Turnbull contenta a los conservadores australianos estudiando cómo legislar la «libertad religiosa»

  • El Primer Ministro australiano crea ahora un comité que estudie cómo implantar la «libertad religiosa» para contentar a los ultra-conservadores contrarios a la aprobación del matrimonio igualitario.
  • Los colectivos LGTB+ esperan que esto no retrase la aprobación de la ley y exigen estar representados en ese comité para evitar que se utilice como forma de discriminar legalmente a las parejas homosexuales.

¿Te acuerdas de todo el confetti que tiraste cuando se publicó el resultado de la encuesta postal de Australia y felicitaste al país y montaste un fiestón en tu Facebook? Pues ve sacando la escoba porque te va a tocar barrer, que aquí no hay nada que celebrar (aún).

Ya te dijimos por activa y por pasiva que Malcolm Turnbull, el Primer Ministro del país, no tiene ninguna intención de aprobar el matrimonio igualitario. Si la hubiera tenido lo habría hecho directamente en lugar de intentar primero un referéndum e inventarse después lo del voto postal. Y por mucho que dijera que si el resultado era favorable a la legislación el parlamento haría su trabajo y legalizaría el matrimonio entre personas del mismo sexo hacíamos bien en desconfiar de él.

Si Turnbull no legisló el matrimonio igualitario directamente fue, básicamente, porque prometió a la extrema-derecha más conservadora que no lo haría. Y es que Turnbull gobierna gracias al apoyo de esa extrema-derecha. Ahora que el país ha hablado y un 62% de los australianos ha dicho que quieren que se legalice de una vez Turnbull está sujetando la patata caliente de legislar y arriesgarse a cabrear a los ultra-conservadores o pasar del tema. Hace unos días canceló una de las dos semanas de sesiones parlamentarias que quedan antes de las vacaciones de Navidad con la excusa de dar más tiempo al senado para debatir la ley. Ahora ha ido un pasito más allá: ha prometido que el gobierno estudiará cómo implantar la «libertad religiosa» que daría derecho a los homófobos a discriminar a los matrimonios homosexuales.

Y lo hace justo después de asegurar que la culpa del alto porcentaje del NO en la encuesta postal la tuvieron los musulmanes.

«La inminente legalización del matrimonio homosexual ha recibido una variedad de propuestas para hacer una reforma legislativa que proteja la libertad religiosa. Muchas de esas propuestas van más allá del inmediato problema del matrimonio» ha explicado Turnbull, y añade que «cualquier reforma para proteger las libertades religiosas en su totalidad ha de ser tomada con cautela. Hay un alto riesgo de consecuencias involuntarias cuando el Parlamento intenta legislar protecciones a derechos y libertades básicos, como la libertad religiosa.»

Para llevar a cabo esa revisión de una posible legalización de la «libertad religiosa» (ya sabes, la norma que daría visto bueno a los homófobos para, por ejemplo, negarse a atender en un negocio a una pareja homosexual porque el matrimonio entre ellos va contra su religión) Turnbull ha designado un grupo formado por Philip Ruddock, antiguo Fiscal General de Australia que ha dedicado gran parte de su carrera en los últimos años a luchar contra cualquier avance del colectivo LGTB+.

En 2004 fue el responsable de forzar la prohibición de las uniones civiles homosexuales y prohibir la adopción por parte de parejas del mismo sexo. En 2006 quiso impedir que un hombre australiano contrayera matrimonio con otro hombre en los Países Bajos negándose a expedir un certificado que mostrara que no había impedimento para que ese hombre pudiera casarse. Incluso llegó a llevar a juicio un caso en el que quiso impedir a un hombre gay que tuviera acceso a la pensión como veterano del ejército de su pareja.

Vamos, un sol.

Philip Ruddock en una foto nada satánica ni mal intencionada

«El Honorable Philip Ruddock es la persona adecuada para llevar a cabo esta revisión«, ha dicho Turnbull, «En sus muchos años de vida pública ha mantenido un compromiso inequívoco con la diversidad cultural y religiosa en este país.»

Las organizaciones LGTB+ del país ya han puesto el grito en el cielo exigiendo que la ley del matrimonio homosexual se apruebe de una vez y se haga de forma limpia, sin enmiendas que protejan el derecho a la discriminación por parte de los homófobos. Pero como el gobierno de Turnbull parece empeñado en contentar a los ultra-conservadores han solicitado que dentro de ese panel que estudie la «libertad religiosa» haya representantes del colectivo puesto que esa ley afecta desproporcionadamente a las personas LGTB+. Como explica Rodney Croome, de la ONG Just.equal, «la libertad religiosa se utiliza demasiado a menudo como una excusa para discriminar a las personas LGTB+, así que es vital que nuestra comunidad esté representada en esa revisión. El panel que han anunciado incluye a varios expertos en derechos humanos, pero esas personas no tienen por qué estar necesariamente familiarizadas con las preocupaciones del colectivo.»

En una carta enviada al Parlamento varias organizaciones LGTB+ han exigido que se respeten los derechos del colectivo en ese panel, asegurando que «la libertad religiosa genuina ha de ser respetada y protegida pero nunca ha de volverse en un arma que se utilice contra las minorías vulnerables.»

A pesar de todas estas maniobras de Turnbull para seguir retrasando y boicoteando la aprobación del matrimonio igualitario en Australia se sigue esperando que la ley sea aprobada antes de que acabe 2017. Los resultados de esta comisión que estudiará la «libertad religiosa» deberían publicarse en marzo de 2018 y, en principio, no debería afectar a la aprobación del matrimonio.

Pero conociendo a Turnbull y su capacidad para sacarse de la manga excusas que paren lo imparable… Nada nos sorprendería.

Fuente | Pink News

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X