Tus amigas se han ido al pueblo, tu novio a la playa y tu amante a la sierra.

Tú estás trabajando… o no tienes un duro para irte de vacaciones. Siempre puedes recurrir a cobrar-por-follar para sacarte ese sobre sueldo que te hace falta para disfrutar de tus merecidas y paradisíacas vacaciones, eso ya depende de tu moralidad, nosotros te damos ideas.

Así que lo poco que te queda es tirarte a la bartola en la cama y entre siesta y paja  siesta verte una peli. Podría ponerme culto y darte una lista de películas rancias y exquisitas que no te deberías perder… Pero mira con estos calores y sofocos veraniegos, vamos a ponernos petardos que se nos da mucho mejor.

Pasa página y sigue leyendo