Un hombre gay de 28 años muere al inyectarse silicona en los genitales

Jack Chapman (Foto: Facebook)
Jack Chapman (Foto: Facebook)
Tiempo de lectura: 2 minutos
  • Un chico de 28 años muere en un hospital de Seattle por un fallo respiratorio provocado por varios años de inyecciones de silicona en el pene y el escroto.

  • Jack Chapman, que junto a su pareja Dylan eran conocidos en redes sociales de BDSM y modificación corporal, compartía habitualmente en Tumblr imágenes e historias sobre su transformación corporal.


Jack Chapman, un joven de 28 años originario de Australia, murió el pasado 15 de octubre en el hospital Swedish Medical Center de Seattle Washington, tras inyectarse silicona en los genitales. 

El “síndrome de embolismo por silicona” es una de las cuatro causas de la muerte de Jack listadas en su certificado de defunción, junto a una hemorragia alveolar difusa (sangrado en los pulmones), un fallo respiratorio agudo y neumonitis. Que son los síntomas que suelen presentar los pacientes que sufren ese síndrome por inyectarse silicona. Tanto la policía como el hospital han aclarado que la muerte de Jack no se está tratando como sospechosa y, por lo tanto, no hay ninguna investigación abierta.

Jack Chapman (Foto: Facebook)

Jack, al que también se conocía como Tank Heathcliff Hafertepen, mantenía una relación de esclavo/amo con el diseñador y desarrollador Dylan Hafertepen. La pareja era muy conocida en redes sociales, donde compartían imágenes y consejos sobre sus prácticas sexuales; entre ellas la inyecciones de silicona. Jack llevaba varios años inyectándose silicona en el escroto y en el pene y compartía imágenes del resultado en un Tumblr que ha sido eliminado tras su muerte.

En una captura de ese Tumblr realizada antes de que lo borraran todo, se puede leer a Jack explicando en noviembre de 2014 cómo son y cómo se hacía él esas inyecciones que, recordemos, son “ilegales” porque se trata de un proceso de modificación corporal que no está ni regulado ni aprobado. ¿Por qué? Se pregunta el señor que va a la sauna con un pene gigantesco: porque ES POTENCIALMENTE MORTAL. POR ESO.

Jack explicaba que sus inyecciones las realizaba un “profesional de la salud” con “mucha experiencia en este procedimiento“; pero también avisaba del gran riesgo que implica si se hace mal. Pero también si se hace bien, como se ha acabado demostrando.

En un post publicado en sus redes sociales un amigo de Jack (que también estaba en una relación con Dylan Hafertepen -Dylan, además de con Jack, estaba con otros tres hombres-) explica que los amigos y familiares de Jack están devastados. Jack, que colaboraba activamente con asociaciones de lucha contra el SIDA, llevaba meses con tos persistente y al presentar problemas para respirar fue al hospital. Lo que en un principio se pensaba que era una infección pulmonar acabó siendo algo mucho más serio.

Dylan y Jack Hafertepen (Foto: Facebook)

Desde Gay Star News han hablado con Dylan, la pareja de Jack, que aunque en un principio se mostró abierto a hablar sobre el chico terminó la conversación en cuanto le preguntaron por las inyecciones de silicona y el (evidente) uso de esteroides: “Tank era un hombre increíble y no quiero que se le recuerde por aquello que contribuyó a su muerte“.

Fuente | Gay Star News

El dueño del cortijo. Hidroboy dirige HazteQueer.com, escribe sobre muchas cosas en otros sitios y pone música en fiestas cuando le dejan.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

A DESPELLEJARSE: