: Leyendo esto tal vez entiendas por qué lo de financiar esta web se vuelve cada vez un poquito más complicada. Como tenemos amplia experiencia en cargarnos toda posibilidad de conseguir anunciantes para la página de forma preventiva, considera hacerte miembro del Club Hazte Queer. Desde 2$ al mes, ayudas a que podamos seguir dedicándole tiempo a esto y te llevas cositas. Gracias.

Hazte socio del Club Hazte Queer, llévate cosas exclusivas y colabora para que la web siga adelante.

A DESPELLEJARSE: