Un hetero (latino) dueño de un bar gay de Texas la lía con una foto apoyando a Trump

Uno de los dueños (hetero y latino) del bar gay Old Plantation de Texas posa en un mítin de Trump y… en Arcópoli no entienden qué tiene de malo.


El ser humano ha hecho muchas cosas bien a lo largo de su historia, pero todos sabemos que dentro de unos siglos (si seguimos por aquí) nos estudiarán por esa cosa en la que todos (absolutamente todos) somos unos ineptos: el uso de las redes sociales.

Y si no que se lo digan a Johnny Alcantar, uno de los cinco dueños del bar gay Old Plantation en El Paso, Texas; al que no se le ocurrió otra cosa que publicar esta foto en sus perfiles:

View this post on Instagram

🇺🇸🇺🇸🇺🇸

A post shared by 🌎JOHNNY ALCANTAR (@_johnnyalc) on

Vaya, parece que España no es el único país en el que la comunidad LGTB+ (y sus “aliados”) se despista y acaba apoyando al candidato que la quiere muerta.

Como te puedes imaginar, la foto levantó mucha polémica entre la clientela habitual del bar y las opiniones no se han hecho esperar. ¿Y qué dicen los clientes? EXACTO: Que aunque Donald Trump sea un homófobo desgraciado que está matando de hambre a la comunidad LGTB+ y encerrando a niños en jaulas, todo el mundo tiene derecho a manifestarse junto a quien le parezca Johnny es imbécil.

No es Johnny, pero podría serlo

Puta Kahlo (literal), una de las drag queens más populares de la zona, publicó en su Facebook un texto en el que se quedó bien a gusto tras ver la foto del apoyo de Johnny a Trump:

Te in-Teresa
Un festival perruno contra el cruising en el parque

Vosotros, heteros, sois los primeros en aprovecharos de nuestra comunidad y nuestro arte pero no dudáis a la hora de apoyar a un hombre que ha dicho que las personas trans son una carga, que no ha hecho una mierda por la comunidad salvo tratar de eliminarnos, que ha despreciado a las mujeres, y ha perpetuado la retórica racista y xenófoba.

Os dejamos un vídeo de una actuación de Puta Kahlo porque es lo más y se lo merece. Si vais a Texas, saludadla:

Pero el Old Plantation tiene otros cuatro dueños y ha sido uno de ellos, Mark Adkins (que en los medios aparece como “CEO”… ¿Se puede ser más boba CEO de un bar? ¿¿??), el que ha publicado en Facebook un comunicado pidiendo disc… Ehm… bueno:

Queremos dejar una cosa cristalinamente clara: el Old Plantation NO APOYA las opiniones de Trump, especialmente las referidas a la comunidad LGBTQ. El Old Plantation fue construido por y para la comunidad LGBTQ y todo el mundo debería saber eso.

Después de decir lo que dicen todos los negocios LGTB+ cuando les pillan manifestándose con VOX siendo un poco homófobos, Adkins explicó que Johnny “invirtió algunos de sus ahorros duramente ganados” en el bar, pero que no representa a la comunidad: “Es muy fácil olvidar cómo expresar y mostrar amor cuando los políticos, incluyendo a nuestro presidente, están sembrando la división a través de sus palabras y sus políticas. Tengo fe, sin embargo, en que el amor siempre ganará.

Oye Mark, una cosa. Es que es muy fácil echarle la culpa a los políticos de la división y el odio mientras estás sentadito en tu casa escribiendo un post de Facebook pensando que eso cambia algo. Tal vez, una forma de no permitir que el odio se difunda, es no aceptar dinero para tu negocio (“por y para la comunidad LGTB+”) de manos de un señor heterosexual homófobo latino (…) y fan de Donald Trump que se va a beneficiar de nuestra comunidad.

Te in-Teresa
Así utilizó Rusia varios grupos LGTB+ para influir en las elecciones norteamericanas

No sé, es una idea.

Igual que se me ocurre, queridas amigas que tan indignadas estáis por la homofobia de la extrema derecha española, que igual que a alguna iluminada se le ocurrió que la mejor manera de boicotear a Rusia por su Ley Anti Propaganda Gay era dejar de comprar vodka ruso (recordad, el Absolut es sueco, que vaya ridículo hizo alguna)… A lo mejor una buena forma de mostrarle a los maricones de Ciudadanos y PP que no vamos a tolerar el uso que hacen del colectivo para blanquear sus vergüenzas fascistas no yendo a sus fiestas y sus bares.

Eso si es que existe alguna fiesta, discoteca o bar gay (por y para la comunidad, no lo olvides) propiedad de gente que apoya el blanqueo del fascismo… Que seguro que no. ¿Verdad?

Por cierto, que me faltaba lo mejor: la excusa de Johnny. Porque siempre hay una excusa. Pues Johnny ha hablado con la prensa y ha dicho que él es de Arcópolino tenía intención de hacer daño a nadie. No sabía todas las cosas que Trump está haciendo sobre derechos LGTB+. Pero tengo que apoyar a nuestro presidente porque es nuestro actual presidente; no tengo otra opción.

Ay, Pedro Sánchez, qué pena que no haya más Johnnys en España, ¿eh?

Hazte socio del Club Hazte Queer, llévate cosas exclusivas y colabora para que la web siga adelante.

A DESPELLEJARSE: