Un nuevo local en Londres quiere ofrecer cafés con… mamadas

Llevamos varios años viviendo un auge de la filosofía del emprendedor. No paran de salir gentes de bien por la tele y por todas partes diciéndote que tienes que emprender, que tienes que buscarte la vida, que el mundo ha cambiado y ahora cada uno ha de labrarse su futuro.

Pues Bradley Charvet se lo ha tomado en serio y ha decidido juntar dos de las cosas que más le gustan en el mundo (a él y a medio mundo -por “medio mundo” me refiero a los hombres-): el café y las mamadas.

anigif_enhanced-buzz-11333-1408995340-4

Si todo va bien (o mal, según se mire) un nuevo local en Londres ofrecerá a los clientes la posibilidad de disfrutar de una mamada mientras se toman un café. La idea del negocio es colaborar con BumPix, una red social de trabajadores sexuales, para ofrecer cafés y mamadas (de 15 minutos) por unas 50 libras. Si la mamada se alarga, se aplicará un plus de 10 libras por cada 15 minutos extras. Aunque en principio la idea es ofrecer el café con final feliz a hombres heterosexuales, Charvet ya ha declarado que también piensan ofrecer servicios a hombres gays. Incluso abrir un Fellatio Cafe (así lo van a llamar, todo muy sutil) para mujeres.

1_gif

Charvet y los de BumPix son tan emprendedores que aún no han abierto el local en Londres y ya están planteándose hacer lo mismo en Ginebra.

Pero lo cierto es que, con toda probabilidad, la idea nunca llegue a realizarse. Las leyes contra la prostitución en Inglaterra son tremendamente restrictivas. Tanto que, como señalan desde Vice, dos trabajadores sexuales no pueden compartir piso por “motivos de seguridad. A Myles Jackman, un activista por la libertad sexual, le cuesta “ver cómo varios trabajadores sexuales van a poder trabajar en el mismo sitio sin que eso constituya regentar un burdel, algo ilegal bajo el marco legal actual.

Te in-Teresa
#IDIOTEZ Denuncian a The Black Room por su concurso de mamadas

Charvet y BumPix dicen que tienen un abogado soltero que está trabajando para que todo sea factible puesto que parece que han encontrado un agujero legal que les permitiría abrir el negocio. Pero ha de ser un agujero legal del tamaño de tu ano un agujero negro super masivo, porque no hay forma de que el modelo encaje en la legalidad: si el negocio abre, los dueños serían detenidos por regentar un burdel y a las trabajadoras sexuales se las detendría en una redada. Si el café ofrece explícitamente sexo por dinero, a los dueños se les podría detener por controlar a las trabajadoras y trabajadores involucrados. Si los que cobran son los que hacen las mamadas y los dueños se llevan un tanto por ciento, quebrantarían la ley que prohíbe sacar beneficios de actos inmorales.

RECREACIÓN: El abogado
RECREACIÓN: El abogado

Y lo peor de todo no es todo eso, es que un portavoz de BumPix no pinta una situación nada cómoda para las trabajadoras y trabajadores del local. Según han explicado, las chicas que quieran trabajar como “camareras” del local tendrán que enviar su currículum a la app, donde la comunidad les votará para elegirlas. Una vez allí el cliente conocería a su “camarera” y empezaría la fiesta. Pero desde la app no explican cómo protegerían a la gente que trabaje allí de posibles clientes chungos, simplemente aseguran que el cliente comprobará que la persona elegida en la app es la que le “sirve el café”.

Por muy cachonda que parezca la idea, parece bastante claro que en realidad se trata de una maniobra de marketing que no está yendo del todo bien para la app en cuestión. Varios grupos de trabajadores sexuales han criticado la posible idea, dejando claro que la batalla que tienen entre manos para legalizar el trabajo sexual en el país no pasa por meter a varios trabajadores en un local controlados por un encargado: “apoyar la despenalización del trabajo sexual también implica tener mucho cuidado con la explotación que ocurre en la industria sexual. Aunque dudamos que este negocio pueda abrirse en Reino Unido, esperamos que los trabajadores sexuales en Ginebra o Tailandia o donde sea que trabajen bajo una dirección tengan los recursos necesarios para organizarse en contra de sus explotadores. Eso significa trabajar en condiciones de seguridad y salubridad, tener buenas condiciones de trabajo, un sueldo digno, posibilidad de crear un sindicato y el apoyo de otros sindicatos para poder llevar a cabo acciones como una huelga”, declaran desde la Sew Worker Open University.

Te in-Teresa
"La difícil vida fácil", la verdad sobre la prostitución masculina

Total, que vete olvidando de irte un finde a Londres a ver musicales o visitar Buckingham y tomarte un café que te descargue las tensiones acumuladas.

Aunque claro, eres gay: siempre te quedarán los “suck u now” de Grindr.

winking_lucille_arrested_development

Hazte socio del Club Hazte Queer, llévate cosas exclusivas y colabora para que la web siga adelante.

A DESPELLEJARSE: