Un tribunal de Milán obliga a una pareja a ponerle a su bebé un nombre “más distintivamente femenino”

  • Un tribunal de Milán obliga a una pareja a cambiar el nombre a su bebé de 18 meses por otro que deje claro que es una niña, o será el juzgado el que decida cómo llamarla.


Blu.

Así querían llamar Luca y Vittoria a su bebé de 18 meses, pero al gobierno italiano no le ha hecho demasiada gracia la idea.

Vittoria y Luca. Para que veáis que no nos lo hemos inventado.

Blu es un acrónimo de “Bella Luminosa Única” (no voy a ponerme a valorar lo que se fuman Luca y Vittoria) y es el nombre que la pareja quería ponerle a su bebé, que por lo menos hasta que hable ha sido identificado como una niña. Pero a la Fiscalía no le gusta el nombre porque, según han explicado, “el nombre impuesto al bebé ha de corresponder con su sexo“.

Todo viene de un decreto ley aprobado en el año 2000 que obliga a que los niños tengan nombres de niño y las niñas tengan nombre de niña. Un tema de importancia capital para el beneficio de toda la sociedad y el mantenimiento del estado del bienestar. Sí.

Según la Fiscalía, BLU es “un nombre moderno relacionado con la palabra inglesa Blue -el color azul- y no puede considerarse único y atribuible a una persona femenina“. Es por eso que, un año y medio después de inscribirla en el Registro Civil, un tribunal de Milán ordenó hace unos días a los padres que corrijan el Certificado de Nacimiento eligiendo un nombre “más distintivamente femenino” o será el juzgado el que decida cómo se llama la niña.

Vamos, que la hija de Jay-Z y Beyoncé no podría llamarse Blue si hubiera nacido en Italia.

Cuando nos presentamos en la oficina del registro nos avisaron de que podría haber riesgo de que nos cancelaran la petición“, ha explicado Luca al diario italiano Il Giorno. Luca y Vittoria no pensaron que fueran a tener ningún problema porque según el Instituto Nacional de Estadística italiano hay al menos seis otros bebés, la mayoría niñas, que ya se llaman Blu/Blue. De hecho hay otro caso parecido en el mismo tribunal protagonizado por otra niña llamada Blu en la misma ciudad.

La pareja tenía hasta el 24 de mayo para decidirse por otro nombre, aunque ya dejaron claro que piensan luchar por poder llamar a su bebé como les dé la gana. Básicamente porque el bebé lleva un año y medio siendo llamada Blu y responde al nombre y no creen que sea positivo para el bebé cambiarle el nombre a estas alturas de la vida.

Aunque en realidad es todo más sencillo: Son sus padres. Que le llamen como les salga de los ovarios.

Fuente | Gay Star News

El dueño del cortijo. Hidroboy dirige HazteQueer.com, escribe sobre muchas cosas en otros sitios y pone música en fiestas cuando le dejan.

Si te gusta el contenido que generamos y quieres ayudarnos a poder dedicarnos a este proyecto a tiempo completo, hazte mecenas de la web. Desde 1€ al mes ayudarás a que la web siga viva y tendrás acceso prioritario a cierto contenido, además de recibir contenido exclusivo para mecenas.

¡A despellejarse vivas!