Un acto de homofobia desata el Orgullo arcoiris en un suburbio de Boston

Una pareja de lesbianas volvió de vacaciones y descubrió que su bandera del Orgullo había sido robada y su fachada estaba llena de huevos. El vecindario se unió para demostrarles que el amor siempre vence al odio.

[divider]Actualidad | Sonrisas y lágrimas[/divider]

Cuando Cari (sí cari, se llama Cari) y Lauri Ryding se fueron de vacaciones no esperaban volver a su barrio, Natick (un suburbio de Boston), y encontrarse lo que se encontraron.

Justo antes de marcharse Cari y Lauri colgaron una bandera del Orgullo LGTB en su casa como muestra de apoyo y homenaje a las víctimas de la masacre del club Pulse de Orlando. Al volver la bandera ya no estaba y había sido sustituida por un montón de huevos estampados contra su fachada. «Nos hizo tambalearnos«, cuenta Cari.

Cari se mudó al barrio hace 23 años junto a su marido, a la calle Strawberry Hill, y desde el primer momento se enamoró del ambiente del lugar. Nadie se metía con nadie, todo el mundo se apoyaba, y daba igual quién fueras o cómo vivieras, «me enamoró la diversidad de las generaciones, y cómo hay un compromiso para que eso se mantenga, hay gente de todas las edades, formas, tamaños y preferencias.»

Los vecinos acogieron a Cari y su familia de forma maravillosa y fueron un gran apoyo cuando se separó de su marido. Le llevaban la cena si estaba enferma, cuidaban de sus hijos. Y no hubo ni una sola mirada extraña cuando Cari se casó con Lauri y ésta se mudó a la casa. «Me acogieron. Acogieron nuestra relación» explica Lauri.

Lauri y Cari
Lauri y Cari

Así que imagínate, en mitad de ese barrio idílico, el shock que le supuso a la pareja descubrir un acto de vandalismo homófobo. Alguien había robado su bandera y les había tirado huevos a la fachada por colgarla. Cari y Lauri llamaron a la policía y preguntaron a sus vecinos en Facebook si alguien sabía quién había sido, pero nadie sabía nada. «Fue la primera vez que alguien nos mostraba algún prejuicio en Natick. No lo habíamos experimentado nunca y rompió un poco nuestro capullo.»

El acto vandálico no impidió que la comunidad volviera a unirse y en mitad del debate sobre lo ocurrido a los vecinos se les ocurrió una idea: «¿Por qué no colgamos todos una bandera? No pueden quitarlas todas» explica Dennis Gaughan, cuya mujer se encargó de organizarlo todo. Rápidamente se pusieron en contacto con el Rainbow Peace Flag Project, una organización que regala banderas del Orgullo LGTB a los residentes de Natick, consiguieron una para cada casa y un montón de niños en bicicleta las repartieron por todo el barrio. De golpe y porrazo todas las casas del vecindario tenían una bandera arcoiris ondeando en su fachada.

23natick-flag2-11638

Una de las vecinas que colgó la bandera fue Lois McGillivray, que tiene 85 años y lleva 50 viviendo en la misma calle. «Nunca he conocido a nadie capaz de hacer lo que esa persona le hizo a esa casa. Éste es un lugar en el que nadie molesta a nadie, no importa cómo vivas, mientras no te dé por cavar en tu jardín y tirar la basura en el mío.» Neil Podolski, que es judío, también pidió que le dieran una bandera para ondearla porque consideraba que lo que le había ocurrido a Cari y Lauri no estaba bien: «¿Quién nos dice que mañana no nos encontraremos una esvástica en nuestra casa?»

Neil Podolski con su bandera ondeando en su fachada
Neil Podolski con su bandera ondeando en su fachada

Cuando Cari y Lauri se encontraron el barrio lleno de banderas arcoiris, volvieron a enamorarse de su comunidad. «El acto de miedo y maldad de una sola persona ha creado un poderoso testimonio del amor. Nos sentimos muy bendecidas y muy afortunadas.»

cari-and-lauri-ryding-and-support-x750

«El miedo de alguien fue una llamada a la acción» explica Cari, «pero el amor y apoyo de nuestros vecinos también lo ha sido. Y el amor derrota al odio. El amor gana. Nosotras ganamos.»

P.D.: Sí, es verdad. Alguien debería enviar un e-mail a la Rainbow Peace Flag Project para avisarle de que la bandera que están repartiendo no es exactamente la bandera del Orgullo LGTB. Es la que se utilizó en italia como protesta contra la guerra de Irak. Pero oye, es una historia demasiado bonita como para ponernos tocapelotas.

 

P.D.2: Mail enviado.

 

[divider]Fuente: The Boston Globe[/divider]

¿Te ha gustado?

Si podemos escribir lo que escribimos es porque no le debemos favores a nadie. Haztequeer.com se financia únicamente con las aportaciones de nuestros socios y colaboradores afines. Suscríbete y, cuantos más seamos, más tiempo podremos dedicarle a la página 😉

La loca que lo ha escrito

COMPÁRTELO (o te raja)

X